SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
16/04/22
Regiones: Perú
Desterrar los oligopolios
Por Jorge Paredes Terry

¿Qué es un oligopolio? En pocas palabras y de la forma más clara, podemos decir que un oligopolio es un sistema de mercado en el que un pequeño grupo de productores, distribuidores y/o vendedores se reparten la producción y comercialización de uno o varios bienes o servicios.

Es este pequeño grupo quien se encarga de establecer los niveles de producción, los precios de mercado, la forma de distribución y comercialización. Es por ello que se dice que el oligopolio se considera como un sistema de mercado de estructura de competencia imperfecta.

Para muchos, este sistema de mercado puede ser considerado un punto intermedio entre un mercado de estructura de competencia perfecta o un sistema de libre mercado y el monopolio. Recordemos que en el monopolio toda la producción y comercialización de un producto, bien o servicio, está en manos de un solo productor o vendedor.

Mientras que en un mercado de competencia perfecta hay muchos compradores y muchos vendedores de un bien o producto. Por su parte el oligopolio, en lugar de un solo productor o vendedor, encontramos un reducido grupo que controla de forma autónoma el mercado. Conocido el concepto vamos a trasladarnos a nuestro mercado y analizar nuestra realidad.

Farmacias y laboratorios

Cuando usted compra en BTL, Arcángel, Fasa, Punto Farma, Mifarma o Inkarma en realidad se lo adquirimos al mismo grupo económico: Intercorp, de propiedad del hombre más rico del Perú, Carlos Rodríguez Pastor.

En enero del 2018, este conglomerado se convirtió en propietario del 83% de las cadenas de farmacias de todo el país al absorber a su principal competidor: la peruana Quicorp, que también era dueña de los laboratorios Quilab, Cifarma, y las distribuidoras Química Suiza y Albis. (Fuente: ojo público)

Grupo Romero, que es controlado por el banquero Dionisio Romero Paoletti. Dicho conglomerado económico tiene 13 compañías vinculadas al negocio alimentario, de transporte, combustible, bancos y aseguradoras, cuyos niveles de facturación los ponen en la mira de la regulación estatal. (fuente: ojo público)

A continuación, aparece Intercop de Carlos Rodríguez Pastor y sus ya citadas inversiones en boticas, financieras, laboratorios y supermercados. Después, el Grupo Breca, de la familia Brescia Cafferata, en los sectores de minería y salud. En esta lista también ubicamos a la suiza Glencore y sus seis operaciones mineras en Lima, Junín y Cusco; así como al conglomerado chileno Falabella con cinco supermercados, bancos y tiendas por departamentos; y a la compañía extractiva local Minas Buenaventura, que tiene como accionista al extitular de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Roque Benavides, y que posee cinco proyectos mineros. (Fuente: Ojo público).

¿Qué hacer frente a los oligopolios?

Es urgente una ley de defensa efectiva del consumidor y de protección del marco de competencia, pero lamentablemente, nuestro país ha padecido de serias debilidades en este ámbito, provocando que un grupo pequeño de  empresarios abusen de su control del mercado.

El año 2019 se emitió el Decreto de Urgencia 013-2019 que establecía el control previo del Estado para evitar operaciones de concentración empresarial en el Perú. La Norma pretendía  evitar que las fusiones entre compañías acaparen el mercado y afecten a los consumidores con repentinas alzas de precios por falta de competencia.

Lamentablemente pasaron casi 3 años y esta herramienta jamás sirvió, los oligopolios en el rubro de farmacias, bebidas, pesca y alimentos existe y existirán hasta que de una vez se decida desde el gobierno ponerle fin. Los proyectos de ley presentados tienen ese fin, vamos a ver si esta vez el pueblo gana la batalla.

Fuente:
Rebelión

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales