SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
08/04/22
La OTAN declara su intención de incluir a todos los países
Por Eric Zuesse

Cuando una alianza militar encabezada por el país más poderoso del mundo (Estados Unidos) hace público que es hostil contra los otros dos países más poderosos (Rusia y China) (con el objetivo de controlarlos), entonces existe en realidad para conquistar (incluir), en última instancia, a TODOS los países, y para sustituir a las Naciones Unidas -la actual fuente autorizada de derecho internacional*- por el «orden internacional basado en reglas» propuesto por Estados Unidos, cuyas «reglas» no provienen de la ONU prevista por Franklin Delano Roosevelt (FDR), sino que provienen del Estado Profundo o Complejo Militar-Industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial, de los multimillonarios que controlan las empresas de armamento y de extracción global y de los medios de comunicación y del propio Gobierno de Estados Unidos, Gobierno que será impuesto al mundo (a todos los países excepto a Estados Unidos) por el país más poderoso del mundo (Estados Unidos), que había creado y lidera esa alianza militar (la OTAN) y que ahora pretende públicamente conquistar (controlar) el mundo entero.

Esto es lo que acaba de ocurrir. El 6 de abril, Al-Mayadeen Media Network, un canal independiente de noticias por satélite árabe, tituló «El jefe de la OTAN se muestra abiertamente a favor de atacar a China, cita la postura de Ucrania como excusa», e informó de que el 5 de abril, Jens Stoltenberg, jefe de la OTAN, dijo que (según ellos):

La OTAN pretende profundizar en la cooperación con sus aliados asiáticos en respuesta al inminente «reto de seguridad» que supone China, que se niega a condenar la operación militar rusa en Ucrania.

En una conferencia de prensa celebrada el martes, Stoltenberg anunció que la Alianza recibirá a los ministros de Asuntos Exteriores de los Estados de la OTAN, además de Finlandia, Suecia, Georgia y la Unión Europea. También se invitó a los socios de Asia-Pacífico, como Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur. Dijo que la actual «crisis de seguridad» tiene «implicaciones globales».

Los ministros debatirán nuevos conceptos estratégicos en relación con la guerra de Ucrania, además de abordar, por primera vez, la «creciente influencia y las políticas coercitivas de China en la escena mundial, que suponen un desafío sistémico para nuestra seguridad y nuestras democracias».

«Vemos que China no ha querido condenar la agresión de Rusia y se ha unido a Moscú para cuestionar el derecho de las naciones a elegir su propio camino», dijo Stoltenberg. El general de la OTAN instó a los Estados miembros, en su mayoría democracias liberales, a levantarse contra «los poderes autoritarios».

Según Freedom House, una organización financiada por Washington, 5 de los 30 miembros de la OTAN no se consideran completamente democráticos: Turquía, Albania, Hungría, Montenegro y Macedonia del Norte.

Stoltenberg espera que haya una mayor cooperación entre la OTAN y los socios de Asia-Pacífico en materia de «control de armamentos, cibernética, híbridos y tecnología».

Pekín ha dejado cada vez más claro que no impondrá sanciones a Rusia y que mantendrá una postura independiente respecto a Ucrania, que no es parte en el conflicto y que será una fuerza de paz y mediación si es necesario.

La crisis de Ucrania ha sido ahora oficialmente globalizada por el régimen estadounidense para abarcar a todas las naciones; y, en efecto, «O eres aliado de Estados Unidos, o eres enemigo de Estados Unidos».

Así es como el ganador del Premio Nobel de la Paz, el presidente de EE.UU, el presidente Barack Obama, declaró esto a los cadetes que se graduaban en la academia militar de élite, West Point, el 28 de mayo de 2014, sólo tres meses después de su exitoso golpe para derrocar y reemplazar al presidente democráticamente elegido de Ucrania en febrero de ese año, y en el momento del inicio de su intento de programa de limpieza étnica para eliminar a los residentes en las zonas de Ucrania donde los votantes habían votado abrumadoramente (90% y más) por el recién derrocado presidente democráticamente elegido de Ucrania:

Estados Unidos es y sigue siendo la única nación indispensable. Eso ha sido cierto durante el siglo pasado y lo será en el siglo venidero. … La agresión de Rusia hacia los antiguos estados soviéticos inquieta a las capitales de Europa, mientras que el ascenso económico y el alcance militar de China preocupan a sus vecinos. Desde Brasil hasta la India, las clases medias en ascenso compiten con nosotros, y los gobiernos buscan una mayor participación en los foros mundiales. … Será tarea de su generación responder a este nuevo mundo.

Les estaba diciendo a los militares que la competencia económica de Estados Unidos, contra las naciones del BRICS, es un asunto clave para el ejército de Estados Unidos, y no sólo para las corporaciones privadas de Estados Unidos; que los contribuyentes de Estados Unidos financian el ejército de Estados Unidos, al menos parcialmente, para imponer las voluntades y ampliar la riqueza de los accionistas de las corporaciones de Estados Unidos en el extranjero; y que los países contra los que Estados Unidos está en competencia económica son «prescindibles», pero Estados Unidos «es y sigue siendo la única nación indispensable». Esto, supuestamente, también autoriza a las armas y tropas de Estados Unidos a luchar contra los países cuyos «gobiernos buscan una mayor participación en los foros mundiales». En otras palabras: Impedir que las economías en crecimiento crezcan más rápido que la de Estados Unidos. Hay otro nombre para la ideología supremacista del Gobierno estadounidense. Este término es «fascismo».

La realidad, de la que no se habla en público (ya que Estados Unidos no es una democracia), es que el Gobierno de Estados Unidos hace propaganda contra gobiernos extranjeros y luego perpetra sanciones, golpes de estado y/o invasiones militares, contra ellos, con el fin de imponer a los títeres dictatoriales del imperio estadounidense, y luego aplastar cualquier democracia que haya existido allí. Este fascismo estadounidense no sólo ocurrió en Irán en 1953, en Guatemala en 1954 y en Chile en 1973, sino que también ocurre hoy en día, mucho después de que la excusa «anticomunista» haya terminado en 1991.

*El papel de la ONU en la creación y aplicación del derecho internacional es, por desgracia, fundamentalmente diferente de lo que había sido la intención de la persona, el presidente de EE.UU. Franklin Delano Roosevelt, que inicialmente tuvo la idea de esa organización en 1941, y que luego propuso su nombre, «las Naciones Unidas», en la Conferencia de Dumbarton Oaks, en 1944, cerca del final de la Segunda Guerra Mundial. Su intención era acabar con todos los imperialismos, con cada uno de los imperios, y sustituir todo el orden internacional imperialista, que había creado AMBAS Guerras Mundiales, sustituyéndolo por una república federal democrática entre TODAS las naciones, de manera que ninguna nación siguiera siendo un imperio, ni tampoco un país vasallo (o «aliado») de un imperio. Sin embargo, FDR murió el 12 de abril de 1945, y su sucesor inmediato, Harry Truman, cuyo héroe era su secreto neoconservador (es decir, EE.UU. – Dwight Eisenhower, decidió (siguiendo el consejo de Eisenhower), el 25 de julio de 1945, desechar el plan de la ONU de FDR, y la Administración de Truman, por lo tanto, remodeló el diseño de la ONU en lo que ahora existe – tan débil que el objetivo del Gobierno de EE.UU. ahora se convirtió en que el propio Gobierno de EE.UU. pudiera dictar en última instancia la política de la ONU. El objetivo del Gobierno de EE.UU. se convirtió en que el propio Gobierno de EE.UU. pudiera dictar a todo el mundo lo que sería efectivamente el «derecho internacional», que, poco después de la disolución de la Unión Soviética en 1991, comenzó a convertirse, cada vez más públicamente, en el «orden basado en normas» (u «orden internacional basado en normas») que sustituye cada vez más a las Naciones Unidas.

*Eric Zuesse, el próximo libro del historiador investigador Eric Zuesse (de próxima publicación) será AMERICA’S EMPIRE OF EVIL: Hitler’s Posthumous Victory, and Why the Social Sciences Need to Change. Trata de cómo Estados Unidos se apoderó del mundo después de la Segunda Guerra Mundial para esclavizarlo a los multimillonarios aliados de Estados Unidos. Sus cárteles extraen la riqueza del mundo mediante el control no sólo de sus medios de «noticias» sino de las «ciencias» sociales, engañando al público.

Artículo publicado en One World.

Fuente:
PIA Prensa Internacional Alternativa

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales