SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
23/09/22
Movilización en Rusia: confrontación geopolítica con Occidente

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó un decreto sobre movilización parcial para participar en una operación especial en Ucrania a partir del 21 de septiembre de 2022. Señaló que los ciudadanos que están en la reserva estarán sujetos al servicio militar obligatorio y recibirán capacitación adicional.

“Para proteger nuestra patria, su soberanía e integridad territorial, para garantizar la seguridad de nuestro pueblo y nuestro pueblo en los territorios liberados, considero necesario apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y el Estado Mayor General para realizar una movilización parcial en la Federación Rusa. ”, dijo Putin.

La esencia de las medidas.

Está previsto movilizar únicamente a personas con experiencia, principalmente aquellas que hayan servido en el ejército y tengan rango. Según el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, está previsto llamar a unas 300.000 personas. El documento, publicado en el sitio web del Kremlin, señala excepciones por edad, salud o antecedentes penales con prisión. Además, las medidas no afectan a los estudiantes y alumnos. Cada región rusa proporciona el procedimiento de movilización, el tiempo y el volumen en los temas de la Federación Rusa lo determina el Ministerio de Defensa. Como bono para los movilizados, las autoridades rusas están desarrollando actualmente un sistema de beneficios, vacaciones de crédito y pagos de contratos dignos.

La movilización parcial se lleva a cabo en el contexto de los próximos referéndums en las repúblicas de Donetsk y Lugansk y las regiones de Zaporizhzhia y Kherson, que se llevarán a cabo a fines de septiembre. Durante la votación, los residentes locales decidirán su propio destino.

Un paso contra la estrategia destructiva de Occidente

Putin en su discurso prestó especial atención a explicar la necesidad de tales medidas, destacando que la urgencia de la situación se debía a un desafío geopolítico para Rusia. El presidente ruso enfatizó que el objetivo de Occidente es debilitar y destruir a Rusia, y como parte de este enfoque, ya han impedido que Ucrania se convierta en una cabeza de puente antirrusa. Además, Rusia respondió al desafío con una operación especial, después de que Kiev rechazara una solución pacífica del conflicto en Donbass y reclamara armas nucleares. A continuación, habría ocurrido un ataque a Crimea, explicó Putin, y en esas circunstancias la decisión de lanzar la operación era la única posible. El objetivo final de Rusia no es la guerra, sino la liberación del Donbass y la desnazificación de Ucrania.

“La República Popular de Lugansk ya ha sido limpiada casi por completo de neonazis. La lucha en la República Popular de Donetsk continúa. Aquí, durante ocho años, el régimen de ocupación de Kiev ha creado una línea profundamente escalonada de fortificaciones a largo plazo”, dijo Putin, “Su asalto frontal habría resultado en grandes pérdidas, por lo que nuestras unidades, así como las unidades militares de las repúblicas de Donbass, están actuando sistemáticamente. , de manera competente, utilizando equipos, ahorrando personal y liberando la tierra de Donetsk paso a paso.

Es importante señalar que el papel desestabilizador clave en la región ni siquiera lo juega Kiev en sí, sino precisamente Occidente. Putin llamó la atención sobre el hecho de que Ucrania estaba casi lista para dar pasos pacíficos después del inicio de la operación especial, pero Occidente presionó al país y comenzó a inyectarle armas de la OTAN, además de enviar mercenarios extranjeros provistos de tecnología moderna.

La guerra no es contra Ucrania, sino un enfrentamiento geopolítico con Occidente

Mientras tanto, Rusia, de hecho, no libra ninguna guerra con la propia Ucrania. Es una confrontación global con la OTAN, el Occidente colectivo y sus estructuras para garantizar su propia integridad territorial y seguridad. Si Rusia no hubiera lanzado una operación especial, se habría quedado mirando pasivamente cómo los armamentos de la OTAN se acumulan cerca de sus fronteras y los agentes occidentales conducen sin problemas guerras mentales, provocando el separatismo en ciertas regiones y, a largo plazo, la división y división de la estado. En la batalla por su propia soberanía, Rusia está lista para usar todas las oportunidades disponibles, enfatizó Putin.

El hecho de que el objetivo de Rusia sea solo defender la seguridad de su propio territorio y un amortiguador en forma de Donbass, y no desatar una gran guerra (y especialmente nuclear) lo confirma el hecho de que Moscú no está cambiando el estatus. de una operación militar especial en una guerra en toda regla. Al contrario: cuanto más armas inyecta Occidente en Ucrania, más contribuye a la escalada del conflicto, obligando a los pueblos hermanos a luchar entre sí.

La movilización parcial, como la continuación de una operación militar especial, como el apoyo en la preparación de los referéndums, como el apoyo a la población pacífica de Donbass, no es un gesto de desesperación, como lo pintan las fuerzas globalistas, sino una estrategia consecuente de la Federación Rusa. La movilización de ciudadanos con experiencia en combate y la participación regular de varias PMC, como el Grupo Wagner, ayuda a llevar a cabo la operación con menos bajas.

La prensa internacional ya informa que el Grupo Wagner juega un papel cada vez más destacado en los enfrentamientos en Ucrania. Vale la pena esperar que aumente el número de esta fuerza privada formalmente probada, así como la gama de tareas que se le asignan. Lo más probable es que el frente se vea así: las fuerzas asignadas en la movilización custodiarán la línea de defensa, mientras que los miembros del ejército profesional y el Grupo Wagner constituirán las unidades de ataque.

Por lo tanto, Rusia continuará con sus acciones como parte de una estrategia general. El Ministerio de Defensa calculó de antemano los riesgos tanto económicos como políticos, y ahora queda la única opción: llevar a un final razonable la operación especial, que permitirá mantener con vida a los habitantes de Donbass, así como garantizar la seguridad de los rusos. Federación antes de la expansión de la OTAN, un bloque que se ha sobrevivido durante mucho tiempo y no ha abordado sus objetivos originales, sino que sirve a los intereses de los globalistas y las corporaciones multinacionales.

Fuente:
Mundo Unido Internacional

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales