SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
13/08/22
Plan de EEUU: Confinamiento del mundo a un dilema Este-Oeste y posibilidad de provocación nuclear
Por Onur Sinan Guzaltán

La guerra de Ucrania, la visita de Pelosi a Taiwán y las provocaciones griegas en el Egeo…

Los Estados Unidos de América (EE. UU.) están poniendo aún más esfuerzos para evitar que el mundo multipolar tome su forma.

Cuando evaluamos las acciones de Washington en diferentes regiones, podemos llegar a estas dos proposiciones principales;

1. Estados Unidos está en un esfuerzo por desestabilizar la encrucijada de Europa y el Este.

2. Los EE. UU. están en un esfuerzo por evitar que las humanidades salgan del dilema Este vs Oeste, interrumpiendo las relaciones ruso-europeas, chino-europeas y turco-europeas.

Y Europa ha estado jugando muy bien su papel en el escenario planteado por EE.UU., aunque su resultado sea una destrucción total.

el suicidio de europa

La élite política europea se ha unido a la pandilla estadounidense de “sancionar a Rusia” después de la Guerra de Ucrania, aunque va en contra de los intereses de su propio pueblo.

El resultado de esta crisis fue la ruptura de los lazos ruso-europeos, y las crisis económicas y los gobiernos fallidos en el Viejo Continente. (dimisión de Boris Johnson en el Reino Unido, Mario Draghi en Italia y el gobierno pro-estadounidense en Bulgaria, mientras que Macron pierde la mayoría parlamentaria en la Asamblea Nacional. También se espera que Alemania experimente rupturas políticas similares)

Los llamados de los líderes europeos sobre “sanciones contra China”, esta vez tras la escalada de la crisis de Taiwán por parte de EE.UU., indican que las tendencias suicidas siguen presentes en Europa.

Europa, que ahora ha traicionado los ideales de De Gaulle de “del Atlántico a los Urales”, puede esperar un invierno duro y posiblemente protestas civiles.

Obligaciones de Rusia

El objetivo principal de la provocación en Ucrania era obligar a Rusia a tomar medidas contra la administración de Kiev y, por lo tanto, cortar los lazos ruso-europeos.

Aunque Rusia trató de mantener abiertos los caminos del diálogo hasta el final, las relaciones aún estaban cortadas debido a la sumisión de la élite política europea a las políticas centradas en Estados Unidos.

Rusia ahora está tratando de hacer que Europa vuelva a la pista jugando la carta de la energía. Sin embargo una normalización entre Moscú y las capitales europeas, no parece muy pronto con los gobiernos actuales.

Y solo queda una opción: cambios de gobierno en toda Europa…

Los rusos también están tratando de debilitar a Washington en el Medio Oriente, ejerciendo presión sobre el aliado de Estados Unidos, Israel.

Otra política de Moscú en Medio Oriente es mejorar las relaciones con los países cercanos a los EE. UU., como Arabia Saudita y otros países del Golfo, en los sectores comercial, militar, industrial y energético, y alejar a estos países del influir en los Estados Unidos y hacerlos más neutrales.

Türkiye está actuando casi como un elemento vital para Rusia en este punto.

Por lo tanto, podemos esperar que Occidente tome medidas para llevar a Türkiye a un punto en el que no pueda tener ninguna relación con Rusia, especialmente a través de sanciones, en el próximo período de tiempo.

Paciencia de China

Al insistir en su política de “neutralidad a favor de Rusia” tras el inicio de la Guerra de Ucrania, China ha logrado apoyar a Rusia frente a EE. UU., que veía como la principal amenaza, sin cortar los lazos con sus socios europeos.

Esta estrategia de Beijing fue una respuesta a los esfuerzos de EE.UU. por confinar al mundo en un dilema entre Oriente y Occidente e impedir el orden mundial multipolar.

Y la respuesta de EE. UU. fue enviar a Nancy Pelosi a Taiwán, lo que obligó a China a dar una respuesta más dura.

Al dar una respuesta limitada a las provocaciones directamente en el interior de China, parece que China se ha excedido en el «movimiento de ruptura» de los EE. UU. por ahora.

Gobierno griego sometido

Otra fuerza que juega un papel en la estrategia estadounidense para crear inestabilidad en la encrucijada de Occidente y Oriente es el gobierno griego.

Grecia, que ha entregado su soberanía nacional a los EE. UU. y a Bruselas, ahora ha intensificado sus provocaciones contra Türkiye en el Mediterráneo y el Egeo.

Las islas del Egeo, que se suponía que debían mantenerse desmilitarizadas según los acuerdos bilaterales e internacionales, están siendo sistemáticamente militarizadas por la élite política griega.

Por otro lado, las tierras griegas y especialmente sus fronteras con Turquía son utilizadas como puestos de avanzada por el ejército estadounidense, y hay un constante amontonamiento de armas en estas regiones.

Grecia continúa sus acciones para desestabilizar la región como parte de la estrategia de EE. UU. en el Mediterráneo oriental, y toma medidas para llevar a Türkiye al borde de una guerra.

La razón por la que Atenas está tomando estas decisiones mientras toda la población griega sufre una crisis económica, es solo que la administración griega se ha convertido en un súbdito total de los Estados Unidos.

El plan de EEUU es provocar a Türkiye sobre el mar Egeo, tal y como hizo en Ucrania, y crear una segunda zona de inestabilidad en la encrucijada de Asia y Europa, en medio de la geografía euroasiática.

Desafortunadamente, la administración griega está lejos de comprender el hecho de que están arrastrando a su país al borde de una gran destrucción, al igual que Zelensky en Ucrania…

El camino irreversible de Estados Unidos y la provocación nuclear

Estos acontecimientos nos muestran que EE.UU. no acepta la derrota y que puede recurrir a cualquier medio para no perder sus esferas de influencia, especialmente en Europa.

No sería una gran sorpresa ver al país, que usó armas nucleares dos veces en Japón durante el final de la Segunda Guerra Mundial para evitar que la Unión Soviética se mudara a Asia, recurra a la misma opción nuevamente.

La posibilidad de un sabotaje nuclear o una guerra nuclear está más cerca de nosotros que nunca…

Los ataques realizados con drones kamikaze por parte del Ejército ucraniano, a tan solo 500 metros de la Central Nuclear de Zaporozhe, donde se desarrolla el conflicto abierto entre Rusia y Ucrania, son solo una muestra de ello.

La posibilidad de experimentar una guerra nuclear de baja densidad/limitada es bastante alta, a menos que el imperialismo estadounidense reciba una respuesta dura.

Fuente:
United World

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales