SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
05/06/21
Entrevista con Ricardo Jiménez, sociólogo, militante político de izquierda e integrante de ALBA Movimientos en Perú
Pedro Castillo, contra viento y marea
Por Carlos Aznárez

Ricardo Jiménez es sociólogo, militante político de izquierda e integrante de ALBA Movimientos en Perú. En la primera vuelta pujó para que ganara Verónica Mendoza y ahora como toda la izquierda peruana está bregando para que el profesor Pedro Castillo sea el vencedor de la puja por la presidencia. Estas son sus opiniones a horas de los comicios.

-Exagero si digo que la campaña de guerra sucia que se ha hecho contra Pedro Castillo se parece a la que de otra manera se ha vivido en Venezuela bolivariana contra el chavismo?

-Es asi como tú señalas, es muy sintomático de una derecha peruana retrógrada, sin elementos, sin capacidades, sin talento. Una derecha que el único poder que tiene son los monopolios mediáticos, financieros y económicos. Ha hecho toda su campaña, no con propuestas o con las defensas de argumentos sobre el modelo que pretenden preservar, aunque hoy día esté en un periodo de agotamiento acá en Perú. Sino en el miedo. Lisa y llanamente en asustar al votante para ver si cambia el voto. Es una confesión de falta de argumentos y es una muestra del carácter retrógrado y cavernario de la derecha del siglo XXI que recurre a los argumentos macartistas trasnochados de Estados Unidos de los años 50. Una campaña anticomunista bastante burda, caricaturesca, simplona, llena de silencios, omisiones, de medias verdades, errores, ignorancias, en contra el maestro Castillo. Pero esas características muestran su impotencia frente a su candidatura, que por el contrario tiene, digo metafóricamente, tiene un jefe de campaña imbatible que es la nueva realidad, la realidad de la crisis, de la necesidad de la gente, de la esperanza de la gente de buscar seguridad en esta pandemia, en esta crisis sanitaria y en esta crisis política terminal del país. Este es el escenario en torno a la campaña anticomunista burda de la derecha desesperada y en pánico.

-En este mismo escenario hemos leído un pronunciamiento, no es el único ya que hay otros anteriores, de ex militares, entre ellos muchos consustanciados con el Plan Cóndor de los años ´70/´80, como Morales Bermúdez, donde amenazan a los votantes de Castillo, de que si triunfa el maestro ellos iban a actuar. ¿Cómo cae esto en la población peruana?

-Cabe señalar que el neoliberalismo de Perú fundado hace más de tres décadas por el padre de la actual candidata a presidenta, este neoliberalismo montado con estado de emergencia, con una dictadura a la fuerza, todo el modelo neoliberal, todo el andamiaje constitucional una de las características que ha tenido fue el miedo, dominar a la población por el miedo. Estas declaraciones de Morales Bermúdez hoy día, y algún otro pronunciamiento de militares inactivos que no son institucionales por completo, buscan en esa etapa actuar como propaganda electoral. La tendencia es clara y absoluta en favor de Castillo en la votación, pero la desesperación lleva a pensar que tal vez, chantajeando matonescamente a la población con un golpe de estado si gana Castillo, puedan cambiar el voto. Pero no hay condiciones para un golpe de estado realmente, por lo menos hoy día, podría cambiar mañana. Realmente no hay condiciones, sería una aventura desastrosa para la misma derecha. No hay militares activos que pudieran dar ese paso en la actualidad. Por otro lado, el caso de Morales Bermúdez y otros militares que se han pronunciado, es clara su convergencia y complicidad con la candidata Fujimori porque buscan impunidad. Buscan sumarse a la campaña de Keiko Fujimori para que el eventual gobierno de esta candidata pudiera anular los juicios que el propio Morales Bermúdez y otros militares tienen sobre las violaciones de derechos humanos, crímenes y robos. La misma candidata Fujimori estuvo presa preventivamente antes de iniciar la campaña Y tiene varias investigaciones en curso con muchos elementos, que, probablemente siguiendo los tiempos del poder judicial, van a terminar encarcelándola. Morales Bermúdez y otros militares comparten intereses, quieren hacer ganar a la candidata para anular los juicios en el poder judicial

-Vamos a la campaña de Pedro Castillo, ¿cómo viste el contacto con al gente? Ha recorrido prácticamente el país, el país profundo no tanto el de la Lima tradicional, clasemediera y aristocrática sino ese país que muy pocos candidatos se animan a recorrer.

-Así es, de hecho la candidata Fujimori fue rechazada y corrida en ciudades importantes del país como Arequipa y Cusco, están los videos en internet que lo demuestran. Ha sido corrida a pedradas por la gente, fue rechazada. Sus mítines son muy pobres, gastó un dinero impresionante que venía seguramente del lavado del narcotráfico, como las investigaciones quieren mostrar. Campaña para acarrear gente en buses, para darle dinero y para darle comida, que apenas logran disimular la falta de fuerza y la importancia de esta candidatura. A tal punto que la candidata Fujimori canceló las últimas visitas a las ciudades del sur del país, eso lo demuestra todo. En cambio, al maestro Castillo, sin recursos ni dinero, lo reciben multitudes por donde quiera que se presenta. Esto es como se dice en Perú, un “huaico”, una avalancha incontenible de una multitud de gente que recibe esperanzadamente al maestro Castillo y a Perú Libre, inclusive en Lima, en lo que se llaman los conos de Lima, los sectores populares, la mayor parte de la ciudad, donde en cada uno de estos conos populares vive un millón de personas o más, como San juan de Lurigancho, En Coma, o el caso de Villa el Salvador,con sectores populares enormes, donde el maestro Castillo se ha presentado frente a multitudes. Ante el silencio absoluto de la prensa, los medios concentrados han guardado silencio sobre esta realidad, pero como se dice, la realidad no tiene piedad y el contraste entre ambas candidaturas es enorme.

-Hay un tema importante, Pedro Castillo maneja en la campaña el tema de la educación, tratar de demostrar de que le preocupa muchísimo sacar a la gente del analfabetismo estructural en el que generalmente se somete a los habitantes de países donde el neoliberalismo campa a sus anchas, y otro es el tema de la asamblea constituyente. ¿Crees que es posible en la realidad llevar adelante estas promesas que hace Castillo en la campaña?

-No se puede subestimar la cantidad de dificultades que esta derecha cavernaria le va a presentar a Pedro Castillo, me imagino que la conspiración empieza el mismo día que Castillo llegue al palacio presidencial. Pero hay que decir, que nunca antes en Perú, en su historia moderna, ha tenido contexto tan favorable para estos cambios. En primer lugar, la crisis de desgaste, la crisis política, la crisis de corrupción, la crisis sanitaria, la crisis de la pandemia, simplemente, tienen al país en la ingobernabilidad. Hemos tenido gobiernos que duran una semana, incluso una supuesta candidata impuesta por el congreso que duró pocos minutos. Es una crisis infernal y terminal del modelo que ya no da para más, se cae a pedazos. Detrás de la candidatura de Castillo está la realidad. La gente y la mayoría de la población entiende que debe haber cambios si quieren una gobernabilidad mínima y una salida para el país. En segundo lugar, el giro que está viviendo el mundo. Esta derecha cavernaria de Perú está sola. En Chile acaban de ganar los comunistas en la alcaldía de Santiago que es la principal, el candidato comunista Daniel Jadue está primero para las elecciones que se realizarán en 2022. En Argentina, en México, en fin; el Papa Francisco, el FMI y hasta Biden hablan de impuestos a los ricos y redistribución de las riquezas, entonces hay un contexto favorable. Las propuestas del maestro Castillo son propuestas que han hecho otros candidatos políticos en el acuerdo nacional, por ejemplo, el de elevar el presupuesto de la educación al 7%, ya que es uno de los más bajos del mundo y el más bajo de América Latina, del 3% del ingreso bruto, y Castillo platea elevarlo al 10%. Creo que sin dejar de subestimar las dificultades que van a venir, existen condiciones factoriales, que es la necesidad del país. Lo mismo con la constituyente, que es además una bandera democrática intachable. Una de las dificultades que tuvo la candidata Fujimori fue enfrentarse y argumentar por qué sería malo consultar a los propios peruanos que quieren una constituyente. Les ha sido casi imposible poder argumentar y por eso recurren al miedo, el miedo al terrorismo, el miedo al comunismo. Estas son las dificultades y las oportunidades que se juegan alrededor del maestro Pedro Castillo.

-Qué diferencia entre Castillo y Fujimori están dando los últimos sondeos?

-Acá las encuestas son parte de la propaganda electoral, la primera vuelta lo dejó claro. Días antes de la votación recién aparece Castillo en sexto lugar y luego gana con una diferencia notable sobre los demás candidatos. Eso demuestra el nivel de seriedad que pueden tener las encuestas en Perú. Las encuestas de la derecha, pagadas por los monopolios mediáticos, hablan de 1,5 o 2 puntos a favor de Castillo. La encuestadora más fiable y más seria, la de la Universidad Nacional de Ingeniería, hablan de una diferencia de 5 a 10 puntos a favor de Castillo. En mi apreciación personal esta última se condice con la realidad del país que estamos viendo.

Fuente:
Resumen Latinoamericano

Efemérides

Agenda

Buscar

Búsqueda temática

Revistas Digitales