SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
17/07/23
Regiones: Mundo
Open Society Foundations, fachada ‘filantrópica’ de corte ‘progresista’ del especulador Soros, operador de la CIA, pasa a manos de su hijo Alex

El cuestionado multimillonario y especulador financiero húngaro-estadounidense George Soros, uno de los principales operadores de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y notable aportante económico del Partido Demócrata, determinó a sus 92 años, entregarle la conducción de la Open Society Foundations (OSF)organización de fachada ‘filantrópica’ que apoya supuestamente causas de corte progresista, a su hijo Alexander, historiador con un doctorado en Filosofía, nacido en Nueva York en 1985.

El nuevo presidente de la organización familiar Soros que se hace llamar Alex, le dijo en una entrevista al Wall Street Journal que es «más político» que su padre, y que uno de sus principales objetivos al frente de OSF será rechazar por todos los medios a su alcance un posible segundo mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, a quien su emporio económico de 25 billones de dólares siempre ha considerado un serio competidor en el ámbito financiero.

Alex llegó pisando duro el pasado mes de junio puesto que su primera gran decisión como presidente de OSF fue poner en marcha un plan de recorte drástico de la plantilla de trabajadores. Se trata de “una reducción sustancial en la plantilla de no menos del 40% a nivel mundial”, debido a “cambios significativos” en su modelo operativo, según declaró un portavoz de la organización.

Los propagandistas de Soros, muchos de ellos tradicionales medios de comunicación que reciben jugosos aportes de Open Society han destacados en las últimas semanas que esta organización, una de las más potentadas económicamente en el mundo gracias a los negocios de especulación financiera de su fundador, George, ha donado más de 32.000 millones de dólares a causas humanitarias y “democráticas” que van desde la reforma de la justicia penal en varios países hasta iniciativas contra el cambio climático.

Alex Soros, el nuevo presidente de Open Society Foundations, el emporio económico que erigió su padre, George.

Lo que no se dice por parte de los publicistas tarifados de Soros es que el despliegue de sus ONGs va en consonancia con sus ambiciones de expansión financiera, por lo que ha basado su proyecto en conceptos de sociedad y economía ajustados a lo pregonado por el filósofo austriaco ultraconservador Karl Popper, odas a las democracias representativas por su capacidad para desarrollarse hasta el mínimo de Estado y el máximo de mercado.

Una de las mayores fortunas del mundo

George Soros, quien logró hacer una de las grandes fortunas del mundo especulando en el ámbito financiero y poniéndose al servicio de la criminal CIA, se ha mostrado como un generoso ‘filántropo’ de corte progresista y prooccidental. Lo cierto es que se ha convertido en un enemigo a batir por la mayoría de líderes que se muestran contrarios a la globalización y demás abusos de Occidente. Mueve todos los hilos posibles para instaurar su agenda pro-estadounidense y proyecta a través de las organizaciones que patrocina alrededor del mundo estrategias contra China y Rusia.

Soros fue uno de los promotores que se aplicó a fondo para revertir el Brexit, estuvo detrás del movimiento Black Lives Matter, financió la caravana de inmigrantes centroamericanos hacia Estados Unidos en 2018. Según el expresidente Donald Trump, deportó judíos hacia la Alemania nazi. El primer ministro islandés Gunnlaugsson dijo que había financiado una conspiración para sacarlo del poder cuando apareció en los Papeles de Panamá -en los que también salió Soros-. El líder turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que pagaba a terroristas mientras él purgaba disidentes, y el dictador de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, le acusó de haber financiado a Armenia en los enfrentamientos del pasado julio de 2020.

El especulador húngaro-estadounidense Goerge Soros.

En Estados Unidos los Soros son muy cercanos al clan Clinton y a Barack Obama, así como muy próximos a los hilos del poder que se mueven al interior del Partido Demócrata, por ello apoyan al gobierno de Joe Biden.

La Open Society tomó forma de movimiento financiero, y detrás de esta cortina mueve poderosos lobbies.

Continuar con la agenda supuestamente ‘progresista’

El joven Soros dijo que en esta nueva etapa de la OSF bajo su liderazgo continuará por un camino similar al que trazó su padre, impulsando supuestamente la libertad de expresión, la reforma de la justicia penal, los derechos de las minorías y los refugiados, así como respaldando a políticos neoliberales, que promuevan “el libre mercado”. Al mismo tiempo, anunció que quiere abrazar iniciativas como el derecho al voto, el aborto y la equidad de género.

Alex Soros saludando a ese astuto político que es el papa Francisco.

En la actual coyuntura política estadounidense, Alex Soros ha centrado su atención en ayudar al Partido Demócrata a aumentar su atractivo entre los votantes latinos y mejorar la participación de la población afrodescendiente con miras a lograr el próximo año la reelección del presidente Joe Biden.

Fuente:
Cronicón

Agenda

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar