SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
13/06/21
14/6/1959 | Enrique Jiménez Moya y el MLD
Por Fernando Bossi Rojas

El 14 de junio de 1959 fue el comienzo el fin de la era trujillana. Una expedición armada, procedente de Cuba, había arribado a la República Dominicana con el objetivo de derrocar la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo.

Ese día, en Constanza, un avión C-46 Curtiss aterrizó con 54 expedicionarios, comandados por Enrique Jiménez Moya. Luego de intercambiar disparos con los soldados dictatoriales, los revolucionarios se internaron en las montañas. En paralelo, por Maimón, las lanchas “Carmen Elsa” y “Tinina” llegaban a la isla desembarcando a otros insurgentes.

El Movimiento de Liberación Dominicana (MLD), fue quien organizó la expedición, integrada por 211 dominicanos, 20 cubanos, 13 venezolanos, 9 puertorriqueños y otros internacionalistas que se habían sumaron. En realidad, el MLD era una confluencia de fuerzas cuyo principal objetivo era el derrocamiento de la dictadura y la democratización del país.

El Jefe del Movimiento de Liberación Dominicana, Enrique Jiménez Moya, había combatido con Fidel Castro en el Ejército Rebelde en Cuba. Al triunfar la Revolución, Fidel brindó todo su apoyo a los revolucionarios dominicanos. El veterano comandante de Sierra Maestra, Delio Gómez Ochoa, integró también la expedición.

El MLD levantó un Programa Mínimo de Liberación Nacional y el Manifiesto al Pueblo Dominicano. Estos documentos planteaban la necesidad de derrocar al dictador y democratizar la sociedad dominicana. Asimismo, impulsaba la Reforma Agraria, un Plan de Alfabetización, la libre organización de los obreros y campesinos, la creación de una Asamblea Constituyente, la defensa de la industria nacional, la expropiación de los bienes del dictador, la abolición de los impuestos antipopulares y una serie de medidas de carácter popular y nacionalistas.

Por diversos factores la expedición fracasó. Las tropas del dictador masacraron a los revolucionarios. Aquellos que fueron capturados, salvo algunas excepciones, fueron torturados y luego fusilados. Trujillo venció a sangre y fuego, pero el ejemplo de aquellos héroes anunciaba una nueva etapa de lucha para las fuerzas democráticas.

Un año más tarde, otro revolucionario dominicano, Manolo Tavarez Justo, recogiendo el legado de aquellos mártires, bautizó a su organización con el nombre de Movimiento Revolucionario 14 de Junio.

“A pelear dominicanos/ el tirano tiembla ya/ libertad, libertad/ A vencer o morir/ Rebeldes a pelea, a pelear/”, estas son las primeras estrofas del himno del Movimiento de Liberación Dominicana (MLD), las que el comandante Enrique Jiménez Moya cantaba con sus tropas durante la expedición armada del 14 de junio de 1959.

Fuente: Portal Alba

Editorial

Buscar

Búsqueda temática