SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
29/05/21
Regiones: China
China, Bitcoin y oro: variables para una desdolarización global
Por Misión Verdad

En febrero, previo al año nuevo chino, realizamos una entrega sobre el camino hacia la desdolarización global que en gran parte lo va trazando China de la mano del lanzamiento del yuan digital. Este mes la economía mundial, con sus propias dinámicas, ha experimentado nuevos eventos resaltantes como el desplome en el precio de Bitcoin y la solidez del oro.

Estos acontecimientos expresan un nuevo episodio del trecho que surge en la evidente redefinición del sistema financiero y el fortalecimiento de la soberanía monetaria en algunos países.

China en el mundo de las criptomonedas

Se recuerda cómo meses atrás el magnate Elon Musk había invertido en la criptomoneda Dogecoin, incluso ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos planteó que aceptaría Bitcoin como pago por sus vehículos. Esto cambió recientemente, cuando Musk declaró que su empresa de automóviles Tesla dejaría de aceptar Bitcoins como pago por sus vehículos debido a la enorme cantidad de energía utilizada para obtenerlas.

Esas declaraciones coincidieron con el declive de Bitcoin que caía más de 7% y se cotizaba alrededor de los 52 mil dólares. Algunos medios de comunicación y analistas de este sector daban por hecho que la baja de esa moneda digital se debía sólo a las declaraciones de Musk. Pero, haciendo la salvedad, este empresario hizo referencia fue a Bitcoin, no a Dogecoin, que es la moneda a la que apuesta y así lo hizo ver al día siguiente, cuando comentó que se encontraba trabajando con los desarrolladores de la cripto para mejorar la eficiencia en el sistema. Así que seguramente está creando las condiciones para que Dogecoin sea la moneda digital aceptada en Tesla.

Si bien este hecho logró conseguir atención de inversionistas, eran las declaraciones de importantes agencias financieras gubernamentales chinas las que encendían las alarmas en la esfera de las criptomonedas, especialmente con Bitcoin. En consecuencia, el precio de Bitcoin desciende a la marca de 32 mil dólares, estableciendo un nuevo mínimo en meses y casi un 50% por debajo de su máximo del año.

Ese evento se trataba del aviso conjunto, emitido el 19 de mayo por la Asociación de Finanzas de Internet de China, la Asociación Bancaria de China y la Asociación de Pagos y Liquidación de China, cuyas líneas afirman que operar monedas virtuales como Bitcoin tiene enormes riesgos, y solicitan a las empresas y consumidores que se mantengan alejados. De inmediato, el precio de Bitcoin y otras monedas virtuales cayeron.

Esto se traduce en la evidente influencia de China en el espacio financiero, además, según un informe del Cambridge Middle School Alternative Finance Research Center (CCAF), China representa el 65% del consumo total de energía de la minería de Bitcoin en el mundo. En otras palabras, el futuro de Bitcoin depende en gran medida de China.

Por otro lado, no es primera vez que China advierte sobre los riesgos de Bitcoin. Para 2017, el gigante asiático daba una especie de prohibición comercial de monedas virtuales descentralizadas como Bitcoin, pero la reconocía como un commodity virtual. Es decir, para ese entonces el Estado chino no prohibía las actividades de Bitcoin como productos virtuales, a excepción de las actividades que Bitcoin realiza como moneda de curso legal.

En la actualidad, el vicegobernador del Banco Popular de China (PBOC), Li Bo, explicaba que las criptomonedas no son monedas per se pero que sí reconocía en ellas una alternativa de inversión y reafirmaba que debe haber algún tipo de requisito regulatorio para evitar la especulación.

De hecho, a pesar de que expertos chinos en monedas digitales son conscientes de las ventajas estratégicas de esta alternativa financiera, la volatilidad y la especulación son los fenómenos que preocupan a China, y Bitcoin ha sido famoso por eso.

Es por ello que en las dinámicas reales del poder, un Estado como China no debería otorgar más fuerza a Bitcoin mientras se encuentra impulsando al yuan digital, su propia moneda digital con respaldo y con algoritmos más eficientes. Y es que la reciente alianza de China con SWIFT marca el refuerzo y amplitud del uso del yuan digital en el mercado financiero.

Yuan digital, la apuesta de China para la soberanía monetaria (Foto: Getty Images)

El derecho a emitir moneda en un territorio y que pueda ser ejercida por el Estado para sus transacciones en materia de comercio exterior es una cuestión de soberanía monetaria, permitiendo la protección contra Estados extranjeros que buscan unilateralmente violar la soberanía de algún país que no vaya en línea con sus intereses.

Así lo afirma Mu Changchun, quien dirige el proyecto en el Banco Popular de China: «Para proteger nuestra soberanía monetaria y el estatus legal de nuestra moneda, tenemos que planificar el futuro». Aunado a eso, Zhou Xiaochuan, exgobernador del Banco Popular de China y arquitecto de la idea de crear una moneda de reserva soberana, ha señalado que el yuan digital:

  • No representa una amenaza para el sistema financiero mundial.
  • Al entrar en circulación, facilitará los pagos internacionales.
  • Facilitaría las transacciones.

En términos de protección a gran escala, China en parte está fundiendo una armadura sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta para que, sin ninguna injerencia foránea, los países soberanos involucrados puedan participar sin riesgos y sin consecuencias sancionatorias estadounidenses al realizar las transacciones propias del sistema financiero global.

En cuanto a la caída de los precios de Bitcoin, algunos expertos técnicos aseguran que seguirá disminuyendo hasta llegar a 30 mil ó 20 mil dólares, lo que puede indicar que el sistema de criptomonedas está en etapa de mutación hacia desarrollos de algoritmos más eficientes, hecho que se acelera ante el auge de las monedas digitales soberanas.

Y, en efecto, hasta Musk lo aseguró para Dogecoin.

El dólar golpeado y el oro fortalecido

Esta semana la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ha mantenido en suspenso la siguiente política monetaria. En este sentido, las acciones asiáticas subieron, mientras que el dólar estadounidense se mantuvo cerca de sus niveles más bajos este año.

Richard Clarida, vicepresidente de la FED, dijo el martes 25 de mayo que el banco central de Estados Unidos podría frenar un brote de inflación y diseñar un «aterrizaje suave» sin desviar la recuperación económica del país, considerando que ese brinco de la inflación es temporal a medida que se consolida la reapertura económica en Estados Unidos en plena pandemia.

En el mercado financiero, cuando aparece este tipo de incertidumbres y tras la caída de la afamada criptomoneda Bitcoin, los inversionistas buscan un refugio más seguro para su dinero.

Así, tras las fluctuaciones del dólar y la volatilidad de Bitcoin, el oro toma fuerza como activo seguro de inversión alternativa, alcanzando este martes 25 de mayo su valor máximo de los últimos meses al registrar más 1 mil 900 dólares. Por su parte, JPMorgan ha revelado que en los últimos meses los inversores están volviendo al oro tradicional.

Ray Dalio, ícono de las finanzas y fundador de Bridgewater Associates, uno de los fondos de cobertura más grandes del mundo, que administra aproximadamente 150 mil millones de dólares en activos, opinó sobre los recientes movimientos del sistema financiero:

  • Las finanzas defectuosas de Estados Unidos se generan porque se crea mucha deuda para financiar el gasto y se monetiza la deuda mediante la impresión de dinero para estimular la economía, que sólo elevará la inflación y debilitará el dólar.
  • «Me preocupa la educación en declive de Estados Unidos y sus finanzas precarias, porque esto sucede cuando China se esté volviendo comparablemente fuerte».
  • El país asiático es una gran potencia en ascenso que está desafiando a la principal potencia mundial y su orden mundial. Esas condiciones se parecen mucho a las del período de 1930 a 1945.
  • «No soy un experto en Bitcoin, pero sospecho que el mayor riesgo de Bitcoin es tener éxito, porque si tiene éxito, el gobierno estadounidense intentará acabar con él».

En marzo, Dalio advirtió sobre la posibilidad de que el gobierno de Estados Unidos pudiera prohibir Bitcoin como lo hizo con el oro durante la década de 1930 si la criptomoneda se considera una amenaza competitiva para los bonos del Tesoro.

Ante esto, no se estima que se lleve a cabo la prohibición directa a Bitcoin por los momentos, sino a las monedas digitales soberanas que cada nación pudiera estar creando, pues precedentes existen.

En 2018 la criptomoneda venezolana Petro fue sancionada por Estados Unidos, prohibiendo todas las transacciones vinculadas al sistema financiero estadounidense con cualquier moneda digital que haya sido emitida por el gobierno venezolano.

Mientras existan estas amenazas que interrumpen las actividades propias del comercio internacional, los países afectados por las medidas unilaterales estadounidenses buscan alternativas para sobrellevar los impactos de esas acciones. Por ello, el camino de la desdolarización va abriendo paso y más señales lo hacen notar:

  • El embajador de Rusia en China, Andréi Denísov, anunciaba que en 2020 las transacciones comerciales entre Moscú y Pekín con monedas nacionales alcanzó el 25%.
  • Asimismo, el embajador Denísov enfatizó que no solo China y Rusia, sino también un amplio abanico de países de todo el mundo, se enfrentan a la necesidad de abandonar el dólar estadounidense.
  • Mu Changchun, director del Instituto de Investigación de Monedas Digitales del Banco Popular de China, ha declarado que el banco apunta a convertirse en el primer banco central mundial importante en emitir una moneda digital soberana. Su objetivo es impulsar la internacionalización del yuan digital y reducir la dependencia del sistema mundial del dólar.
  • China, Rusia, Irán, Japón y el Reino Unido, entre otros, han comenzado a trabajar activamente en el lanzamiento de las monedas digitales de sus bancos centrales.
  • China superó a Estados Unidos como el principal destino mundial de nuevas inversiones extranjeras directas el año pasado. Las inversiones de empresas extranjeras en Estados Unidos cayeron un 49% en 2020.
  • Rusia y China se encuentran entre los grandes compradores de reservas de oro a nivel mundial.
  • Las tenencias en los fondos de inversión de oro en China establecieron un nuevo récord en marzo.

Esta semana representantes de China y Estados Unidos mantuvieron una conversación telefónica para tratar de desarrollar el comercio bilateral, que se ha mantenido estancado desde 2018 por la guerra comercial iniciada por Donald Trump.

En paralelo, esta semana el presidente de la FED, Jerome Powell, anunció que este verano publicarán la investigación sobre las implicaciones del comercio digital, añadiendo el apartado sobre la posibilidad de crear el dólar digital. Esta maniobra pareciera desesperada o improvisada a última instancia, además se muestra como señal de la inminente influencia que adquirirá el yuan digital una vez que tome espacios internacionales.

China busca a la larga, junto con otros países, deslastrarse de las ataduras añejas que ha conducido el patrón dólar. La posibilidad de aminorar el poder de las «sanciones» estadounidenses es fundamental, y la única forma es generando los marcos de soberanía necesarios para tales fines.

Fuente:
Misión Verdad

Efemérides

Agenda

Buscar

Búsqueda temática

Revistas Digitales