SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
28/01/23
Temas: Finanzas
Regiones: Suramérica
Entrevista con Néstor Rivero, abogado, historiador, académico venezolano
“Propuesta de moneda común sudamericana, antagónica a proyecto hegemónico del dólar”
Por Xinhua

La propuesta de una moneda común sudamericana realizada recientemente por los presidentes de Brasil y de Argentina surge como una iniciativa antagonista al dólar y al proyecto hegemónico estadounidense en la región de América Latina, analizaron los expertos venezolanos.

Néstor Rivero, profesor de varias universidades venezolanas, dijo a Xinhua que la propuesta «se inscribe en las nuevas dinámicas de la multipolaridad y la tendencia de las economías emergentes a crear una moneda alterna o cesta de monedas en el intercambio global».

«Sin duda alguna, la región actualmente tiene grandes posibilidades de avanzar hacia la integración, dado el ascenso de las fuerzas progresistas», enfatizó el académico.

No obstante, aclaró que «la propuesta está en ciernes, no está consolidada porque tiene que lograr acuerdos en una región todavía muy fragmentada».

Rivero aseveró que la iniciativa «responde a una vocación política de integración, más que a una realidad económica de intercambio inmediato y, de materializarse, será una política monetaria autónoma frente al gran centro de poder hemisférico».

El también abogado recordó que no es la primera vez que surge una propuesta de moneda regional, pero celebró que, en esta época, se manifiesta «en el marco de un multilateralismo mucho más consolidado y con una fuerza integradora más clara, y eso aporta más posibilidades de éxito».

El experto precisó que, a su juicio, la nueva moneda «debe cumplir dos grandes funciones respecto a las paridades monetarias internacionales, una de ellas fungir como unidad de cuenta para desdolarizar los precios, el valor de los bienes y servicios y sus subsecuentes precios, eso nos independiza», apuntó.

Además, Rivero dijo que la segunda función fundamental que debe cumplir dicha moneda es constituirse como unidad de reserva, dado que «dejaríamos de vender nuestras materias primas en dólares y dejaríamos de comprar nuestras mercancías con esa moneda y pasaría a hacerse con la moneda regional».

El profesor comentó que, a su parecer, «es necesario que los bancos centrales de los países que respaldan la propuesta se constituyan en mesas de trabajo regional a objeto de estudiar y considerar otras experiencias de integración monetaria, estudiar la experiencia del euro, pero también la dinámica de las monedas de las economías emergentes».

Para Rivero, una de las más notables ventajas de la moneda regional es que «se reducen costos en tramitación y transporte y se elimina la posibilidad de especulación que es usual cuando se comercializa con una moneda externa a la región».

Además resaltó que «una moneda regional te da soberanía integrada, reduce la vulnerabilidad porque ya no dependes de los vaivenes del dólar, quedamos sujetos a nuestra propia dinámica y no a una dinámica ajena, externa y hegemónica».

Respecto a los efectos positivos que la moneda regional provocaría en la Venezuela de hoy, el docente dijo que muy probablemente daría pie a una desdolarización en Venezuela.

«Otra consecuencia para Venezuela es que el país podría relacionarse con otras naciones para construir a la región desde sus potencialidades económicas, se facilitarían los procesos de intercambio intrarregional para construir un gran mercado interno», dijo Rivero.

Por último, el profesor aseguró que la materialización de la moneda común «contribuiría favorablemente a Venezuela para poder resistir y zafarse progresivamente de las sanciones de la Casa Blanca, su bloqueo económico y persecución financiera».

Por su parte, el experto en geopolítica internacional Miguel Jaimes consideró que la propuesta implica que ahora mismo existe una nueva configuración en la región.

«Se comienza a hacer frente, de forma bastante decidida (a la antigua configuración), con mecanismos como la moneda común, que no le pondrá fácil a Estados Unidos el acceso o manejo de nuestros recursos», acotó.

Jaimes declaró a Xinhua que, de prosperar dicha propuesta, cuando Estados Unidos, Canadá y Europa «quieran acceder a nuestros recursos, van a tener, necesariamente, que negociar con América Latina bajo un nuevo orden para esta región».

El experto en geopolítica del petróleo y las energías destacó como fundamental que «el tema de la moneda en el bloque sudamericano intenta favorecer las relaciones con otras naciones y potencias emergentes».

Respecto a su país, Jaimes aseveró que «la concreción de una moneda común que nos libere de la dependencia del dólar, tiene para Venezuela un peso muy significativo, teniendo en cuenta el sistema de bloqueo de sanciones de persecución que Estados Unidos ha impuesto a Venezuela»

Fuente:
Portal Alba

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar