SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
24/11/23
Regiones: China
Una década de la iniciativa china «Un Cinturón, Una Ruta»: retos, logros y perspectivas
Por Andy Vasquez

Durante este periodo, ya es posible evaluar los resultados intermedios de este proyecto a gran escala, que combina dos vías -la Iniciativa del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda (vía terrestre) y la Iniciativa de la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI (vía marítima)- centradas en el desarrollo inclusivo y la interacción transnacional.

Según el portal oficial de One Belt, One Road, hasta junio de 2023, 152 países y 32 organizaciones internacionales se han adherido a la iniciativa y han firmado más de 200 documentos y acuerdos de cooperación con China en el marco de la OSOP. Este gran atractivo de la iniciativa para la comunidad internacional se debe a varios factores. En primer lugar, a la demostración por parte del Gobierno chino de su solvencia financiera, confirmada por proyectos reales, así como a los esfuerzos de los diplomáticos chinos por promover la iniciativa «Un Cinturón, Una Ruta» a nivel internacional. Además, los países participantes, en su mayoría países en desarrollo, son favorables al marco conceptual y a los principios básicos de la OSOP, a saber, los principios de amplia consulta, contribución conjunta y beneficio común.

En otras palabras, China ha compartido con los países en desarrollo las oportunidades de crecimiento mediante la construcción de las nuevas infraestructuras necesarias tanto para facilitar el comercio y las inversiones mutuas como para fomentar los contactos entre los representantes de los países participantes. Este enfoque ha hecho posible incluir una referencia al OSOP en varios documentos conceptuales de organizaciones internacionales líderes como la ONU, el G20, la cumbre de la APEC y la OCS.

El éxito de la iniciativa «Un cinturón, una ruta» también queda patente en los planes a gran escala para crear y poner en marcha corredores económicos internacionales: el Nuevo Puente Continental Euroasiático (un enlace ferroviario de 10.870 km que unirá la ciudad europea de Rotterdam con la ciudad portuaria de Lianyungang, en la provincia china de Jiangsu); el corredor económico China-Mongolia-Rusia; el corredor económico China-Asia Central-Asia Occidental (que pasará por Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán y China); y el corredor económico China-Asia Central-Asia Occidental (que pasará por Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Uzbekistán, Turkmenistán y Uzbekistán).

También es indicativa la cifra anunciada por Mao Ning, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular China, según la cual la puesta en marcha del OPOP ya ha creado más de 420.000 puestos de trabajo en los países participantes. Además, solo en el primer trimestre de 2023, las empresas chinas invirtieron más de 5 700 millones de dólares en el sector no financiero de los países participantes en la iniciativa, lo que representa una tasa de crecimiento anualizada del 9,5%.

En total, a lo largo de los diez años de la FPSO, el valor total de los contratos de infraestructuras y la inversión en el sector no financiero por parte de China superó el billón de dólares, con una distribución del 59% y el 41% respectivamente (Figura 1). Las estadísticas muestran que los metales y la minería se están convirtiendo en los sectores prioritarios para la inversión de las empresas chinas, ya que estos dos sectores representan un aumento del 130% en el primer semestre de 2023.

Figura 1. Inversión de China en la iniciativa OBOR en 2013-2023.

Centro de Finanzas Verdes y Desarrollo, FISF Universidad de Fudan

El aumento de la inversión en estas áreas se debe a su importancia para China en el contexto de su declarada transición hacia una economía verde, para la que la producción de litio y baterías para vehículos eléctricos son fundamentales. En la actualidad, una de las regiones con mayor crecimiento en términos de participación en la iniciativa es África, más concretamente el África subsahariana: Bolivia, Namibia, Eritrea y Tanzania. Sin embargo, en comparación con 2022, varios países han experimentado un descenso del 100% en su participación en la GPE, especialmente Turquía, Polonia y Kenia [1].

La posición oficial del Kremlin es que Rusia no participa directamente en la iniciativa «Un cinturón, una ruta», pero la apoya. Tras firmar en 2015 la Declaración Conjunta de la Federación Rusa y la República Popular China sobre la cooperación para interconectar la construcción de la Unión Económica Euroasiática (UEE) y el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda (CECR), China considera a Rusia solo como uno de los socios clave, al darse cuenta de que los intereses prioritarios de Moscú se centran en el desarrollo de la UEE. Rusia, por su parte, está interesada en aprovechar las oportunidades adicionales que ofrece la iniciativa china para profundizar en la integración económica euroasiática y poner en marcha grandes proyectos conjuntos, incluso en el contexto de los planes de recuperación económica de las regiones rusas de Siberia y Extremo Oriente.

Los debates sobre el «emparejamiento» se están llevando a cabo como parte del diálogo oficial entre la Comisión Económica Euroasiática (CEE) y el Gobierno de la República Popular China. En el periodo comprendido entre 2015 y 2018, la CEE elaboró una lista de propuestas de proyectos orientados a la integración de los Estados miembros de la UEEA y la RPC para su posterior ejecución conjunta, y formó un grupo de trabajo para estudiar proyectos de integración significativos en materia de transporte e infraestructuras. Además, el tema de la «conectividad» figura regularmente en el orden del día de los debates durante las cumbres y, desde 2017, se refleja en las declaraciones conjuntas de los jefes de Rusia y China y en los comunicados conjuntos tras las reuniones periódicas de los jefes de gobierno de ambos países (en particular, se observan acuerdos sobre la intensificación de los esfuerzos para coordinar las estrategias de desarrollo de Rusia y China y conectar la construcción de la UEEA y la OPOP). En 2018, la UEEA y la RPC firmaron un Acuerdo sobre Comercio y Cooperación Económica, y en 2020 comenzó su trabajo práctico la Comisión Conjunta para la Implementación del Acuerdo sobre Comercio y Cooperación Económica entre la UEEA y la RPC, que coordina las principales áreas de cooperación sectorial, discute medidas de protección comercial, considera cuestiones de competencia, barreras técnicas al comercio, cooperación aduanera y facilitación del comercio. Además, entre las competencias de la Comisión Mixta figura el desarrollo de mecanismos de cooperación multilateral en plataformas internacionales para contrarrestar el proteccionismo, las sanciones y las medidas discriminatorias de EEUU y la UE.

Cabe señalar también que en 2017, 2019 y 2023, el presidente ruso participó en los foros internacionales «Un cinturón, una ruta» como invitado de honor. La parte rusa considera su presencia en este evento como una condición necesaria para una mayor armonización del desarrollo de la UEEA y la OPOP, así como una de las áreas importantes de trabajo para implementar su propia iniciativa de formar la Gran Asociación Euroasiática (GEP), cuyo núcleo debería ser la UEEA, la OCS, la ASEAN, con la participación de oportunidades de la iniciativa china de infraestructura OBOR.

En las condiciones actuales, caracterizadas por el fin de la pandemia COVID-19 y la presión sin precedentes de las sanciones sobre Rusia y China por parte de los países occidentales, parece apropiado seguir utilizando la experiencia de cooperación entre la EAEU y la OBOR como base para la formación de un nuevo contorno geopolítico en Eurasia. En este sentido, un mayor desarrollo de la iniciativa «Un cinturón, una ruta» puede contribuir a profundizar entre Moscú y Beijing «las relaciones de asociación integral e interacción estratégica que entran en una nueva era» en aras del desarrollo de los procesos de integración bilateral y multilateral en el continente euroasiático.

Nedopil, C. China Belt and Road Initiative (BRI) Investment Report 2023 H1 – the first ten years // Green Finance Development Center, FISF Fudan University, Shanghai, julio de 2023. DOI: 10.13140/RG.2.2.13892.19841

*Yuri Kulintsev es Licenciado en Ciencias Políticas, Director Adjunto de Política de Juventud del Instituto de China y Asia Moderna de la Academia Rusa de Ciencias, experto de la RIAC

Artículo publicado originalmente en el Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia (RIAC).

Foto de portada: Cumbre de la Franja y la Ruta en Hong Kong, China, el 13 de septiembre de 2023. La Iniciativa de la Franja y la Ruta, en su décimo año, es cada vez más controvertida e impopular entre algunos países anfitriones. Hou Yu/Imaginechina/AFP.

Fuente:
Noticiaspia

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar