SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
15/09/23
Regiones: Mundo
Guerra Integral de Occidente contra el mundo multipolar – Por Alexander Dugin
Por Dugin Alexander

El ataque de vehículos aéreos no tripulados contra ciudades rusas por parte de las fuerzas terroristas de Occidente (Ucrania está cada vez más a la sombra de la guerra desatada contra nosotros por la OTAN) ha sido especialmente intenso esta noche. Las voces se han callado por fin: ¿cómo es posible? ¿Quién no vigiló? ¡Deberíamos haber vigilado mejor! Ahora todo el mundo empieza a preguntarse qué hacer a continuación.

La cumbre de los BRIC en Johannesburgo demuestra cómo se está institucionalizando el mundo multipolar. 6 civilizaciones de 7 (rusa, china, india, africana, islámica, latinoamericana) se están consolidando al rechazar la hegemonía de la séptima, la occidental.

Pero está claro que esta última no está dispuesta a aceptar la pérdida del dominio mundial y contraataca. Rusia es la que más siente este golpe.

De la mano de los ucranianos, Occidente, que lucha por preservar su hegemonía a cualquier precio, está matando rusos, atacando ciudades rusas, volando instalaciones militares y civiles rusas, bombardeando pueblos y ciudades pacíficos. Sin embargo, esta guerra frontal ya no tiene nada de pacífica. En eso consiste la guerra.

Paralelamente al frente militar, donde nuestros héroes están frenando heroicamente la feroz ofensiva del enemigo e incluso contraatacando, es necesario desplegar en el interior un frente antioccidental en toda regla. En primer lugar, un frente ideológico.

Es necesario iniciar el Operación Militar Especial (OME) en la cultura, la educación, la ciencia.

La hegemonía de Occidente ha calado muy hondo en nuestra sociedad. Gramsci creía que la hegemonía se realiza en primer lugar en la esfera de las ideas, ahí es donde debemos comenzar la OME. En la esfera de las ideas.

En nuestra esfera humanitaria, la cultura, la educación, siguen dominando las ideas del enemigo.

Y Occidente entiende perfectamente la conexión entre las ideas y la batalla física. Si damos un paso en la dirección de la desoccidentalización o de la protección de los valores tradicionales, el golpe puede venir a través de sanciones, de la economía o de un ataque UAV (por sus siglas en inglés: unmanned aerial vehicle, vehículo aéreo no tripulado).

Estamos ante una guerra integral. Todo está conectado con todo en ella: la economía con la política, las acciones militares con los fenómenos culturales, los ataques terroristas con los procesos en línea, la información con la psicología de masas, la diplomacia con la ingeniería social, las humanidades con la lucha por el liderazgo tecnológico y los recursos naturales.

Occidente tiene el principal centro de control de todos estos niveles de guerra integral contra el mundo multipolar – contra 6 civilizaciones. Allí se utiliza todo: redes de agentes, élites occidentalizadas, actitudes y valores occidentales en la sociedad, instituciones educativas, operaciones subversivas, terrorismo, provocación de conflictos étnicos y sociales, psicología de género, peculiaridades generacionales.

¿Disponemos de un centro de este tipo? La pregunta es retórica. Está claro que no lo tenemos.

Y es natural, porque Occidente lleva mucho tiempo librando esta guerra contra nosotros, sabe lo que hace y busca mantener su dominio de espectro total durante el mayor tiempo posible.

Apenas hemos entrado en esta guerra, es decir, apenas empezamos a darnos cuenta de que ya está en marcha. Y no nos hemos dado cuenta del todo.

Seguimos siendo una colonia civilizacional de Occidente. Aunque rebelde. Pero una colonia.

La lucha con Occidente debe comenzar en el seno mismo de nuestra sociedad. Entonces nos daremos cuenta de la necesidad de un cuartel general de guerra integral.

Mientras tanto, los UAV occidentales atacan las ciudades rusas noche tras noche. Es bueno que nos hayamos alejado de la indignación irritada. Pero aún no hemos sacado las verdaderas conclusiones de la guerra a gran escala con Occidente, cada vez más intensa y creciente, que ya está en pleno apogeo. Espero que lo hagamos. Siempre llegamos terriblemente tarde. Pero luego nos ponemos al día.

Fuente:
KontraInfo

Agenda

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar