SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
22/10/21
Regiones: Rusia
La crisis del capitalismo y el «dogmatismo agresivo» de Occidente: los principales puntos del discurso de Putin en el Foro de Valdái
Por Russia Today

El presidente ruso hizo sus declaraciones en el foro del club de discusiones Valdái, cuyo tema principal es ‘Conmoción global: ser humano, valores y Estado’.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, participó este jueves en la reunión del Foro de Valdái, que se desarrolló en la ciudad rusa de Sochi.

La intervención del mandatario incluyó un discurso y una conversación con los participantes del evento, durante los cuales presentó su visión de la situación y problemas mundiales y respondió a las preguntas sobre varias cuestiones.

Estancamiento del capitalismo existente

Según el mandatario, «las contradicciones socioeconómicas se han agravado hasta el punto de que en el pasado hubo conmociones a escala mundial: guerras mundiales, cataclismos sociales sangrientos». «Todo el mundo dice que el modelo de capitalismo existente —que hoy es la base de la estructura social en la inmensa mayoría de los países— se ha agotado. Dentro de su marco, ya no hay forma de salir de una maraña de contradicciones cada vez más enredadas», dijo Putin.

La pandemia no es la causa de la crisis

El presidente ruso rechazó que la actual crisis social estuviera causada directamente por la pandemia de coronavirus. «Las causas del descontento social son mucho más profundas», indicó Putin, que señala que la propagación del virus ha sido «solo un pretexto».

Desigualdad y decepción

Como resultado, crece la «desigualdad (…) tanto dentro de las sociedades como a nivel internacional», opina Putin, resaltando el ascenso del extremismo y la migración incontrolada como dos formas de responder a la decepción social.

Falta de cooperación y gobernanza mundial

«Todos los Estados declaran de palabra su adhesión a los ideales de cooperación, su disposición a trabajar juntos para resolver problemas, pero, lamentablemente, solo de palabra. En realidad, está sucediendo lo contrario. (…) Los intereses egoístas han prevalecido por completo sobre el concepto de bien común. (…) Las instituciones de gobernanza mundial no siempre funcionan con eficacia», cree el presidente.

Ascenso de los países en desarrollo

Al mismo tiempo, «el cambio de equilibrio de poder presupone una redistribución de acciones a favor de aquellos países en desarrollo y en crecimiento que hasta ahora se sentían excluidos», dijo Putin.

«Para decirlo sin rodeos, el dominio de Occidente en los asuntos mundiales, que comenzó hace varios siglos y se convirtió en casi absoluto durante un corto período a finales del siglo XX, está dando paso a un sistema mucho más diverso», y señala que una transición pacífica a este tipo de sistema es difícil, pero posible.

La importancia de la ONU

No obstante, el mandatario ruso rechazó las críticas de su homólogo turco, Recep Tayip Erdogan, quien criticó el formato actual del Consejo de Seguridad de la ONU, basado en el desenlace de la Segunda Guerra Mundial. «Si levantamos el veto de los miembros permanentes, la ONU morirá ese mismo día», indicó.

Amistad, no un bloque con China

«Rusia y China mantienen su amistad no contra alguien, sino porque esto sirve a los intereses de ambos países», señaló Putin, además de subrayar que, «a diferencia de la OTAN, Rusia y China no crean un bloque militar, no tienen tales planes».

«La guerra no se detiene»

En esa nueva situación internacional, las guerras no acaban victoriosamente para ninguna parte, destacó Putin. Según el mandatario, «antes, una guerra perdida por un país significaba una victoria para otro, [pero] ahora todo es diferente, no importa quién tome la delantera, la guerra no se detiene, cambia de forma».

Plataformas digitales contra Estados

Putin calificó de «efímeras» las plataformas digitales globales y aseguró que los intentos de estas por «usurpar» las funciones del Estado «fracasarán», como ha ocurrido en EE.UU. «A pesar de toda su grandeza, que por supuesto es evidente, como lo vimos en los procesos internos de EE.UU., aún no logran usurpar las funciones políticas o gubernamentales. Son intentos efímeros», aseveró.

Crítica de la cultura de la cancelación

Para Putin, la lucha por la igualdad tal como se entiende actualmente en Occidente se ha convertido en un «dogmatismo agresivo al borde del absurdo». «Contrarrestar las manifestaciones del racismo es algo necesario y noble, pero en la nueva cultura de  la cancelación se convierte en una discriminación inversa. El énfasis obsesivo en el tema racial divide aún más a la gente», dijo el mandatario, quien calificó como «una fantasmagoría total» la discusión sobre los derechos de género de hombres y mujeres.

Valores de Occidente

El mandatario recordó que los bolcheviques mostraron una «intolerancia absoluta» a cualquier opinión diferente de la suya, trataron de destruir los valores que se formaron hace varios siglos. En este sentido, subrayó que «al observar lo que está sucediendo en varios países occidentales» ahora, se ven las prácticas que Rusia dejó en el pasado lejano. 

El mandatario destacó que la vinculación mutua de los valores diferentes permite ampliar los conocimientos de una persona, pero este proceso debe ser «orgánico» y «no puede ser rápido». «Los intentos de dictar valores en las condiciones de perspectivas inciertas e imprevisibles complican aún más la situación ya aguda y conllevan generalmente la reacción inversa y al resultado contrario al esperado», declaró.

Putin afirmó que «las perturbaciones sociales y culturales que ocurren en EE.UU. y Europa Occidental no es un asunto» de Rusia. «No nos metemos allí», dijo, agregando que algunas personas en los países de Occidente opinan que «la borradura agresiva de las páginas de la historia propia» o «la renuncia a cuestiones básicas como madre, padre, familia o incluso la diferencia de género» son las etapas hacia «la renovación social». «Pero quiero subrayar que es su derecho», declaró el presidente y pidió que nadie «se meta en nuestra casa», ya que la mayoría de los ciudadanos rusos tienen «otro punto de vista» al respecto.

Contrarrestar las manipulaciones de la historia

Hablando de otro aspecto del discurso político, el presidente ruso llamó contra reescribir la historia, en particular, de la Segunda Guerra Mundial. «No se debe culpar a la Unión Soviética del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, analicen los documentos, […] no hay que politizar eso», resaltó, a la vez que destacó que «manipular los acontecimientos del pasado para solucionar los problemas de hoy en los asuntos internacionales no conduce a la comprensión mutua».

El foro del club de discusiones Valdái se celebra del 18 al 21 de octubre de 2021. Las reuniones son presenciales, pero con ciertas restricciones por el coronavirus. El tema de este año es ‘Conmoción global: ser humano, valores y Estado’.

Fuente:
RT
Etiquetas: Vladimir Putin

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

Revistas Digitales