SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
06/08/22
Regiones: Mundo
Siria y Libia: Türkiye y Rusia acuerdan una posición coordinada tras conversaciones en Sochi
Por United World

El 5 de agosto, los presidentes de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdoğan y Vladimir Putin, sostuvieron conversaciones en Sochi. Las conversaciones se centraron en la cooperación comercial y económica entre los dos países, el «acuerdo de granos» para desbloquear las exportaciones de granos de los puertos ucranianos en el Mar Negro, la cooperación energética y la situación en Siria y Libia.

El presidente turco, dando la bienvenida a su colega ruso, “subrayó la importancia de la solidaridad entre Türkiye y Rusia en la lucha contra el terrorismo y añadió que sus conversaciones les ayudarán a dar pasos más firmes sobre el tema”, según el sitio web oficial del líder turco.

“Türkiye y Rusia han hecho una gran contribución a la normalización” en Siria, subrayó el presidente ruso Vladimir Putin.

Siria: una oportunidad para luchar contra el terrorismo

Tras la cumbre de Sochi, los presidentes de Türkiye y Rusia adoptaron una declaración conjunta. Se prestó especial atención a la preservación de la unidad territorial de Siria y la lucha contra el terrorismo.

“En la reunión, donde también se discutieron los acontecimientos recientes en Siria, los líderes subrayaron la importancia que otorgan al avance del proceso político. Al enfatizar la importancia que otorgan a la preservación de la unidad política y la integridad territorial de Siria, los líderes reafirmaron su determinación de actuar en coordinación y solidaridad en la lucha contra todas las organizaciones terroristas” , dice el comunicado.

Anteriormente, el portavoz de la presidencia rusa, Dmitry Peskov, dijo que en Siria, “Türkiye tiene preocupaciones legítimas de seguridad que, por supuesto, tenemos en cuenta”.

Rusia está dejando claro de facto que está dispuesta a cooperar con Türkiye en la lucha contra la fuerza sustituta de EE. UU., los terroristas del PKK/PYD. Esta es una victoria importante para la diplomacia turca, que ayuda a estabilizar Siria y el Medio Oriente en general, donde Estados Unidos está utilizando a los separatistas kurdos para socavar Turquía, Siria, Irak e Irán.

Todavía no se sabe qué pasos prácticos seguirán a esta declaración. El miembro de la facultad de la Universidad de Maltepe y experto en relaciones internacionales, el Prof. Dr. Hasan Ünal, dijo en una entrevista con el periódico Aydınlık antes de la reunión que:

“También es importante para Rusia que Siria llegue a un acuerdo pacífico con soberanía efectiva sobre todo su territorio. En este sentido, no hay mucho de un área problemática entre los intereses nacionales de Türkiye y la política de Rusia en Siria. Cuando nos comprometamos con el estado sirio y volvamos a los días del Memorando de Adana firmado en 1998 y revisado en 2010, casi todas nuestras preocupaciones de seguridad desaparecerán, porque entonces Siria y Türkiye reanudarán su lucha conjunta contra el terrorismo (PKK/PYD y sus derivados)”.

Ünal continuó:

“Entonces no habrá necesidad de que Türkiye realice operaciones en territorio sirio, construya edificios, establezca poblaciones, etc. en el territorio bajo su control. La suposición de Estados Unidos de que Turquía, dirigida por Erdogan, nunca estará de acuerdo con el gobierno sirio por ningún motivo y en cualquier momento terminará. Esto trastornará la psicología del otro lado y Estados Unidos no podrá mantener su presencia en esta región en un orden mundial multipolar”.

Libia: apoyo conjunto para la paz

También es fundamentalmente importante que Türkiye y Rusia hayan acordado coordinar los esfuerzos de cada uno en Libia. Anteriormente, UWI escribió sobre el fortalecimiento de los EE. UU. y los Emiratos Árabes Unidos en Libia, interesados ​​​​en expulsar a Rusia y Türkiye.

Recuerde que Estados Unidos y Francia tienen una visión negativa de la presencia militar turca y rusa en Libia. Es obvio que Ankara y Moscú están interesados ​​en cooperar para limitar la influencia de las potencias imperialistas en Libia.

La declaración conjunta de Erdoğan y Putin señaló: “Los dos líderes enfatizaron su fuerte compromiso con la soberanía, la integridad territorial y la unidad nacional de Libia. Continuaron subrayando la importancia de celebrar elecciones libres, justas y creíbles basadas en el consenso más amplio posible y reiteraron su apoyo al proceso político que continúa bajo la propiedad y el liderazgo de Libia”. 

Al comentar sobre la Cumbre de Sochi, el experto de United World International Mehmet Perinçek, le dijo a Aydınlık que Türkiye y Rusia deberían acordar una “estrategia general”. “Türkiye y Rusia pueden actuar juntos en Libia. Las fuerzas imperialistas pueden ser eliminadas de Libia. Si Türkiye convence a Libia occidental y Rusia convence a Libia oriental, el problema se resolverá. Rusia no está en contra de las ventas de petróleo de Libia. Allanará el camino para la venta de petróleo libio y su uso para el pueblo libio”.

Juntos hacia un mundo multipolar

Como Steve Cook, investigador principal de Estudios de Oriente Medio y África en el Consejo de Relaciones Exteriores, dijo a France 24: “Ni el liderazgo turco ni el ruso se sienten muy cómodos con un orden global o regional liderado por Estados Unidos. Y así han podido cooperar… Turquía tiene muchas ganas de seguir una política independiente de los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. Y eso requiere que continúe teniendo relaciones correctas con Rusia a pesar de sus grandes diferencias en una serie de conflictos regionales”. Los opositores de Ankara y Moscú ya están preocupados por las perspectivas de ampliar su cooperación en Libia y Siria, donde la cooperación turca y rusa podría acabar con las aspiraciones hegemónicas de Occidente y sus satélites.

Además de la cooperación en Siria y Libia, los presidentes turco y ruso acordaron “aumentar el volumen de comercio bilateral de manera equilibrada y alcanzar los objetivos designados; satisfacer las expectativas de los demás en materia de economía y energía; tomar medidas concretas para impulsar la colaboración en temas que han estado pendientes en la agenda de ambos países durante mucho tiempo, en sectores como el transporte, el comercio, la agricultura, la industria, las finanzas, el turismo y la construcción”.

La salida de empresas europeas y estadounidenses de Rusia en medio de sanciones crea ventajas únicas para las empresas turcas. Por lo tanto, la expansión de la facturación comercial fortalece tanto a Rusia, que encuentra en Türkiye una alternativa a Europa y EE. UU. en muchos temas de apoyo comercial, como a Türkiye, cuya economía encuentra nuevas oportunidades.

Otra decisión de la cumbre: realizar el comercio de gas entre Rusia y Türkiye en rublos (es decir, cambiar del dólar a las monedas nacionales) tiene un significado mundial y socava la hegemonía geoeconómica de los Estados Unidos.

Fuente:
United World

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales