SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
11/01/22
Temas: Historia
Regiones: Estados Unidos
Estados Unidos y el nazismo
Por Vladimir Acosta

El pasado 16 de diciembre la Asamblea General de la ONU aprobó una reiterada propuesta rusa que condena toda glorificación del nazismo y de la ideología nazi. 130 países apoyaron la propuesta, 49 se abstuvieron (la Unión europea, defensora actual del nazismo que la gobernó o masacró durante la Segunda guerra mundial y los otros usuales gobiernos serviles o cómplices de Estados Unidos (EU): Gran Bretaña, Canadá, Australia, Japón y los países bálticos), y sólo 2 votaron en contra: EU y Ucrania.

Lo de Ucrania es normal. El gobierno ucraniano es pro nazi, y si no se declara nazi es porque al gobierno hipócrita de EU no le conviene que lo haga. El nazismo tiene fuerza en Ucrania, en la parte occidental del país, pero Ucrania aquí no cuenta. Su amo es EU. Por ello quiero revisar en sus grandes rasgos, la vieja, oculta y estrecha relación de EU con el nazismo.

1. EU, precursor, modelo y maestro de los nazis

Desde el siglo XIX y más aún desde las primeras décadas del siglo XX, por sus crímenes y prácticas racistas, EU fue precursor directo del nazismo y luego modelo a seguir por este cuando cobró forma bajo la dirección de Hitler, gran admirador suyo, en los años 30 y 40 de ese pasado siglo. Veamos, pues, a EU como precursor y modelo de los nazis.

En el siglo XIX: modelos para Hitler fueron la esclavitud de los negros, declarados seres inferiores, suerte de primeros Untermenschen, y la segregación racial que sucede a la esclavitud, con todos sus crímenes. Esa segregación es modelo de la nazi con sus persecuciones y sus ghettos, lo mismo que el genocidio indígena, sus matanzas de miles de indios y sus reservaciones de tribus indias. Todo esto es admirado, celebrado y mejorado luego por Hitler y los nazis.

En el siglo XX: más modelos, la horrible y temprana masacre de patriotas filipinos que incluía a niños mayores de 10 años, y los campos de concentración, suerte de aldeas estratégicas, en las que se torturaba y mataba a golpes o de hambre a los prisioneros. A EU solo le faltó el Zyklon B, pero la empresa estadounidense Dupont lo fabricó luego para los nazis, que gasearon con él a los judíos. A partir de 1910, EU empieza a experimentar con la eugenesia, admirada, copiada y ampliada luego por los nazis.  La de EU usaba como cobayas a pobres, idiotas, negros y enfermos. Los nazis la masificaron usando como víctimas a judíos, gitanos y comunistas. Sin olvidar que de ella derivaron también los monstruosos experimentos del doctor Mengele.

2. EU: de imitadores y amigos a rivales moderados del nazismo

Con el triunfo de los nazis desde 1933, y pese a que el gobierno de Roosevelt trata de mantenerse al margen, crece en EU el apoyo al nazismo y surgen organizaciones de abierto carácter nazi. El padre de los Kennedy, contrabandista de licores bajo la ley seca estadounidense y embajador de EU en Londres, es franco admirador de Hitler. El político y rico empresario John Ford es abierto pro nazi y antijudío y luce en su escritorio una fotografía de Hitler. Lindberg, el famoso aviador, es otro admirador de Hitler. Las organizaciones político-militares que surgen y crecen en esas décadas en EU son numerosas. Ejemplos: la Legión Negra, y las Camisas Plateadas, que combinan KKK, racismo anti negro, anticomunismo e imitación admirativa de Hitler y el nazismo. La recién creada HUAC ignora el crecimiento de organizaciones pro nazis, con las que simpatiza, mientras persigue a toda organización progresista a la que acusa de comunista, de lo que también se acusó a la actriz niña Shirley Temple.

La Segunda guerra es clave para definir esto. Roosevelt se mantiene neutral sobre el nazismo. Pero en 1939 estalla la Guerra, y EU, que teme al poder nazi, debe participar en ella pues ella definirá quién va a ser el nuevo dueño del mundo. Al invadir Hitler a Rusia, Roosevelt ve esperanzas para EU porque ambos rivales deben debilitarse. Pero al principio Alemania tiene ventaja. Entonces Roosevelt decide atacar a Japón, que amenaza sus intereses en el Pacífico. Lo hostiga y tiende la trampa de Pearl Harbor para declararle la guerra sin chocar con Alemania. Pero Hitler le declara la guerra. Aliados, EU e Inglaterra retardan el choque frontal con Alemania dejándole toda la carga a la heroica Rusia comunista y solo cuando ven que ésta aplasta a los nazis y va a llegar primero a Berlín, organizan el desembarco de Normandía. EU apenas enfrenta a los nazis; y éstos, ante el avance ruso, se rinden a ingleses y norteamericanos. Así, EU, rico y con su industria intocada, se exhibe como vencedor de la Guerra y libertador de Europa mientras Rusia, la verdadera vencedora, ha quedado destrozada por esa victoria. EU pacta en secreto con los nazis y empieza a traerlos en masa para que refuercen su ciencia nuclear, su tecnología espacial y el espionaje que necesita para emprender la Guerra fría, de nuevo contra el comunismo encarnado en esa Rusia.

3. EU renueva y asume el nazismo disfrazándolo de democracia y supera a los nazis en crímenes, invasiones, guerras, asesinatos y poder

Hasta ahí llegan los nazis. EU no los necesita más. De ahora en adelante, con su bomba atómica y las que siguen, con los nazis que ha americanizado y su control de una Alemania a la que llena de bases militares, EU asume papel y tareas propias de los nazis, las perfecciona y hace más criminales, pero eso sí, disfrazándolas, como hace con todo lo que toca, de lucha por la democracia y la libertad.

Los nazis cometieron crímenes horrendos que no deben olvidarse, pero tampoco que el nazismo duró 13 años y solo dominó a Europa, todo en medio de un conflicto como la Segunda guerra, lo que supuso lucha inmediata contra sus crímenes. En esto EU, igualmente despótico y racista, lo supera por completo tanto en crímenes, guerras y muertos como en territorios dominados y saqueados.

¿Damos una breve mirada a esa lista? EU inicia su ascenso al poder mundial lanzando dos bombas atómicas a un Japón ya vencido, para advertir a Rusia. Sigue con guerras: Corea, Vietnam, Laos, Camboya, Líbano, Afganistán, Irak, Siria, Libia, Yemen, Somalia; más golpes de estado en América Latina; invasiones: fallida a Cuba y exitosas a Dominicana, Grenada, Panamá; apoyo a toda dictadura de derecha en el mundo; dominio de Europa, llena de sus bases militares y convertida en servil protectorado; poder mundial para imponer su sujeción al planeta: dominio pleno de los medios; sanciones al que se resista; su dólar emitido sin respaldo e impuesto como moneda al mundo; control y robo de divisas ajenas; manejo en su interés de BM, FMI, OMC, de bolsas, comercio, banca, finanzas mundiales, y sistemas de pago que controlan hoy todos los intercambios. Más guerras que destruyen países; más agresiones, sanciones y amenazas. Y una creciente amenaza de guerra nuclear contra Rusia y China que podría acabar de una vez con esta civilización capitalista desigual y podrida que se está hundiendo a diario ante nuestros ojos.

La cifra de crímenes y la lista de muertos, inválidos, torturados y desaparecidos por EU, lista que no para de crecer, como la de pueblos arruinados por sus guerras asesinas, su saqueo de países y su cínica hipocresía que hace pasar ese enorme prontuario criminal como lucha por democracia y libertad, han superado claramente a los nazis. EU lleva dos siglos en esto y en medio de su actual decadencia amenaza al mundo con crímenes mayores. Poca duda cabe de que no ha habido otro país más asesino, de que la peor plaga que le haya caído a este planeta es ese país dispuesto a destruir el mundo antes de aceptar compartir con otras potencias su dominio, que solo puede ser exclusivo suyo.

Ante esto, ¿qué queda de los nazis y sus crímenes que no haya sido ampliamente superado por EU? ¿cómo podría ese país super nazi que es EU condenar al nazismo?

Fuente:
ÚN
Etiquetas: Nazismo

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales