SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
18/03/22
Regiones: Somalía
Las mujeres somalíes que conquistaron la independencia
Por Pablo Arconada Ledesma

Las mujeres somalíes lucharon durante años para lograr una independencia efectiva de las tierras que habían habitado desde hacía siglos y que habían sido ocupadas por Italia, Gran Bretaña y Etiopía desde finales del siglo XIX. Tradicionalmente la Historia ha invisibilizado (cuando no borrado) el papel fundamental de grupos de mujeres en la resistencia frente a la colonización y la lucha por la libertad. En su lugar, suenan los nombres de personajes denominados “padres de la independencia”. Este hecho no sólo ha sucedido en Somalia, sino que en buena parte de los países africanos las referencias a los procesos históricos suelen llevar el título de hombres ilustres. Sin embargo, en los últimos años hay un trabajo fundamental para recuperar y honrar el rol femenino en las independencias africanas.

La historia de las independencias suele construirse en torno a esas figuras “paternas” que parece que lograron éxitos por sí mismos, olvidando la lucha conjunta de la población, organizaciones sociales, partidos políticos, sindicatos, agrupaciones religiosas y un larguísimo etcétera. Junto con el papel de estos hombres, como el primer presidente de la república somalí Aden Adde, o el primer ministro Abdirashid Ali Shermarke, empieza a recuperarse otros nombres como el de las somalíes Hawo Taako, asesinada en 1948, y Halimo Godane. Ambas mujeres fueron activistas pan-somalíes y formaron parte de la Somali Youth League (SYL) la formación política llamada a dirigir el país a partir de 1960.

Estatua de Hawo Tako en Mogadiscio.

La historia de Hawo Tako, cuya efigie se puede encontrar todavía en el centro de Mogadishu, está rodeada de un halo de leyenda. Su dramática muerte tras unas protestas el 11 de enero de 1948 en la capital frente al retorno de los italianos tras la II Guerra Mundial y la partición de los territorios somalíes la convirtió en una heroína. En esa fecha SYL convocó una manifestación en apoyo de la independencia de Somalia, que fue sofocada por orden del gobernador colonial italiano, que envió a las fuerzas de seguridad, con un balance de 51 italianos y 17 somalíes muertos. Hawo Tako fue una de las principales voces que se opuso a la colonización de Somalia y exigió la inmediata libertad del pueblo somalí. Sin embargo, si destacáramos sólo su figura, caeríamos en el error de reproducir una historia hecha de arriba hacia abajo, donde un reducido número de protagonistas toman las riendas del destino.

Hawo Tako es hoy en día un símbolo en Somalia, pero no podemos pasar por alto el constante trabajo de algunas mujeres y su compromiso por la independencia y la libertad. Fueron muchas las mujeres, tanto de espacios rurales como urbanos, que desempeñaron un papel fundamental en el movimiento nacionalista y en los partidos políticos, durante buena parte de las décadas de 1940-1950. Las mujeres no sólo participaron en las protestas, sino que se afiliaron y llegaron a ocupar cargos dentro de algunos partidos políticos. Su rol fue clave en la organización, el reclutamiento de nuevos miembros y la recaudación de fondos, entre otros. Además de la independencia, las mujeres también lucharon por sus propios derechos, logrando que se reconociera su derecho al voto en 1958, dos años antes de que la descolonización tuviera lugar. La falta de compromiso con los derechos femeninos de una parte de la élite política, llevó a la creación de organizaciones propias, especialmente en las ciudades costeras. De este modo, en 1959 se fundó la primera organización feminista del país, la Somali Women’s Association.Posteriormente se crearon otras asociaciones como Somali Women’s Movement, que tenía el objetivo de “reforzar la energía colectiva de las mujeres para defender la igualdad de sexos” o la Organizzazione delle donne e dei giovani, en el sur del país.

Representación de la activista Hawo Tako en un billete de 100 chelines.

No es una coincidencia que todas estas organizaciones nacieran en la década de 1960, cuando el país ya se había independizado. Aunque los gobiernos de la república y SYL habían reconocido el compromiso y la lucha de las mujeres en el proceso de independencia, lo cierto es que las mujeres quedaron apartadas de los principales círculos políticos, sociales y económicos. La conocida como “traición de la República” puso en alerta a grupos de mujeres que decidieron seguir luchando por sus derechos en los años siguientes. Aún queda para que se reconozca el papel de las mujeres en los procesos históricos, también en Somalia, y no se debe olvidar que su compromiso y lucha fue fundamental para alcanzar la independencia y la libertad de Somalia, pero también para ganar reconocimiento, visibilidad y mantener sus derechos.

Fuente:
África Ye

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales