SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
25/09/22
Entrevista con Daniel Jadue, alcalde de Recoleta-Chile
Daniel Jadue: «Hay que dar continuidad al proceso constituyente, con más democracia, no con menos»
Por Alvaro Roslik

En entrevista con Sputnik, el excandidato presidencial y referente de la izquierda chilena, Daniel Jadue, advirtió sobre el riesgo de que la derecha «se emborrache con el triunfo del Rechazo» en el plebiscito constitucional. Además, reclamó que la izquierda latinoamericana «no desaproveche» la nueva ola progresista.

El triunfo de la opción Rechazo en el plebiscito de salida a la propuesta de una nueva Constitución Política chilena el pasado 4 de septiembre evidencia el «triunfo del sentido común», explica en entrevista exclusiva con Sputnik Daniel Jadue, alcalde del municipio de Recoleta de Santiago de Chile y referente de la izquierda del país sudamericano.

Sin embargo, el alcalde de 55 años, integrante del Partido Comunista y excandidato presidencial en el conglomerado oficialista Apruebo Dignidad, sostiene que este «sentido común» es el de un país «que hace 50 años tiene al neoliberalismo como cultura hegemónica». Por lo tanto, lo que triunfa es «un sentido común neoliberal».

Para Jadue, ese sentido también fue «azuzado por una campaña de terror mediática de los mismos que ostentan el poder bajo esa cultura hegemónica y que son propietarios de todos los medios de comunicación».

¿Qué explica la derrota de la opción Apruebo?

El alcalde de Recoleta sostiene que, al mirar en retrospectiva, se pueden enumerar los factores que incidieron en el triunfo del Rechazo a partir del «desesperado intento» de todo el sistema político por «recuperar el control» a través del Acuerdo por la paz social y la nueva Constitución firmado el 15 de noviembre de 2019, en el cual los partidos políticos acordaron iniciar el proceso constituyente.

«Fue un intento de dejar fuera al fenómeno destituyente que estaba en las calles», precisa Jadue. «El sistema político hace este acuerdo, que tiene como objeto retomar el control, acotando lo más posible en sus posibilidades transformadoras», complementó.

Eso se trasladó a la Convención Constituyente, que según Jadue trabajó bajo una «campaña de desprestigio» y debió someter su proyecto a una votación que, a diferencia del plebiscito de entrada, fue puesto en consideración en un referendo con voto obligatorio.

Para Jadue, una de las claves de la derrota del Apruebo es que sus defensores hayan implementado lo que denomina «una campaña espejo», es decir, una estrategia comunicacional «que se habla a sí misma, a los que son iguales a ellos».

«Como la dirige un grupo de universitarios que efectivamente tienen bastante poca calle, le termina hablando a ese mundo que vota Apruebo», diagnosticó el alcalde.

Lecciones a futuro

Jadue enfatiza que, a pesar de la derrota electoral del 4 de septiembre, el proceso constituyente no terminó, sobre todo porque el plebiscito de entrada evidenció que la población quiere una nueva Constitución.

El dirigente comunista señaló que la última encuesta de la consultora Cadem muestra que el 76% de los chilenos sigue queriendo sustituir la carta magna de 1980. «El proceso destituyente de la Constitución y el modelo de la dictadura ya está en curso definitivo», sentenció.

En ese sentido, el alcalde mencionó una cuestión que según él no se puede soslayar: mientras el Apruebo recibió 4,8 millones de votos, la Constitución propuesta por la dictadura de Augusto Pinochet tuvo 1,4 millones de votos.

Por lo tanto, más allá de que el proceso constituyente haya tenido un impasse o «un fracaso grande y democrático», significa un avance.

«Hace 30 años éramos 200.000 los que decíamos ‘nueva constitución’, ahora tienes 4,8 millones y un texto que es un horizonte de hacia dónde debe ir el país y eso es un triunfo y un avance al que nadie le puede quitar mérito», sintetizó.

A ojos del alcalde recoletano, el ánimo social después del plebiscito de salida es muy complejo e impredecible, sobre todo porque «no es la primera vez que la derecha se emborracha con un triunfo electoral y cree que tiene todo el poder».

Jadue se muestra crítico de la postura adoptada por la derecha chilena, que según él «cree que el triunfo del Rechazo es suyo» y «no entiende que es el triunfo de un malestar que sigue vigente y que puede aparecer en cualquier minuto, incluso con más radicalidad que el 18 de octubre [de 2019], si no se resuelven las necesidades materiales de la población».

Por ese motivo, apuntó que el sistema político está «jugando con fuego» y el malestar social puede volver a expresarse sin problemas si no se da continuidad al proceso constituyente «con más democracia, no con menos».

Una «segunda oportunidad» para la izquierda latinoamericana

La esperanza vuelve a iluminar el rostro del alcalde cuando la charla cambia de latitudes y reflexiona sobre el rumbo político de la región con el ascenso al poder de líderes progresistas como Gustavo Petro en Colombia, Andrés Manuel López Obrador en México o un posible retorno de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil.

«Se le da a una parte de la izquierda una segunda oportunidad de corregir los errores de las primeras partes de sus procesos», valoró Jadue.

Entre las cosas a corregir, el alcalde menciona la oportunidad de mejorar la capacidad de los países «de modificar la base productiva, poner en valor con mayor fuerza la base democrática y la integración latinoamericana, entre ellos a través de instituciones como la CELAC».

«Espero que sea una oportunidad que la izquierda latinoamericana no desaproveche. Yo, por lo menos, no pongo dentro de la izquierda latinoamericana al Gobierno de Chile, que hoy en día da más señales hacia una centroizquierda neoliberal que hacia una izquierda definida», analizó Jadue.

De hecho, Jadue cree que no puede hacerse una comparación política entre Boric y Petro. «Las señales que han dado los dos Gobiernos en sus primeros días son tan distintas que sería un despropósito tratar de asimilarlos en algo, no tienen mucho que ver. Tienen historias de vida, tienen experiencias y trayectorias completamente diferentes», sentenció.

«Creo que con el triunfo de Xiomara Castro en Honduras, el de AMLO [Andrés Manuel López Obrador] en México, el de Pedro Castillo en Perú con todos los problemas que tiene la democracia peruana; con Petro, con el posible triunfo de Lula, el de Arce, con la crisis de Ecuador después del triunfo del banquero [Guillermo Lasso], se dibuja un continente nuevo que nos permite mirar con esperanza el futuro», enfatizó.

No obstante, Jadue plantea la necesidad de no despreciar el poder hegemónico del que aún goza Estados Unidos sobre América Latina.

«Hay que entender también que en este mundo no ha cambiado mucho la situación de la hegemonía mundial y que EEUU sigue tratando de intervenir y derrocar a los Gobiernos que no le gustan con mentiras, con violencia, con intervenciones y judicializaciones», explicó.

Ese poder también se puede evidenciar en otros escenarios como Europa del Este con la acción de la OTAN, alianza militar a la que define como «un fantasma de otra época, que no debería existir hoy en día».

En palabras de Jadue, el tratado atlántico es «un arma de destrucción masiva en manos de una organización criminal de carácter global que se propone imponer por la fuerza los intereses económicos de sus corporaciones en cualquier parte del mundo».

Fuente:
Sputnik

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales