SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
28/10/22
Nicaragua, elecciones municipales 2022
Por Edgar Solórzano

El próximo 6 de noviembre Nicaragua estará abocada a una fiesta cívica, donde los ciudadanos ejercerán su derecho democrático para elegir a las autoridades municipales en los 153 municipios que conforman el país.

En esta fiesta ciudadana se estarán eligiendo 153 alcaldes o alcaldesas, 153 vicealcaldes y 2.885 concejales propietarios e igual número de concejales suplentes, que conforman los Concejos Municipales.

En esta contienda democrática participan en total 6 fuerzas políticas, (incluidas dos alianzas políticas), que representan a 20 partidos políticos.

Para estas elecciones el Consejo Supremo Electoral habilitó 7.931 Juntas Receptoras de Votos que estarán funcionando en 3.106 Centros de Votación en todo el país, para que los ciudadanos ejerzan su derecho al voto.

Para los nicaragüenses estás elecciones tienen una gran importancia, ya que elegirán a quienes van a regir el porvenir y el desarrollo de su localidad en los próximos cinco años.

En ese contexto, no se puede soslayar el rol que juega el Frente Sandinista de Liberación Nacional, ya que desde el año 2007 –como una nueva etapa–, ha mostrado, a través de todas las alcaldías en su poder, vocación de convivencia y prosperidad para las familias nicaragüenses, en todos los ámbitos de la vida económica, social, cultural, urbanístico, ambiental, productivo, etcétera.

Lo anterior es verificable y medible en cada una de las alcaldías que el FSLN tiene en su poder, que ha sido desarrollado bajo la filosofía de restitución de derechos para el bienestar del pueblo.

Esa restitución de derechos implica contribuir al bienestar y la felicidad de las familias nicaragüenses, que se materializa en mejorar las condiciones de vida con más obras, proyectos, programas sociales y servicios municipales de calidad, que son los elementos básicos para continuar reduciendo la pobreza y las desigualdades.

Las alcaldías están en líneas con el Gobierno Central, para unir esfuerzos en todos esos ámbitos en búsqueda de desarrollo y progreso. La municipalidad vista como el eje central desde donde parten las condicionalidades para promover el desarrollo local y en general de Nicaragua.

Para el Frente Sandinista un municipio fortalecido y con liderazgo, es la suma de voluntades a nivel nacional para la prosperidad.

Obviamente, esa política es reconocida por la ciudadanía, lo que significa que en estas elecciones del 6 de noviembre el FSLN ganará la mayoría de las alcaldías. Y esto lo saben moros y cristianos, porque esas políticas de gobierno han generado transformaciones socioeconómicas trascendentales, con la visión integral del FSLN de compromiso con el pueblo desde los gobiernos locales, a diferencia de lo que significaron los gobiernos municipales durante los 16 años de neoliberalismo, que es igual a decir exclusión del desarrollo.

Desde la llegada al poder del FSLN en el año 2007 hay un cambio rotundo e innegable de desarrollo de las municipalidades, modernizando la infraestructura y llevando el progreso en todos los ámbitos.

No obstante, uno se pregunta, porqué los medios de comunicación internacionales que siempre tienen puesta su mira hacia Nicaragua no han dicho ni una sola palabra sobre estos próximos comicios.

En primer lugar, no han dicho ni una sola palabra porque desde ya desconocen los resultados de estas elecciones, lo que forma parte de la naturaleza de quienes pretenden erigirse en los patrones de los pueblos.

En segundo lugar, porque ellos están claros que por los logros obtenidos a lo largo de estos años en las alcaldías a manos del FSLN, es obvio que los ciudadanos van a ratificar su voto en la casilla del Frente Sandinista y a extender el mandato en nuevas municipalidades.

En tercer lugar, ignoran estos comicios porque pretenden ignorar que el Frente Sandinista es el partido mejor organizado y con mayor fuerza a nivel nacional.

Por tanto, estas elecciones son una especie de sufragio cuyos resultados avalarán la gestión del Comandante Daniel Ortega como presidente de Nicaragua, porque el Gobierno Central y los gobiernos locales son una unidad indisoluble que se conjugan armónicamente para ir construyendo los sueños y esperanzas de este pueblo, que muy a pesar de los amos del norte, continúa cimentando los caminos de la paz, la seguridad, la estabilidad, bajo la bandera de la soberanía y la dignidad.

Las elecciones del 6 de noviembre serán un voto por más desarrollo municipal, por más crecimiento económico, que es igual a decir, más viviendas, más calles, más esparcimiento para la niñez y la juventud, más bienestar y mejores niveles en la calidad de vida de los nicaragüenses.

Es obvio, que el imperio a partir del día de las votaciones y posterior a ese ejercicio democrático y transparente, echará a andar su maquinaria de comunicación para continuar con su ya consabida narrativa de señalar fraudes, justificando así su política de continuar imponiendo sanciones económicas.

* El autor es poeta y escritor.

Fuente:
Portal Alba

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar