SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
02/07/22
Con siete partidos, Lula tendrá la candidatura más amplia desde 1989; recuerde sus alianzas
Por Paulo Motoryn

Se espera que la fórmula de Luiz Inácio Lula da Silva (Partido de los Trabajadores – PT) para las elecciones de octubre en Brasil tenga la articulación más amplia de la historia, en comparación con las otras cinco veces en que el ex presidente disputó las elecciones presidenciales. Con el apoyo del Partido Solidaridad, confirmado en un evento en la mañana del martes 3, Lula llegó al séptimo partido que declara apoyo a su incursión electoral.

Hasta ahora, además de su propio partido, Lula ya había recibido el apoyo del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) y el Partido Verde (PV), que forman una federación con el PT, el Partido Socialista Brasileño (PSB), al cual pertenece el exgobernador Geraldo Alckmin, candidato a vicepresidente en la fórmula presidencial, además de la Red Sostenibilidad (REDE) y el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), siglas que también se unen para los próximos cuatro años a través de una federación de disputas electorales.

En 1994, la fórmula de Lula para la disputa al Palacio del Planalto también levantó el respaldo de siete siglas. En ese momento, el lllamado Frente Brasil Popular por la Ciudadanía estaba compuesto por PT, PSB, PV, PCdoB y también el Partido Popular Socialista (PPS), el Partido Comunista Brasileño (PCB) y el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU). A pesar de reunir la misma cantidad de partidos, la articulación construida en 2022 es más amplia al abarcar siglas que no están a la izquierda del espectro político, como es el caso del partido Solidaridad.

En las candidaturas victoriosas de 2002 y 2006, Lula también obtuvo el apoyo de los partidos de centro-derecha y de derecha. En 2002, el Partido Liberal (PL) y el Partido de la Movilización Nacional (PMN) estuvieron presentes en la articulación. Cuatro años más tarde, se logró incluir el Partido Republicano Brasileiro (PRB) en la lista de siglas aliadas. En ambas ocasiones, sin embargo, el número de partidos fue menor en comparación con este año; fueron cinco en 2002 y tres en 2006.

Recuerde el apoyo a las fórmulas de Lula

1989 – Frente Brasil Popular (PT, PSB, PCdoB)   

1994 – Frente Brasil Popular por la Ciudadanía (PT, PSB, PPS, PV, PCdoB, PCB, PSTU)

1998 – Unión del Pueblo Cambia Brasil (PT, PDT*, PSB, PCdoB, PCB)

2002 – Lula Presidente (PT, PL, PMN, PCdoB, PCB)

2006 – La Fuerza del Pueblo (PT, PRB, PCdoB)

2022 – Vamos Juntos Por Brasil (PT, PCdoB, PV, PSB, PSOL, Solidaridad, REDE)

La presidenta del PT quiere PSD y MDB

A pesar de haber alcanzado la marca de siete partidos en torno a la precandidatura de Lula, la presidenta nacional del PT, Gleisi Hoffmann, diputada federal por Paraná, afirmó que aún trabaja para aumentar las alianzas del partido en la fórmula presidencial. «Queremos crecer más», dijo, en una entrevista concedida el martes 3 al programa de YouTube brasileño Fórum Café.

Según Hoffmann, avanzan las conversaciones con el Partido Social Democrático (PSD) y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), para que «la candidatura de Lula represente un movimiento de la sociedad». La presidenta del PT afirmó que el partido está analizando cómo se daría la alianza con estas dos siglas.

«En el caso del PSD, todo indica que [Gilberto] Kassab y la dirección del partido liberarán a los afiliados y, con eso, podremos dialogar y buscar apoyo en los distintos estados», dijo. En el caso del MDB, explicó, se están dando sucesivas conversaciones para que el grupo que tiene al senador Renan Calheiros (MDB Alagoas) como uno de los líderes se sume a la campaña de Lula. 

Superando las diferencias

El tono de las declaraciones de Lula y del presidente de Solidariedade, el diputado federal Paulo Pereira da Silva, conocido como Paulinho da Força, fue de superación de diferencias políticas con el objetivo de derrotar a Jair Bolsonaro (Partido Liberal) en las elecciones de octubre.  Paulinho afirmó que la candidatura de Lula «puede ser más grande que Solidaridad, el PT y los partidos, puede ser una alianza de Brasil».

«Hemos perdido el tiempo en algunas cosas, un abucheo por allá, un himno de la internacional por aquí, la reforma laboral… Olvídense de esto de la reforma laboral. Ganamos la elección y luego la resolvemos en dos meses en el Congreso Nacional», declaró.

Los abucheos se superan

El presidente de Solidaridad puso en duda la alianza tras ser abucheado por militantes del Partido de los Trabajadores durante un acto con centrales sindicales. Los abucheos no fueron en vano ni se trataban de una novedad. Durante el proceso de juicio político contra la expresidenta Dilma Rousseff, Paulinho da Força votó a favor de la destitución de Rousseff. En ese momento, los sindicalistas también lo abuchearon. 

Sin embargo, incluso antes de que se oficializara la alianza este lunes, Paulinho da Força dijo que Lula le aseguró al diputado que ya no sería atacado por la militancia. El pacto se reforzó con el acto de hoy, rodeados de sindicalistas.  

El diputado también dijo que, contrariamente a lo que algunos puedan pensar, «la elección no está ganada». «La derecha del mundo está mejor organizada aquí. Vamos a enfrentar una guerra de la derecha del mundo que estará aquí jugando contra nosotros, con noticias falsas de todos lados», dijo.

Un pedido de unión

Lula agradeció el apoyo de Paulinho da Força y dijo que es consciente de que el «juego es fuerte». El precandidato aprovechó la oportunidad para pedir una unión de fuerzas para «elegir una mayoría de diputados comprometidos con los discursos» de la alianza, de manera que, de resultar electo, pueda gobernar y aprobar sus propuestas. «Si llego a alguna parte, debe haber una lista de diputados y senadores de nuestro lado. Así es como tenemos que luchar si queremos cambiar este país. Ustedes saben que el juego es fuerte», dijo el expresidente.  

Luego, Alckmin también agradeció a Paulinho. El precandidato a vicepresidente también elogió al presidente del partido al decir que Paulinho da Força «luchó siempre por los trabajadores, por el Sistema Único de Salud (SUS). Cuente con nosotros, Paulinho. Con Lula, con Solidaridad, viva Brasil». 

También estuvo presente el vicepresidente de la Cámara de Diputados Marcelo Ramos (PSD Amazonas). «Aunque pueda estar en desacuerdo con el presidente Lula en muchos temas, lo que está en disputa en esta elección es el derecho a seguir en desacuerdo. No tengo dudas sobre el compromiso de Lula con la democracia. Está escrito en su historia de vida. Lo arrestaron por un audio grabado y filtrado ilegalmente y, aún así, no desacreditó la democracia», dijo Ramos. 

En este mismo sentido, la diputada federal Marília Arraes (Solidariedade Pernambuco), que se sentó junto a Alckmin, dijo que Lula «representa un proyecto de sociedad en el que las elecciones sean menos desiguales, en el que el Nordeste no se alimente solo de las migajas que caen del Sur y Sureste. Este compromiso nuestro no es solo con estas elecciones, en la que la democracia está amenazada. Desde mi primer voto, he apoyado al presidente Lula».

Fuente:
Brasil de Fato

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales