SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
06/09/21
Regiones: Venezuela
Unidad, Unidad…y Seremos Invencibles
Por Adán Chávez Frías

I.- Cuando estamos próximos a cumplir 102 meses del paso a la inmortalidad del Comandante Hugo Chávez, y ante un escenario como el actual, de grandes retos para nuestra construcción socialista; nos hemos propuesto en este inicio del mes de septiembre insistir en el eterno llamado que el líder histórico de la Revolución Bolivariana hizo a la unidad del Pueblo venezolano y, más allá, de los Pueblos de la América Latinocaribeña y el mundo, como herramienta, precisamente, para hacer frente a tales desafíos.

Se trata de un llamado que sigue teniendo plena vigencia, en medio de la profundización de la arremetida del imperialismo norteamericano y sus aliados en contra de nuestros Pueblos y, con particular saña, hacia países como Cuba, Nicaragua y Venezuela; en su afán por restablecer su hegemonía en la región y por tratar de acabar con un proyecto histórico continental, sustentado en la unidad nuestroamericana y orientado a alcanzar la plena y definitiva independencia.

Hoy, el plan de golpe continuado puesto en marcha desde el arribo mismo del Comandante Eterno a la Presidencia de la República, en febrero de 1999; sigue su curso, con la misma fuerza con que de manera valiente y unitaria se expresa la férrea determinación de las bolivarianas y los bolivarianos de defender el proyecto revolucionario, sin ceder a las presiones y chantajes, consolidando su voluntad de vencer y manteniéndose leales a los nobles propósitos que continúan inspirando el proceso de amplias transformaciones legado por el líder bolivariano; derrotando la nueva escalada neoliberal que pretendió abrirse paso en el continente para echar por tierra el futuro de paz, justicia social e integración.

El Pueblo venezolano ha sido capaz en estos últimos años de derrotar un magnicidio en grado de frustración contra el Jefe de Estado y otras altas autoridades de la nación, en agosto de 2018; así como la pretensión del ala extremista de la oposición venezolana de dar un golpe de Estado en abril de 2019, la incursión de grupos mercenarios que tuvo lugar en mayo de 2020 y la acción de grupos armados que en julio del presente año trataron de imponerle al país la violencia, por tan solo referirnos a los hechos más recientes.

II.- Nos asiste como Pueblo la razón histórica, ética, moral, jurídica y política; y esa fortaleza nos empuja, con la misma determinación de nuestras libertadoras y nuestros libertadores, a combatir sin descanso en cualquier terreno en el que los enemigos de la Patria y los adversarios de la Revolución Bolivariana nos presenten la batalla; en defensa del legado del Comandante Eterno, de la independencia y soberanía de la Patria, y del derecho que tenemos las venezolanas y los venezolanos a vivir en paz.

Esa razón a la que acabamos de referirnos, debe seguir poniéndose de manifiesto cada día con mayor entereza para, como nos sigue orientando el Comandante Hugo Chávez, evitar «dar el mal ejemplo de la corrupción, el clientelismo, el grupismo, el sectarismo…» y «…para ir a convencer al otro, a la otra, con valores, con razones, con argumentos…convencer…al que no está convencido, al que tiene dudas, y para solidificar el conocimiento de los que ya estamos convencidos»; lo cual resulta imprescindible para alcanzar el punto de no retorno de la Revolución Bolivariana.

Ahora, este proceso de convencimiento no surge de una imposición y debe incluir a los sectores medios de la sociedad venezolana, a las trabajadoras y los trabajadores, a las y los profesionales y técnicos, a las y los denominados «ni ni»; lo cual supone un enorme esfuerzo, que es preciso realizar con la participación de todas y de todos las y los patriotas, colocando como centro de nuestra motivación la defensa de la Patria, del legado del Padre Libertador, que revivió el líder histórico de la Revolución Bolivariana.

Nos corresponde actuar con amplitud, profundizando el debate y el diálogo por el bien del país, desplegarnos por todas partes, barrio adentro, comunidad adentro, en los espacios de trabajo. La labor hoy más que nunca, es convencer con argumentos válidos a quien está confundida o confundido.

Ello, resulta una tarea fundamental, porque como nos sigue diciendo el Comandante Chávez, «…los enemigos de Venezuela y nuestros adversarios internos están tratando y seguirán tratando con mucho esfuerzo todos los días de convencer a la población venezolana de que este camino, de que este gobierno es malo, es perverso, a meterle miedo acerca del futuro…».

III.- Debemos, en esta nueva ofensiva revolucionaria, profundizar el proceso de vinculación e imbricación con las organizaciones de base, aplicando las tres «R» al cuadrado que nos legara el líder bolivariano, fortaleciendo la política de alianzas con todos los sectores de la sociedad y la monolítica unidad cívico-militar bolivariana, revolucionaria, socialista y, por tanto, chavista, que nos enrumbe hacia una victoria en el proceso comicial del venidero mes de noviembre.

Se impone, seguir afinando nuestros niveles de organización en las distintas trincheras de lucha, fortaleciendo cada vez más los lazos de unidad a lo interno y el trabajo creador con las masas populares, y manteniendo el optimismo, la fe y la esperanza en el porvenir, en la batalla cotidiana por dar continuidad, pese a las dificultades que una coyuntura como la actual supone, al proyecto de construcción socialista que tiene lugar en el país desde el año 1999, hoy bajo el liderazgo del compañero Presidente Nicolás Maduro.

De manera que, no se equivoquen quienes pretenden hacernos retroceder en la determinación de ser libres e independientes, ya que ante la profundización de la criminal arremetida imperial, las bolivarianas y los bolivarianos seguiremos respondiendo con un poderoso y victorioso contraataque popular, a todo lo largo del frente de batalla, que además del suelo patrio, se ubica en la América Latinocaribeña.

Las mujeres y los hombres patriotas de Venezuela seguiremos el ejemplo del Padre Libertador Simón Bolívar y nos consagraremos, tal y como lo hizo el Comandante Chávez, a luchar sin descanso para continuar transitando por el camino que nos permita colocar y apuntalar con valentía y firmeza «…la piedra fundamental de la libertad suramericana».

En el horizonte cercano nos espera una nueva confrontación político-electoral, un escenario para el cual nos preparamos desde el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y, más allá, el Gran Polo Patriótico Simón Bolívar; y que debe encontrarnos unidas y unidos, movilizadas y movilizados, desplegadas y desplegados en batalla por alcanzar una nueva victoria de las fuerzas patriotas; una victoria que garantice la paz y la estabilidad política del país, y continúe allanando el camino para el diálogo y la reconciliación nacional.

Se trata de evitar que la oposición venezolana, tal y como hizo con la Asamblea Nacional luego de su triunfo electoral en los comicios parlamentarios del año 2015, haga de las instancias ejecutivas y legislativas de los estados y municipios espacios para tratar de acabar con el proyecto de libertad y soberanía que nos legara el Comandante Hugo Chávez.

Por los momentos, las fuerzas revolucionarias hemos alcanzados un primer triunfo, al llevar a las distintas facciones de la oposición venezolana al escenario electoral; un triunfo de la política, del empeño del Gobierno Bolivariano y, en particular, del compañero Presidente Nicolás Maduro, por encauzar por esa vía (la electoral) a quienes hasta hace poco se sumaron a la aventura golpista.

La democracia bolivariana se abre paso frente a la tentativa de quienes pretenden sumir al país en la violencia y el caos. No han podido derrotarnos en 22 años de Revolución Bolivariana, y no podrán. Nosotras y nosotros Venceremos. Viva la Patria unida!!

Fuente:
Aporrea

Agenda

Buscar

Búsqueda temática

Revistas Digitales