SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
28/01/22
Regiones: Argentina | Honduras
Los pueblos siempre vuelven
Por Cristina Fernández de Kirchner

Exposición en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras de la vice presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Muy buenas tardes a todos y todas y un especial saludo a Tegucigalpa, que ahora sí me dejaron llegar. La verdad es que todavía recuerdo aquellos días allá por el año 2009, en Washington en la sesión de la OEA, cuando eran otros tiempos y la OEA se ponía al frente para defender las democracias en América Latina y no para voltearlas. Y recuerdo al compañero Miguel Ángel Insulza, chileno, votado dos veces secretario general de la Organización de Estados Americanos. ¡Fernando! Fernando Lugo ¿cómo estás? Estaba…y la verdad es que después de todas aquellas vicisitudes, cuando volamos al Salvador ¿Fernando te acuerdas? con Miguel, con Mel fueron momentos muy difíciles, pero de entrañable solidaridad latinoamericana. Fue muy importante. Por eso para mi estar hoy acá es un poco confirmar el título de esta clase magistral: Los pueblos siempre vuelven. No solamente lo recordé con Xiomara, lo recordé también hace pocos días luego de la elección en la hermana república de Chile.

Ahora bien, pensar en esto, “los pueblos siempre vuelven” ¿es una categoría de pensamiento político universal? No. Es una categoría de pensamiento político latinoamericano ¿y por qué? Porque es muy difícil por ahí en otras latitudes imaginar estos avances y retrocesos, Héctor. También porque es cierto que el pueblo siempre está, pero cuando hablamos de que los pueblos siempre regresan, lo hacemos desde esta perspectiva, desde que hoy Xiomara Castro de Zelaya sea presidenta de Honduras, lo hacemos desde la perspectiva que luego del golpe militar contra Evo Morales el MAS, a través de Lucho Arce, haya vuelto a la presidencia.

Porque la historia de nuestro continente, es una historia de avances y retrocesos, desde el fondo de la historia, desde cuando fuimos colonizados por las potencias europeas y se alzaron contra esos procesos de colonización, primero los pueblos originarios, Tupac Amaru, y tantas otras rebeliones y revoluciones indígenas que sin embargo fueron aplastadas. Y más tarde esa lucha contra el colonialismo directo de las potencias europeas en el continente americano, finalmente eclosiona en el siglo diecinueve con las gestas emancipatorias del general San Martín, del general Bolívar, del general Morazán, verdaderos libertadores. Es una liberación política, pero hecha con armas, porque primero habían sido derrotados políticamente. La gente no quería vivir más en la colonia y finalmente estos grandes hombres, estos grandes libertadores, liberan a sus pueblos de ese colonialismo directo donde éramos colonia y dependíamos de lo que decía la metrópolis a miles de kilómetros de distancia, atravesando los mares.

Fíjate Héctor y todos los que hoy estamos acá, desde aquellos pueblos originarios que habían sido aplastados a estos hombres que muchas veces tenían un origen europeo y habían sido formados en academias militares, en universidades europeas, pero que se hacen cargo de su Patria, de su pueblo y cumplen el mandato histórico: liberar a los pueblos.

Y esto sucede acá, sucede en toda Latinoamérica, sucede en toda Centroamérica, en la América del sur y se termina en el siglo diecinueve con ese colonialismo directo, voraz, sanguinario que se había impuesto en estas tierras y alumbra el nuevo siglo, el siglo veinte. Y también surgen distintas formas de dominación, no ya tan directas, no ya tan evidentes, sino fundamentalmente vinculadas al sojuzgamiento económico de los pueblos y también vuelven a surgir, lo que yo llamo la oleada de los movimientos nacionales y populares, que caracterizan a todo el siglo veinte en toda la región: Sandino en Nicaragua, Jacobo Árbenz, allá en el sur el peronismo.Esta es la primera mitad del siglo veinte, donde se conforma un perfil que muchas veces no es entendido; porque se pretende analizar lo que pasa en un continente como Latinoamérica, como Centroamérica, como la Sudamérica, se pretende analizar estos fenómenos sociales, políticos y económicos con las categorías de pensamiento europeo y claro…es como que yo intentara de repente analizar lo que pasa muy lejos de acá con las categorías de pensamiento que tenemos nosotros. El medio oriente o en el Asia, etcétera, etcétera…Y esto es lo que yo denomino una categoría de pensamiento político latinoamericano: los pueblos siempre vuelven y no lo hacen nunca de la misma forma, ni con los mismos dirigentes. Porque comienza una etapa también, en el marco de lo que fue la contradicción este oeste, donde se aplicó la doctrina de seguridad nacional en toda nuestra región. Y entonces las Fuerzas Armadas en la mayoría de los países, adoctrinadas y educadas en Panamá, Golpes de Estado contra los gobiernos populares, obviamente orientados, dirigidos, financiados también en esta contradicción entre el peligro del oso comunista y la democracia occidental. Esto llevó gran parte del siglo veinte, gran parte del siglo veinte y luego por esto de los “pueblos siempre regresan” comienza el surgimiento, a fines del siglo veinte, luego de haberse impuesto el neoliberalismo en toda la región con el desastre y la tragedia social y económica de disgregación nacional que esto implicó.

Comienzan a surgir nuevos movimientos nacionales y populares con otros nombres inclusive y con otros protagonistas pero con el mismo objetivo de siempre: la autodeterminación de los pueblos, la autodeterminación de los pueblos.

Y así, comienza en Venezuela cuando luego de ganar unas elecciones por amplia mayoría Carlos Andrés Pérez, impone un modelo económico dictado por los organismos multilaterales de crédito internacionales y finalmente se produce el Caracazo y todo el proceso que allí se dispara.

En mi país, en la República Argentina, también se había impuesto el neoliberalismo. Porque la caída del muro de Berlín, le hace creer a algunos que la historia se había terminado y que entonces no había ninguna otra opción, ni modelo a llevar adelante, que no fuera el neoliberalismo. Sin embargo, comienzan a surgir lo que hablabas vos recién Héctor, la resistencia de los pueblos y comienzan a surgir nuevos liderazgos, nuevos movimientos, nuevos espacios políticos. Porque la característica de esto de que “el pueblo siempre regresa” en la América Latina, no siempre tiene la misma forma en todas las décadas y en todas las etapas. Si, siempre tiene los mismos objetivos y entonces, comienza un proceso virtuoso y un proceso virtuoso que puede ser medido en lo que se debe medir la virtud: en la gestión de gobierno, que es mejorar la calidad de vida de los pueblos, es que la gente pueda tener salud, educación, estudios. Y en esta década y media que comienza a fines del siglo veinte y principios del veintiuno, también surgen retrocesos en los pueblos, no ya bajo la forma de lo que habían sido los golpes militares ¡no es necesario! ahora ya no es necesario llevar militares a educarlos en Panamá en la Escuela de las Américas, ahora hay que conseguir jueces que, educados y en comisiones, en foros que siempre financian de la misma manera que se financiaban los golpes militares… Se comienzan a financiar los golpes judiciales también en la América Latina, de la misma manera y con los mismos financiadores.

Miren, mirando un poco la historia de aquí, de Honduras lo van a entender muy bien. Cuando le dan el golpe militar a tu padre, a Mel, Héctor el argumento era que había violado el articulo 234 -creo- de la Constitución, ese que dice que no hay reelección y que todo aquel que intente una reelección es pasible de estar inhabilitado por diez años para ejercer los cargos. Fíjense qué curioso… y entonces cuando Mel convoca a una consulta popular no vinculante le dan el golpe de estado porque dicen que había violado la Constitución. Sin embargo el poder judicial de Honduras le reconoció a Hernández las posibilidad de ser reelecto y estuvo ocho años en el poder ¡Díganme entonces!, díganme entonces los amantes del derecho y las doctrinas judiciales…a ver de una embajada, de algún lado ¿por qué no me explican el fenómeno?(Aplausos) ¿por qué no me explican el fenómeno de que la Constitución se aplica y las leyes se aplican y los jueces juzgan no de acuerdo a la Constitución, al derecho y a los códigos, sino a la ideología y a los intereses a los intereses, que como siempre están en contra de los grandes intereses de las grandes mayorías nacionales y populares?

Y uno se pregunta entonces: ¿Por qué este retorno permanente? Este “corsi e ricorsi” de la historia, el ir y venir…y ¿Qué es lo que está pasando? ¿por qué vuelven a querer instalar al neoliberalismo en la región? Es curiosa la contradicción y es curiosa la paradoja. ¿Por qué digo que es curiosa? Porque como ustedes saben, el neoliberalismo propugna el achicamiento del Estado. “El Estado no sirve, hay que reducirlo a una mínima expresión…” ¡No, no, no, no! El neoliberalismo, es más, han surgido algunas corrientes, en algunos países, que se denominan los libertarios y que quieren suprimir el Estado directamente. ¡Mira vos! ¡Mira vos! ¡Quieren suprimir el Estado! ¿Y qué pasa? ¿Y qué pasó? ¿Y qué está pasando en la región desde el Río Bravo hasta Ushuaia cuando se instalan estas doctrinas neoliberales de supresión del Estado? ¿Qué está pasando cuando el Estado reduce mínimamente su presencia en educación, en salud, en regulación para evitar la explotación irracional que impacta en el cambio climático y agrava toda la cuestión climática en todas partes? ¿Qué pasa? ¿Hay un vacío que nadie ocupa? ¡Nooooo! La política tiene las mismas reglas que la física, por lo menos en algunas cosas, todo vacío es ocupado ¿y por quién? ¿Quién se ocupa? Cuando el Estado no puede generar a través de políticas públicas activas trabajo bien remunerado que permita a la gente acceder a una vivienda, darles educación y salud a sus hijos ¿Quién aparece? El narco porque…el narco aparece…porque mira yo me acuerdo Dilma, me acuerdo en una reunión que tuvimos hace muchos años , Fernando…Néstor todavía estaba y charlando con otro presidente de la región, con Álvaro Colom contaba cómo el narco le iba ocupando la región porque era el que construía escuelas que él desde el Estado no podía construir, porque no tenía recursos, porque tenía que aplicar las políticas de ajuste que dictan los fondos…que dictan bueno, para evitar …que dictan digamos, los organismos multilaterales de crédito. Así nadie se siente… sino después dicen “ya empezó otra vez con la cantinela”, pero es así.

Es curiosos que después, los que impulsaron en toda la región el achique del Estado, los programas de ajuste, vienen a decir que hay que combatir al narco ¡Como si el narco se pudiera combatir únicamente desde el ministerio de seguridad! y no desde dónde hay que combatirlo, que es: desde que la gente pueda acceder al trabajo, a la salud, a la educación, a la escuela, al progreso…¡si hasta la fiesta de los quince años terminan organizando los narcos porque los padres no pueden dársela a los hijos! ¿no se dan cuenta de la paradoja horrible que significan las políticas de ajuste y el impacto en la vida cotidiana?

Pero, además, no solamente en el fenómeno del narco, en el fenómeno también de cambio climático, de los desastres naturales cuando se permite la explotación irracional de empresas de cualquier tipo ¿Por qué digo esto? Porque muchas veces también los gobiernos al carecer de recursos y al renunciar a la facultad regulatoria que debe tener el Estado para preservar el medio ambiente y la calidad de vida de sus ciudadanos, termina autorizando cualquier cosa. Porque no tiene posibilidades de encontrar ingresos y recursos y ya se sabe, cuando alguien viene a invertir exige determinadas condiciones. También se sabe, que cuanto menos se invierte en seguridad ambiental más rentabilidad tiene cualquier emprendimiento. O sea, si un empresario va a ganar plata, porque también tiene que ganar plata por supuesto, cuanta menos inversión tecnológica haga para preservar la calidad de vida, el medioambiente, etcétera, más rentabilidad va a tener.

O sea, o sea, que la desaparición, o la disminución, o la reducción a una mínima expresión del Estado, lejos de traer seguridad y bienestar trae otras cosas y que la falta de regulación y de presencia del Estado para controlar cómo se hace la explotación comercial en materia de minería, petrolera, etcétera…y no es porque no se pueda hacer ¡no, no, no, no, no! No estoy diciendo eso, no. Fíjense Noruega que tiene plataformas petroleras en el mar pero tiene condiciones de seguridad por una inversión tecnológica formidable. Porque claro, la seguridad y la inversión tecnológica demanda dinero. En lugar de ganar mil millones y concentrar cada vez más el ingreso, por ahí tienen que ganar quinientos o doscientos, pero nunca dejan de ganar.

Entonces creo que el gran desafío que tiene nuestra región en particular y creo que también el mundo, en definitiva, es ver cuáles son los graves problemas que hoy acechan a todos. Porque, además, y esto me ha tocado charlarlo cuando era presidenta con importantes empresarios mexicanos…que por ejemplo me decían -y no voy a decir quién- pero me decían importantísimos empresarios mexicanos “nosotros nos quedamos con las armas y los muertos y ellos con el dinero y las drogas”. Porque también la otra cuestión que vamos a tener que empezar a discutir en serio a nivel global si queremos combatir el narcotráfico, es que los bancos de las grandes potencias dejen de lavar las formidables fortunas que hacen los narcotraficantes.

Porque mi querido Héctor, mis queridos amigos y compañeros estoy segura que acá no y si no fíjense lo que fue la crisis ¿Dilma te acuerdas?  de los bancos mexicanos ¿cuál fue la crisis? Bueno que los bancos de un poquito más arriba que México eran los que querían lavar el dinero del negocio del narcotráfico, esta es la…tenemos una expresión en la República Argentina que a mí me gusta mucho utilizarla que es: la verdad de la milanesa. Cuando decimos bueno mira ¿Cómo es esto? Bueno es la verdad de la milanesa, esta es la verdad de la milanesa de lo que pasa hoy en la lucha con el narcotráfico, hoy en la lucha ambiental. La desaparición y la renuncia del Estado a intervenir para preservar, yo te diría a esta altura el planeta, y el que todos podamos salir a la calle sin tener que refugiarnos en barrios cerrados, en lugares donde cada vez se achican más y donde cada vez, además, se tornan inseguros porque obviamente es tanta la miseria que hay afuera que finalmente terminan yendo a buscar donde está la riqueza.

Creo que estos temas que son duros porque cuando uno llama a las cosas por su nombre no es gratis. Es un mundo que cobra muy caro a todos aquellos que y todas aquellas que mencionamos a las cosas por su nombre y no recurrimos a eufemismos cuando se abordan los problemas y cuando se deben abordar en serio.

Por eso, la verdad que me sentí muy honrada de venir a compartir con ustedes hondureños y hondureñas un momento de felicidad tan grande como el que mañana van a vivir. No solamente una mujer por primera vez…es difícil Héctor, decile…ahora voy a hablar con Xiomara y le voy a contar que no es fácil ser presidenta mujer. Porque todavía hay en nuestras sociedades y en nuestros propios compañeros y compañeras, aunque parezca mentira, cierto resabio de la sociedad patriarcal que nosotros le llamamos en algún modo en Argentina: machismo. Es muy difícil, porque cuando una mujer, además de pintarse, peinarse o ponerse un atuendo para venir aquí, además piensa y sobre todo se atreve a decir en voz alta lo que piensa y tomar decisiones, bueno se lo perdonan bastante menos que a los hombres.

Quiero contarles algo, al principio, en el año 2007 cuando me toca asumir como presidenta, yo le decía a Néstor, a mi compañero estas cosas, le decía que además era un tema de machismo, que porque era mujer…y él me decía que no. Poco tiempo antes de partir, él me reconoció que yo tenía razón en esto. También además de por las ideas, por los intereses que se afectan, etcétera, etcétera…pero fundamentalmente también es por la condición de mujer, no lo duden. Por eso va a ser muy difícil y yo espero que todos ustedes y todas ustedes ayuden mucho a la compañera Xiomara, porque le espera una tarea difícil, doblemente difícil por ser mujer. Pero estoy absolutamente convencida de que la va a poder llevar adelante porque la vi salir a pelear por quien era su compañero, a pelear por la democracia aquí en las calles, y la vi ir una y otra vez y venir…y finalmente mañana la vamos a ver jurar como presidenta.

Muchas gracias a todos y todas, los quiero mucho.

Fuente:
cfkargentina.com

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales