SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
20/10/21
Temas: Gobierno
Regiones: Cuba
Cuba: Con los pies en la tierra. [Parte I]
Por Tony López R

Con los pies en la tierra, es un dicho que utilizaba un viejo amigo y compañero de lucha, cuando nos enfrentábamos a situaciones difíciles, en aquellos primeros años del triunfo revolucionario, cuando llegó un momento que las escaseces y la lucha contra los enemigos de la revolución era sin cuartel y pusieron a prueba la dignidad, la resistencia y la heroicidad de este pueblo, que, bajo la dirección de Fidel, se creció y derrotó decenas de conspiraciones y amenazas contra la vida de Fidel y de otros dirigentes, un total de 630 planes de atentados que vinieron de los Estados Unidos.

Hoy la situación no es diferente a otros momentos, los Estados Unidos en 62 años no ha dejado un solo minuto de desarrollar su política agresiva contra la Revolución y acariciar la idea de que volverán a tomar el poder en la Isla. Pero sí, hay elementos importantes que han cambiado, la Isla ya no es la misma de aquellos primeros años, hoy gracias a la conducción histórica de la Revolución y de su líder Fidel Castro Ruz, este país ha logrado un enorme desarrollo social, económico, educativo, cultural, científico y deportivo, muy lejos de lo que se encontró al triunfo del 1ro de enero de 1959.

Durante 62 años Cuba viene enfrentando el genocida e ilegal bloqueo económico, comercial y financiero y actualmente las 243 órdenes ejecutivas del gobierno del fascista Donald Trump, continuado por el “demócrata” Joe Biden, quien, incumpliendo su compromiso en la campaña electoral, de que cambiaría la política hacia Cuba, ha hecho todo lo contrario.

Siguiendo la agenda de un sector republicano y especialmente de los congresistas de origen cubano, con el propósito de ganar electoralmente en el estado de la Florida, en los comicios de medio término el próximo año. Biden ha comprado la idea de mantener las medidas que aprobó Trump, con   la intención de provocar hambre, muertes, confrontaciones internas y desesperación en el pueblo cubano e incitar a una explosión social, plan en el que han venido preparando desde el 2017 cuando asumió la presidencia Donald Trump y así justificar una intervención militar “humanitaria” en Cuba.

La política contra la Revolución Cubana y el uso de todas las formas de lucha y conspirativa para destruir la Revolución Cubana, la han venido utilizando, y agudizada luego de que la dirección histórica de la Revolución representadas por Fidel y Raúl Castro Ruz, concluyeran sus mandatos presidenciales, al parecer, considerando que el Estado y Gobierno revolucionario se debilitarían, y se equivocaron, al no tomar en cuenta, que lejos de debilitarse se ha fortalecido.

Hoy una nueva generación es la que asumió la dirección del país, no es más que la continuidad, con hombres nacidos después del triunfo de la Revolución, formados profesionalmente, probados en el trabajo y políticamente firme en los principios de defender la soberanía e independencia de su patria, siguiendo el ideario de Martí, Mella, Guiteras y Fidel.

Esta nueva dirección revolucionaria, no ha sido nombrada a dedo, no, ni es una dictadura, como Estados Unidos la calificó desde el año 59, y que los vocingleros y gobiernos y medios de comunicación pronorteamericano y mercenarios del imperio repiten, con el fin de crear una matriz de opinión para desprestigiar el modelo socialista de desarrollo económico, político, científico y social cubano.  

Pero mucho menos que, Cuba es un Estado Fallido, como, lo calificara Joe Biden presidente de los Estados Unidos, al comentar el tema de la pandemia y señalar que ellos están dispuesto a brindar vacunas a la Isla, y que buscarían una vía, increíble el desconocimiento de la realidad cubana, él no sabe que Cuba tiene sus propias vacunas y sus científicos lograron 5 candidato vacunales y que tres de ellos, están aprobados por la Organización Mundial de la Salud.  Desconoce que Cuba tiene de los casi 12 millones de habitantes, se han aplicado entre la I, II y III dosis, 22 millones de vacunas.  Incluyendo niños de 2 a 19 años.  Al parecer el presidente Biden, desconoce que ya nuestras vacunas se utilizan en Vietnam, Venezuela, Nicaragua, y hay acuerdos con los gobiernos de México y Argentina, además de otros   que están interesados en adquirirla.

Porque cuando usted califica al presidente cubano de dictador o al gobierno de dictadura, estas asociando a Cuba, a Fidel, Raúl y Diaz Canel con lo que fueron Pinochet, Batista, Stroessner, Douvalier, Trujillo, Videla y otros execrables asesinos y esa es la perversa y despreciable intención de los enemigos de la Revolución Cubana. Nuestros Presidentes nada tuvieron, ni tienen que ver con esos horrores y eso lo saben muy bien Biden y sus antecesores y todo el universo. 

Esta “dictadura” cubana es muy rara, su Gobierno y Estado   es producto de una Revolución Genuina y Verdadera del pueblo y para el pueblo que derrotó militarmente sí, a una dictadura asesina presidida por Fulgencio Batista apoyado por Estados Unidos y la Mafia italoamericana.    

Imagínense que clase de “dictadura” que eliminó el analfabetismo y ha convertido la educación en una absoluta responsabilidad del Estado y Gobierno desde el primer grado hasta los estudios superiores, incluidas las maestrías y doctorados, hoy en Cuba tenemos estudiando un 46 por ciento de la población de casi 12,000,000 millones de habitantes. Una “dictadura” que al triunfo de la Revolución tenía tres universidades y hoy tiene 56 centros universitarios.

Una “dictadura” que elimino la medicina privada y la convirtió en una verdadera salud pública gratuita, en todos los niveles, de atención. Que en enero de 1959 tenía 6 mil médicos y hoy tiene un poco más de 100,000 médicos. Cubre gratuitamente todo, operaciones, hospitalización y un sistema preventivo de la salud que es ejemplo de apoyo para toda la sociedad cubana, mediante el médico de la familia. Una “dictadura” que desde hace 40 años ha logrado crear un Polo Científico que ha aportado numerosas vacunas contra enfermedades, como el cáncer de pulmón, la poliomielitis, y otras, incluidas las actuales contra la Convid-19, vacunas no solo para Cuba, sino para ayudar a los países más necesitados.

Una “dictadura” que hizo una Reforma Agraria integral que empoderó en sus tierras a los aparceros y precaristas y una Reforma Urbana que ha logrado entregar en propiedad a sus residentes en casi el 90 por ciento de las viviendas. Y que continua en sus labores de construir viviendas dignas y confortable para sus ciudadanos.

Una “dictadura” extraña, donde no hay un solo desaparecido, ningún familiar, ni organizaciones de DDHH, han podido presentar pruebas de un solo asesinato.  En Cuba no aparecen nadando en los ríos cadáveres, como en Colombia.  Ningún cubano conoce ataques con gases lacrimógenos y mucho menos que la policía utilice escopetas de perdigones y que los dejes ciegos, como en Chile.  Nadie puede presentar esas pruebas, pero los mentirosos medios de Miami y en redes sociales y los sitios, en total unos 24 portales pagados por EE: UU, divulgan cualquier mentira y utilizan videos y fotos de ese tipo de hechos de otros países, atribuyéndoselos a sucesos en Cuba.  

Cuando pusieron de moda las llamadas “Damas de Blanco” que tanta propaganda le hicieron, el público no conoce que esas señoras eran pagadas por la USAID, recibían 25.00 dólares cada domingo que marcharan frente a la iglesia situada en 5ta Avenida esquina a 26, en Miramar, y cuidando al orden había, en general mujeres policías, y saben qué, si algunas de las “Damas de Blanco” atacaba a una de nuestras uniformadas, recibían un pago mayor. Ellas dejaron de existir porque descubrieron que las jefas las estaban estafando y además nadie les hacía caso.  

Entonces de que “dictadura” hablan y divulgan olímpicamente, y que, por cierto, falta a toda la ética y practica periodística, y ustedes saben lo que sucede con todas estas campañas mediática, cuando los turistas vienen a Cuba, se dan cuenta que lo que le pintaron, desde Miami la capital del odio contra Cuba, es todo mentira. En una ocasión  me encontré con un pequeño grupo de colombianos y argentinos, en el malecón habanero, uno de ellos, me dijo, los cubanos no saben la riqueza de este país, y le dije como así, y me precisó, la seguridad ciudadana es una fortuna, hemos desandado por la Habana y otras ciudades a cualquier hora de día, noche y madrugada y no nos han asaltado, ni han atentado contra nosotros, atrévaselo hacerlo en Colombia o en otro de nuestros países y usted verá.

Entonces de que “dictadura” hablan, los que han utilizado esta campaña siguen haciendo el ridículo, incluyendo altos funcionarios del gobierno de los Estados Unidos, muy dados a utilizar el termino “dictadura” al referirse a Cuba y su gobierno. Ellos debían revisarse porque parece que donde hay una dictadura es en Estados Unidos, pues solo hay solo dos partidos políticos, pero con un solo programa. 

En la segunda parte de esta serie de artículos, abordaré otros temas relacionados a la llamada “democracia”, “libertad de expresión” “derechos humanos” y otros epítetos utilizados por los ahora grupúsculos, para montar el show y pedir la intervención de Estados Unidos en Cuba, como bien lo hizo el sicario Orlando Gutiérrez en días pasados, desde el local de los mercenarios de la brigada 2506, su valentía fue tal en Playa Girón  que en realidad buena parte de ellos  declararon que venían como “cocineros” y se rindieron como la damisela encantadora, con el perdón de la damisela.   

Declaración y petición de intervención militar de Estados Unidos en Cuba a la cual también se unió, el mercenario y dramaturgo Junior García y otros sujetos, una buena parte de ellos, elementos antisociales y con antecedentes en actividades ilícitas.  Estos son los “patriotas” que quieren liberar a Cuba del Comunismo y de la “dictadura”, y que así se cumpla la ley Helms-Burton, o sea reintegrar todas las propiedades a las empresas gringas, y devolver las tierras a los latifundistas, las viviendas y las fabricas a las trasnacionales y privatizarlo todo, educación, salud y aplicar el modelo neoliberal.

El pueblo cubano sabe de esto y de mucho más, y que vendrán cambios para mejor no le quepa duda a nadie, porque nuestra Dirección Revolucionaria tiene los pies bien puesto en la tierra, porque esta es la dictadura del proletariado, campesinado, estudiantado, intelectuales y artistas cubanos.

Fuente:
PIA Global

Editorial

Efemérides

Buscar

Búsqueda temática

Revistas Digitales