SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
12/09/23
Regiones: Honduras
Honduras: El pueblo sigue con Xiomara
Por Carlos Aznárez

La situación en Honduras sigue siendo delicada en cuanto a maniobras desestabilizadoras de la derecha para derrocar a la presidenta Xiomara Castro. Cualquier excusa es buena para ello, desde temas menores hasta los que de verdad impactan en los sectores ligados a la oligarquía y a la relación con Estados Unidos. Ahora, la discusión se ha recalentado por la elección del Fiscal General y su adjunto. Para hablar de todo ello, entrevistamos al dirigente del Partido Libre, Gilberto Ríos.

Aquí estamos en medio de una batalla que este pueblo ha emprendido por cambiar todas las estructuras anquilosadas del poder. Que comenzó con la elección de Xiomara en noviembre de 2021 y que ha continuado también con dos elecciones importantes, una es en la de la Corte Suprema de Justicia, que dejó una tensión tremenda en el país, y donde quedamos en un equilibrio precario. Pero al menos garantizamos la presidencia de la Corte Suprema, con abogados que no están ni cercanos a los poderes fácticos del país, sino que han sido abogados y abogadas decentes, sobre todo quien ahora preside la Corte Suprema de Justicia que no tiene compromisos con estos sectores oscuros. Por otra parte, ahora estamos viviendo otro hecho importante, que se sabía  que iba a generar controversias, la elección del Fiscal General y el Fiscal General Adjunto, que son los que dirigen el Ministerio Público, la acción acusadora del estado y que ha estado paralizado durante los últimos años, sobre todo los de la narco dictadura, porque se volvieron cómplices. Hasta ahora tuvimos un Fiscal General, llamado Oscar Chinchilla, que es cómplice con el narcotráfico y el crimen organizado,  culpable de todos los actos ilegales y anticonstitucionales que se cometieron durante la narco dictadura. Nos parece que es el último reducto  que le queda al Partido Nacional, al que gobernó después del golpe de estado, y que ha generado tremendas tensiones porque lo que garantiza a la elite gobernante del país es impunidad. Una vez saliendo Oscar Chinchilla de este cargo, evidentemente comenzará una gran cantidad de procesos de investigación que pondrá a la  elite hondureña ante los tribunales, ya en otras condiciones y en otra correlación de fuerzas. Sabiendo esto, han estado tratando de boicotear este proceso. Eso hizo que la presidenta Xiomara haya llamado días atrás al pueblo a concentrarse en Tegucigalpa, la capital de Honduras. Allí tuvimos una manifestación de cerca de cien mil militantes de nuestro partido. Vemos con contundencia que hay un masivo apoyo popular para que finalmente se aparte a esta institución de la narco dictadura. Estas tensiones están generadas justamente por esos grupos de poder y con intención de seguir desacreditando al gobierno de la presidenta Xiomara y generar un ambiente de inestabilidad en el país.

Ustedes, desde el  Partido Libre presentaron dos candidatos para la elección de fiscales y el Partido Nacional presentó otros dos. Llama la atención que uno de los candidatos esté en las dos listas. ¿Cómo se explica esto?

Bueno, aquí hubo un proceso llamado de la Junta Proponente que es una instancia legal. La ley lo manda así, donde están integrados la Corte Suprema de Justicia, las universidades, sectores de la sociedad civil y otras instituciones que tienen que ver con la justicia en el país, son siete en total. Esta propone una serie de currículums que son presentados por abogados independientes, la lista de los mejores al Congreso Nacional, donde son evaluados desde el punto de vista técnico, académico y profesional. Esta lista se redujo a cinco personas, después de haber estado integrada por 21 profesionales y esas cinco propuestas que tienen una alta calificación son evaluadas por el Congreso. En realidad, aquí no hay una propuesta partidaria sino técnico profesional, y luego han investigado y algunos de estos abogados si tienen una afiliación partidaria, tal vez no muy pública, pero ese debate queda al margen. Lo que se está buscando es un profesional probo que sea capaz de dirigir el ministerio público pero también que pueda ser el fiscal adjunto, que cumple funciones importantes según la normativa de esa institución. Y que en su momento, también pueda sustituir al fiscal general. Dentro de esas propuestas hemos encontrado algunos candidatos más favorables que otros, y en el caso de uno en particular  hay coincidencia de varios partidos de que puede fungir un papel imparcial. El debate aún está en el aire, por eso hay coincidencia en esa propuesta. Yo tuve una conversación hace unos días justamente con el vicepresidente del congreso nacional, Carlos Zelaya, hermano por cierto del ex presidente Zelaya, y él me comentaba de algunas coincidencias para la primera votación. Otro dato comprobable es que todas las fuerzas políticas se han aliado para frenar la acción del Partido Libre en el Congreso Nacional, que tiene mayoría parcial, es decir tenemos una mayoría de cincuenta diputados pero para aprobar por mayoría simple es la mitad más uno, es decir, 64 es la mitad de 128, con 65 diputados de manera ordinaria se toman decisiones en el Congreso nacional. Y de manera calificada se toman con 86 votos. Lo que nos obliga entonces a buscar consensos, a estar en discusión, y sobre todo a mantener el debate para tratar de tener un acuerdo. 

¿Qué otros temas son los que ponen al borde del ataque de nervios a la derecha hondureña, por lo cual podrían promover un plan de desestabilización?

Es muy buena pregunta porque en los últimos meses hubo tres temas que generaron mucha tensión. El primero fue la ley de justicia tributaria, presentada el primer trimestre de este año, y hubo una reacción muy fuerte por parte de la ultra derecha, porque esto los obligaría, sobre todo a la élite económica del país a pagar impuestos. Y aquí hay datos interesantes, primero el país registra más de 300.000 empresarios, de los cuales el 1%, es decir unos 3.500, están insertos en registros de exoneraciones fiscales, supuestamente para promover inversiones. De esos 3.500 hay 140 empresas que han hecho un mal uso de ese régimen de exoneración fiscal. De tal manera que incluso han producido algún tipo de mercancías y las han vendido sin ningún impuesto al mercado negro en el país. Por ejemplo, los importadores de combustible para el tema de producción de energía, si bien estaban exonerados para importar combustible, lo estaban haciendo para importar combustible y luego revenderlo, lo que representó un gran fraude al fisco hondureño. Estas 140 empresas son de la élite económica del país. Son cinco familias que controlan casi el 90 % de la vida económica de Honduras. Entre el periodo del 2009, es decir del golpe de estado. Con la modificación de la ley en el tema de las exoneraciones, hasta el año 2011, lograron evadir más de 487.000 millones de lempiras, equivalente a 19.000 millones de dólares. No es una cifra despreciable, sobre todo teniendo en cuenta que la deuda externa en dólares son 20.000 millones de dólares. Básicamente, la misma cantidad que se ha exonerado en impuestos a esta élite económica del país. Entonces, la reforma de esta ley generó tremenda controversia y todas las corporaciones mediáticas, de las cuales también son dueños, tuvieron tremenda campaña. Esto también ha sido acompañado siempre por la embajadora Laura Dogu, que como recordaremos, fue la misma que organizó el golpe de estado contra Zelaya, el intento del golpe de estado contra el presidente de Nicaragua Daniel Ortega el 18 de abril del año 2018. Por cierto, este halcón de EE.UU. que también estaba encargada de la zona verde en Irak ya estaba en retiro. Básicamente, Honduras es una colonia norteamericana, nosotros estamos en un proceso de liberación nacional en este momento, y  es un país importante para los gringos sobre todo porque es un país con tres frontera terrestres, con Guatemala, Nicaragua y El Salvador, con 9 fronteras marítimas, tenemos fronteras marítimas hasta con Colombia; y somos el país más cercano geográficamente a Cuba. Entonces, todas estas características siempre han hecho que los norteamericanos tengan un especial interés en nuestro país, pero también sus empresas, y algunos de sus capitales están inmiscuidos en esto de las exoneraciones fiscales, por tanto también los afecta ellos y los ha puesto en una situación sumamente activa.  Eso con respecto a la ley de exoneración tributaria, que en realidad es una reforma bastante pequeña, pero que afecta los intereses de la élite económica.

La otra fue la adhesión a la Corporación Andina de Fomento (C.A.F.) que les quitaba un mercado financiero importante de esa deuda de 20.000 millones de dólares que nosotros tenemos como país, y casi 10.000 millones de ellos son con la banca privada interna. Y los demás, con los cuatro organismo financieros más conocidos de la región, que son el Banco Mundial, el Fondo Monetario, el Banco Centroamericano de Integración Económica y el Banco Interamericano de Desarrollo. Cuando nosotros buscamos otra oferta financiera internacional nos encontramos con la CAF, y eso obviamente afecta los intereses de la élite  económica del país y de los norteamericanos. Porque no les estaríamos comprando deuda a su banco, y por lo tanto, estaríamos pagando intereses a alguien más, y eso también ha dado una gran batalla en los medios de comunicación. De mentiras, de ataque a la CAF y a la presidenta.

Finalmente, hay dos temas similares. Uno es la relación con China, que comenzó con la visita de la presidenta el 6 de julio. Que vimos la reacción de la embajada y de la élite económica nacional como adversa, porque miran a China como una amenaza que los puede desplazar. El otro es la venida de la Comisión Nacional contra la Impunidad, que es un mecanismo que el pueblo está demandando hace siete años de parte de Naciones Unidas, para que pueda intervenir la justicia en el país.  Entonces, todos estos elementos combinados, han puesto a la derecha hondureña y a sus aliados, especialmente a los EEUU en contra del gobierno de la presidenta Xiomara, provocando desestabilización política, mucha desinformación en los medios  y amenazas contra la democracia. Incluso por parte de personajes como Romeo Vásquez Velázquez, el general que dio el golpe de estado contra el presidente Zelaya, otros generales de su promoción, y otros personajes que conocimos como voceros principales del golpe de estado en el año 2009.    

Concluyendo la entrevista, queremos decirte que estuvimos cubriendo la movilización que hicieron los otros días, y es saludable ver al pueblo hondureño. Sobre todo al pueblo humilde. Las fotos publicadas son realmente emotivas, sobre todo por visibilizar el apoyo que Xiomara sigue teniendo entre la población más golpeada por la crisis.

Sí, nosotros tenemos una enorme satisfacción porque al primer llamado de la presidenta, ese pueblo libre que se organizó desde la resistencia, y que ha ido adquiriendo una gran conciencia política sigue activo. Debo decirte que, por la enorme campaña mediática, hasta uno puede dudar de que si lo que está haciendo está bien o está mal. Porque si uno pone una radio emisora nacional que defiende estos intereses, puede escuchar hasta 16 notas mordaces en contra de la presidenta y de toda la gestión de gobierno que hasta te haría dudar. Pero después, cuando ves la respuesta de la población, sobre todo de la gente que nos ha acompañado desde un principio y que se ha ido sumando a este proceso, da satisfacción. Efectivamente gente más humilde, gente campesina, labradores, gente que viene del interior del país, llegan a la marcha en la Capital por su propia voluntad y acompaña a la presidenta. Cuando conversamos con ellos en las calles, vemos que han estado siguiendo el hilo del gobierno con información alternativa. Ahora tenemos la ventaja de los medios de comunicación alternativa y de las redes sociales. Estamos también montados sobre esa revolución tecnológica y comunicacional. Sí, hay una conciencia política, hay una identidad política generada a partir de la resistencia y luego con el Partido Libre que es inquebrantable y que tiene una voluntad férrea de cambio. Ver a 100.000 personas en la capital fue extraordinario, muy moralizante. Muy comprometedor. Tenemos un pueblo que está dispuesto a dar la lucha, a pesar de que las instituciones están diseñadas para que no haya transformaciones y que se preserve sobre todo el capital. Yo creo que la parte de humanidad la pone el pueblo en las calles y esa es nuestra posibilidad, como decía un teórico sudamericano, de disolver esas instituciones a través de la gran movilización, y construir instituciones nuevas que respondan realmente a los intereses del pueblo.

Fuente:
Telesurtv

Agenda

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar