SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
23/01/23
Temas: Soberanía
Regiones: México
Entrevista con Rafael Barajas Durán, presidente del Instituto Nacional de Educación Política
Sobre las relaciones entre México y Estados Unidos
Por Yunus Soner

Ambos son Estados Unidos: En el sur se encuentran los Estados Unidos Mexicanos, como se denomina oficialmente al estado de México. En el norte se encuentran los Estados Unidos de América. En su relación se centró la tercera y última parte de nuestra entrevista con Rafael Barajas Durán .

Como recordatorio: Barajas es presidente del Instituto Nacional de Educación Política, que está afiliado oficialmente al partido gobernante MORENA de México. En su función como Presidente para la educación política de los mexicanos, Barajas también viajaba con frecuencia a los Estados Unidos de América para contactar a los inmigrantes mexicanos que allí vivían.

Sus puntos de vista sobre la política mexicana y estadounidense constituyen el primer tema, incluyendo, por supuesto, su postura con respecto a las elecciones presidenciales en ambos países en 2024.

El segundo tema es una propuesta del presidente de México, López Obrador, para establecer una unión económica y política que abarque todo el continente americano de sur a norte. ¿Cuál es el trasfondo de la propuesta? ¿No hay una contradicción entre esa idea y el objetivo de defender el Estado-nación, objetivo que Barajas había postulado en la segunda parte de la entrevista como la idea principal detrás de la Cuarta Transformación por la que lucha MORENA?

Viajaste varias veces a los Estados Unidos de América y dialogaste con los mexicanos que allí viven. ¿Cómo ven la Cuarta Transformación en México? ¿Y cómo ven la situación interna en los Estados Unidos de América?

Los mexicanos en Estados Unidos, al menos aquellos con los que he hablado, ven con mucha esperanza la Cuarta Transformación en México. Piensan, y estoy de acuerdo, que aquí hay un gobierno que consideran suyo. Están muy emocionados y actúan: restablecen contactos, comienzan a invertir en sus comunidades, porque saben que aquí hay un gobierno que no les va a robar su inversión.

“Los mexicanos en EU ven con mucha esperanza la Cuarta Transformación”

La política interna de Estados Unidos es un asunto mucho más delicado, porque la política allí está muy fragmentada. Cambia de estado a estado y de candidato a candidato.

Los inmigrantes se enfocan naturalmente en temas de política de inmigración, documentación, legalización, etc. Lo nuevo es que comienzan a percibirse a sí mismos como un actor político cada vez más importante en los Estados Unidos. Y eso podría marcar la diferencia a medio plazo.

Esa es una pregunta que tenía en mente.

Esa es una pregunta que todos tenemos en mente. Nuestro trabajo como Instituto de Educación Política es también brindar educación política a los partidarios de MORENA en los Estados Unidos. Este es un trabajo importante.

Queremos que entiendan lo que estamos haciendo aquí en México. Es su decisión si después quieren empezar a ser políticamente activos en los Estados Unidos. Y bueno, ¿una población de 12 millones de mexicanos de primera generación en EUA no es una fuerza política importante?

Pero nuestra intención principal es brindarles educación política sobre México. Son mexicanos viviendo en EUA y siguen siendo parte de los nuestros.

Habrá elecciones presidenciales en Estados Unidos en 2024. ¿Cuál es su recomendación para los mexicanos?

No vamos a interferir en los asuntos internos de los Estados Unidos, porque tampoco queremos que los norteamericanos interfieran en los nuestros.

Pero los norteamericanos ya están interfiriendo en la política interna mexicana.

Sí, pero no interferiremos en su política. Los ciudadanos decidirán qué hacer en las elecciones.

¿Ni siquiera les propondrá criterios sobre los que decidir su voto?

Ahora, en este momento, no les proponemos criterios de decisión electoral.

¿“Ahora, en este momento”?

Ni ahora ni en el futuro: No tenemos la perspectiva para proponerles nada en lo que respecta a la política interna de los Estados Unidos.

Si comparas a Trump y Biden…

Esta pregunta es una trampa. Partiendo de mi evaluación, quiere concluir lo que le propondríamos a los mexicanos que viven en Estados Unidos…

Dejando eso de lado, como ciudadano mexicano que vive en la Ciudad de México, supongo que tienes una preferencia.

Por supuesto, pero me guardo esa opinión. En primer lugar, no estamos nada seguros de que estos dos sean candidatos en las elecciones. En segundo lugar, aquí en México tuvimos muy malas experiencias con ambos partidos políticos, tanto los demócratas como los republicanos. Por lo tanto, me guardo mi opinión.

¿Y cuál es su opinión con respecto a las elecciones en México en 2024?

Todas las encuestas muestran que MORENA lidera con una gran ventaja. Además, hay una seria fisura en el bloque opositor, que ha sido conformado principalmente por los círculos empresariales. Presentan muy pocas alternativas en política.

Además, López Obrador cuenta con un gran apoyo entre las masas populares. Por lo tanto, es previsible que MORENA vaya a ganar las elecciones.

Habrá “desestabilización” antes de elecciones mexicanas en 2024

¿Temes una campaña de desestabilización antes de las elecciones?

Oh si por supuesto. Esta es una campaña permanente, siempre estamos amenazados por ella. Esto es un hecho. Y también temo que haya fraude electoral, que es endémico en nuestro país, y también temo que haya intervención de grupos de interés externos. Así es la vida cotidiana en México. Esto es de esperar. Esto es lo que va a ocurrir.

Volviendo a las relaciones México-Estados Unidos a nivel estatal. Dijiste antes que todos los movimientos progresistas en América Latina buscan salvar el Estado-nación. ¿Es posible salvar el estado-nación uniéndose a los Estados Unidos?

¿Construyendo una alianza con los Estados Unidos? Por supuesto. Esta es la propuesta del presidente López Obrador en su Discurso Bolivariano. Esta es una propuesta muy interesante.

La idea es establecer una alianza política y sobre todo económica a nivel continental para responder a los desafíos globales muy fuertes. Pero esta propuesta por supuesto incluye un cambio profundo.

¿No profundizaría tal alianza la dependencia de México de la economía estadounidense, ofreciendo a Washington aún más oportunidades de intervención política?

Bueno, eso depende de cómo negocies ese tratado. Creo que el mundo unipolar surgido en la década de 1980 ya ha entrado en una crisis severa. Estados Unidos ya no es el único actor económicamente importante en el mundo. Hay otras economías fuertes que frenan a la norteamericana. Esto es lo que está en la raíz del conflicto actual.

¿El gobierno de México está buscando ser la Nueva China, atrayendo inversiones que EE.UU. retira de allí? ¿Haciendo uso de la llamada ola de ‘near apuntalamiento’?

No, lo que buscamos es ser el Nuevo México, que es muy diferente. No buscamos competir con China para atraer inversiones. De hecho, ya tenemos la ventaja de la proximidad geográfica a los EE. UU. Por lo tanto, no necesitamos competir en eso.

En realidad, estas son al final decisiones políticas. Por supuesto, Estados Unidos también ha tenido razones económicas para invertir en China, pero esa tendencia se basó principalmente en una decisión política y estratégica.

López Obrador propone entre EEUU y América Latina “relaciones de igual a igual”

Es realmente importante estudiar detenidamente ese discurso del presidente López Obrador. Hace un balance de cómo han sido las relaciones entre Estados Unidos y América Latina. Y le ofrece a Estados Unidos una salida política e histórica.

Propone un tratado entre hermanos y hermanas, entre iguales. Ese es el punto radical del plan, porque EE.UU. nunca nos ha tratado como tales.

La política exterior actual de los Estados Unidos hacia Europa o Asia no tiene mucho de una forma de relaciones entre iguales.

Oh, no, en absoluto. Bienvenido al club. A Estados Unidos siempre le ha gustado eso.

Pero entonces, ¿qué te hace pensar que su política hacia América Latina podría cambiar? Por ejemplo, México ha construido dos importantes refinerías de petróleo dentro de la Cuarta Transformación para fortalecer la soberanía nacional en materia energética. Un paso muy importante muy criticado por EE. UU. Por otro lado, aunque no probado, hay muchas razones de que EE. UU. estuvo detrás del sabotaje del NordStream en el Mar Báltico.

También me inclino a pensar que sí… (risas)

¿No cree entonces que EE.UU. amenaza la soberanía nacional?

Por supuesto. Pero esta siempre ha sido la situación. Hasta la década de 1980, México había poseído una soberanía energética muy sólida. Producíamos nacionalmente el 100% de toda la energía que consumíamos.

Eso cambió en la era neoliberal y nos hemos convertido en un país que producía petróleo e importaba gasolina.

Esto se presentó como un mecanismo de mercado, pero al final fue una decisión política. Otro ejemplo es cómo, junto con el Consenso de Washington, EE. UU. ha presionado a todos los países para que abrieran y liberalizaran su agricultura, mientras ellos mismos protegían la suya. Eran conscientes de la importancia de la soberanía y la seguridad en materia de alimentación.

El mercado ha beneficiado “los intereses de las naciones imperiales. Eso tiene que cambiar”

Lo mismo ocurre con la energía: si un país logra alcanzar la soberanía en energía y alimentación, se vuelve mucho más independiente y resistente a las presiones extranjeras. Este es el dilema que tenemos actualmente con los Estados Unidos.

México ya no quiere importar gasolina de Estados Unidos. Durante décadas, el petróleo ha servido en México como motor de desarrollo y creemos que puede volver a cumplir ese propósito.

Y esto afecta por supuesto intereses de los empresarios norteamericanos y españoles, pero beneficia a México.

En las últimas décadas, los mecanismos de mercado de estos bienes básicos –petróleo, agricultura, litio, etc.– han sido utilizados para promover los intereses de las naciones imperiales. Esto tiene que cambiar ahora.

Fuente:
United World

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales