SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
14/09/23
Presidente Maduro: «Iniciamos la quinta época en las relaciones con China»
Por Misión Verdad

En la clausura de la XVII Jornada de la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela, celebrada en la ciudad de Beijing, el presidente Nicolás Maduro presentó un balance del trabajo que se ha hecho durante la gira en la República Popular China hasta el momento, donde se alcanzó una serie de acuerdos en distintas áreas.

Antes, Delcy Rodríguez, presidenta de la parte venezolana de la Comisión Mixta, brindó unas palabras con las que resumió el espíritu de las relaciones sino-venezolanas de «hermandad y apoyo mutuo», cuestión que fue respaldada por su homólogo chino Zheng Shanjie durante su intervención.

Por ello, el primer mandatario nacional no dudó en decir que las jornadas de trabajo desarrolladas en los últimos días son expresión de una «nueva etapa» en la historia de cooperación y amistad entre los dos países. Recordemos que la vez anterior que esta comisión se reunió fue en 2018, durante la última visita del presidente Maduro a Beijing.

En efecto, para el Presidente, «todas la comisiones han sido importantes, pero creo que esta es la mejor jornada que haya tenido la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela para la relación de nuestros países».

Informó que, en el marco de este evento, se firman 10 documentos de alto nivel; en total, se trata de 31 acuerdos de trabajo entre las autoridades venezolanas y chinas, incluidos proyectos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Previo a la clausura de la XVII Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela, el presidente Maduro fue recibido en el Gran Palacio del Pueblo, en la capital china, por su homólogo Xi, para luego tener una bilateral del más alto nivel donde se fijaron rúbricas.

EN LA QUINTA ETAPA DE LAS RELACIONES SINO-VENEZOLANAS

Un nuevo capítulo en nuestra historia bilateral: así fue caracterizada esta etapa de las relaciones sino-venezolanas por el Presidente venezolano.

Una reflexión devino: la historia entre China y Venezuela comenzó en 1974, la primera etapa, cuando se establecieron las relaciones diplomáticas y se reconoció la existencia de una sola China —en alusión a los intentos separatistas de algunos sectores políticos y económicos en Hong Kong y Taiwán—.

Para el Jefe del Estado venezolano se trató de una etapa fundamentalmente diplomática, de relaciones formales, de 1974 hasta 1999, cuando se abrió la segunda etapa con la llegada del Comandante Hugo Chávez a China en octubre de ese año, que transcurrió hasta 2014. «Es una etapa virtuosa, de logros importantes», sentenció.

Convidado por el Gobierno Bolivariano, la llegada de Xi Jinping a Caracas en julio de 2014 dio comienzo a la tercera etapa, según el presidente Maduro, con la elevación a una relación bilateral estratégica integral.

Fue un proceso que duró hasta 2018, cuando las sanciones y el bloqueo comenzaron a torpedear la fluidez en la cooperación entre ambos países. Se trató de una cuarta etapa, «dolorosa y difícil que afectó las relaciones de Venezuela con China. Fue una etapa de resistencia heroica». Fue el momento cuando se tuvo «una economía de guerra, y en esa misma etapa vino la pandemia que afectó a la humanidad. Allí estuvo China, al lado del pueblo de Venezuela».

Así, el primer mandatario nacional recordó cuando, a través de las medidas coercitivas unilaterales, Estados Unidos bloqueó el acceso de Venezuela a medicamentos y vacunas durante la pandemia, y el país asiático asistió humanitariamente a nuestro país —y a muchos otros más en todas partes del mundo—.

Ahora, expresó el Presidente, comienza una nueva etapa «de mayor nivel, correspondiente a los retos del siglo XXI. Esta relación se va a acelerar. En los documentos están las bases. Cada uno debe tener resultados a corto, mediano y largo plazo».

HACIA DÓNDE APUNTA LA COOPERACIÓN

Aludió que los documentos representan el compromiso de trabajo bilateral en las áreas de energía —»columna vertebral» de los acuerdos, recalcó—; de finanzas y monetaria, «fortaleciendo la capacidad del yuan»; de economía, comercio e industria «firmamos grandes acuerdos»; igualmente «en el área de educación comercial para la etapa exportadora de Venezuela».

Importante: «Se va avanzar en el área de minería; llamamos a China a invertir en la minería». Refirió que las potencialidades venezolanas para el desarrollo de esa industria son importantes si tomamos en cuenta las cuantiosas reservas certificadas de oro, diamante, níquel, bauxita, hierro, entre otros materiales fundamentales en las cadenas de producción global, y de especial interés para las industrias y el desarrollo científico chino.

Además, «se decretará una Zona Económica Especial de 9 millones de hectáreas en la parte oriental de Venezuela con potencialidades de agricultura», donde también se desarrollará la eventual vocación exportadora agroalimentaria a China.

  • El propósito esencial de las Zonas Económicas Especiales, de acuerdo con su legislación, es desarrollar los mecanismos de inversión pública y privada nacional y extranjera, de interés estratégico para el Estado venezolano. Su centro de actividad estaría en potenciar viejos desarrollos e impulsar nuevas actividades en áreas como la industria, ciencia y tecnología, turismo y comercio de bienes y servicios.

También mencionó que se firman documentos para iniciativas aeroespaciales, incluida «nuestra incorporación al proyecto de estación lunar»; así como en el área de turismo, y aprovechó para decir que «Conviasa está lista para viajes directos a China», con lo que aludió a una conexión aérea directa entre ambos países.

Por último, el presidente venezolano valoró que «bajo el liderazgo del presidente Xi Jinping, China se ha convertido en un gran país comprometido con la paz, el desarrollo y el bienestar de toda la humanidad, y en un importante motor para impulsar un nuevo mundo multipolar».

Concluyó que «estamos iniciando una nueva época, una nueva etapa, de mayor nivel, la quinta época, la época esplendorosa del avance conjunto como pueblos hermanos». Dicha expresión está en sintonía con el enunciado de la política exterior china, que invita a construir una «comunidad de futuro compartido para la humanidad», donde «todo tipo de diferencias en la sociedad humana apuntan hacia los posibles mayores beneficios para todos», de acuerdo con un discurso del mismísimo Xi Jinping en 2017.

En ese sentido, «Venezuela y China disfrutan de una profunda amistad y una cooperación fructífera, y sus relaciones pueden considerarse un modelo para las relaciones entre países del Sur Global», finalizó el primer mandatario nacional.

Fuente:
Misionverdad

Agenda

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar