SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
06/03/22
Temas: Marxismo
Regiones: Rusia
¿Es Rusia un país imperialista?

Este artículo fue publicado el 2 de enero de 2019 por Stansfield Smith. A continuación, traducimos su versión original publicada en Monthly Review on line.

Se dice que Rusia es un poder mundial imperialista, uno en conflicto con la superpotencia imperialista, Estados Unidos. Se caracterizó a Rusia de esta manera tanto durante el período de la Unión Soviética, y después de que la misma colapsara, con la formación de Estados separados. Rusia ha dicho que es imperialista tanto cuando era un estado socialista y ahora como un estado capitalista.

También se dice que Rusia es un estado capitalista no imperial, que aún está luchando por recuperarse de la crisis del colapso soviético, y la catástrofe política y económica de los años de Yeltsin, cuando se degeneró para ser un cliente neocolonial saqueado por los Estados Unidos. (1)

Lenin reconoció que el capitalismo moderno «está en todas partes, se está convirtiendo en el capitalismo de monopolio». (2) «El capitalismo ha crecido en un sistema mundial de opresión colonial y de la» estrangulación financiera de la gran mayoría de la población del mundo por un puñado de países «avanzados». (3) Esta dominación del mundo por unos pocos poderes imperialistas no es solo la barrera más grande del progreso económico y social de los países menos desarrollados, sino para resolver los problemas apremiantes que afligen a la humanidad en su conjunto y ahora el planeta mismo.

Lenin definió el imperialismo capitalista moderno:

Sin olvidar el valor condicional y relativo de todas las definiciones en general, lo que nunca puede abrazar todas las concatenaciones de un fenómeno en su pleno desarrollo, debemos dar una definición de imperialismo que incluirá cinco de sus características básicas:

(1) La concentración de la producción y del capital se ha desarrollado a una etapa tan alta que ha creado monopolios que desempeñan un papel decisivo en la vida económica; (2) la fusión del capital bancario con el capital industrial, y la creación, sobre la base de este «capital financiero», de una oligarquía financiera; (3) la exportación de capital que se distingue de la exportación de productos básicos adquiere una importancia excepcional; (4) la formación de asociaciones capitalistas monopolistas internacionales que comparten el mundo entre ellos y (5) la división territorial de todo el mundo entre los mayores poderes capitalistas se completan. El imperialismo es el capitalismo en esa etapa de desarrollo a la que se establece el dominio de los monopolios y el capital financiero; en el que la exportación de capital ha adquirido importancia pronunciada; en el que comenzó la división del mundo entre los fideicomisos (trusts) internacionales, en la que se ha completado la división de todos los territorios del mundo entre los mayores poderes capitalistas.

A continuación, veremos cómo la Rusia actual comparte estas características al considerar el papel que desempeñan los monopolios capitalistas rusos en el sistema imperialista mundial, la naturaleza del comercio de exportaciones de Rusia, la exportación de capital ruso, el papel mundial desempeñado por el capital financiero ruso, y finalmente poder militar ruso.(5)

1. La fuerza de Rusia entre los monopolios capitalistas internacionales

El papel de Rusia en «(4) la formación de asociaciones internacionales de capitalistas monopolistas que comparte el mundo entre ellos» se pueden medir por la posición de las corporaciones del país entre las 2000 corporaciones internacionales más importantes.

Forbes enumeró a las 2000 corporaciones más importantes en el mundo basadas en ventas totales, ganancias, activos y valor de mercado. De las 10 mejores empresas, 5 son chinas y 5 son de EE. UU. China alberga 291 compañías de las 2000 globales (en el año 2003 eran 43). Estados Unidos está en la cima con 560. Canadá tiene 50, Australia 39, India 58.

Rusia tiene solo 4 en el Top 100, con un ranking de 43, 47, 73 y 98. Tiene solo 6 en el Top 500 y 25 en el Top 2000. Su participación corporativa total muestra una ligera declinación, no una tendencia ascendente: en el período que va del 2008 al 2013, entre 29 y 30 Corporaciones rusas entraron en la lista Global 2000.

Las 2000 compañías de esta lista representan $ 39.1 millón de millones en ventas, $ 3.2 millón de millones en ganancias, $ 189 millón de millones en activos y $ 56.8 millón de millones en valor de mercado. Las ventas de las 25 corporaciones de Rusia suman $ 568 mil millones, simplemente el 1.45% del total. Sus activos colectivos ascienden a $ 1,757.3 mil millones, que comprenden menos del 1% del total. Entre los monopolios internacionales, Rusia es un jugador muy pequeño.

La productividad laboral de Rusia en comparación con la Unión Europea y EE. UU.

La perspectiva de un cambio significativo en estas cifras se contradice por el problema de la baja productividad del trabajo ruso. La productividad laboral, aquí medida por el producto bruto interno valorado en dólares estadounidenses, dividido por el número total de horas trabajadas por la fuerza laboral del país, se ubicó en 25.4 en 2016 para Rusia. Esta es la tasa más baja entre todos los países europeos, tan bajo que de hecho, es inferior a la mitad de la tasa de la Unión Europea promedio, que es de 53,.4.

La productividad laboral de Rusia es el 36% del nivel de los Estados Unidos, que es de 69,9; en Alemania es de 68,1. Rusia permanece estancada en el nivel de productividad del país atrasado, lejos de poder competir con el de los centros capitalistas avanzados.

El Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial se basa en una combinación de doce factores, y clasifica a Rusia como 38 en su lista, más alto que varios de los países de Europa del Este. El ranking del informe ha mejorado la posición de Rusia, de ser la número 67 en los años 2012-13, hasta llegar a 38 en 2017-18. (6)

Producción de manufacturas rusas

El papel que desempeña Rusia en el sistema económico mundial puede entenderse nuevamente al comparar la producción de fabricación por país en dólares. En 2015, China ocupó el primer lugar con $ 2,010 mil millones en productos manufacturados, el 20% de la producción mundial y los Estados Unidos segundo con $ 1,867 mil millones, 18%. Rusia ocupó el puesto número 15, detrás de India, Taiwán, México y Brasil, que produce $ 139 mil millones en productos manufacturados, nuevamente un jugador marginal, que produce solo el 1% de la producción mundial.

2. Exportaciones rusas de materias primas vs Bienes de alta tecnología

En su comercio de exportación, los países imperialistas generalmente muestran una marcada tendencia en las ventas de productos terminados de alto valor y sofisticados; de servicios técnicos intensivos en conocimiento, y también de servicios financieros. Las naciones oprimidas por el imperialismo están restringidas a la exportación de materias primas a precios determinados por el mercado imperialista, y a la producción de productos terminados de las empresas de propiedad imperialista con sede en sus países.

En 2017, entre los principales países de exportación del mundo, Rusia clasificó el puesto 17, después de México, Emiratos Árabes Unidos y Singapur. China ocupó el primer puesto, con $ 2,263 mil millones en las exportaciones, el segundo puesto se lo llevó Estados Unidos con $ 1,547, Alemania tercero con $ 1,448, y aunque Rusia aumentó desde el 2016, solo exportan $ 353 mil millones en bienes.
El Banco Mundial informó sobre Rusia en 2017, el petróleo y el gas representan el 58% de las exportaciones, los metales por otro 11%, 6% de materias primas de alimentos, 3% de madera y pulpa y papel, 4% de piedras preciosas, metales y otros minerales. Más del 82% de las exportaciones de Rusia son materias primas, mientras que los bienes tecnológicos terminados reales (incluidos los militares) solo representaban el 8% de las exportaciones.(7)

Los 10 mejores artículos exportados e importados de Rusia en 2017 muestran que los bienes manufacturados ascendieron a $ 12.8 mil millones en exportaciones en comparación con $ 106.2 mil millones en importaciones.

Las exportaciones rusas (e importaciones) no encajan en el patrón de un estado imperialista, sino de un estado semi desarrollado del Tercer Mundo, exportando principalmente materias primas, y apoyándose en la importación extranjera de bienes de alta tecnología.

Ranking ruso en exportación de bienes de alta tecnología (8)

Los poderes imperialistas serían los líderes en la exportación de bienes de alta tecnología. En términos de ranking mundial en la exportación de estos bienes, China fue nuevamente primero, con $ 496 mil millones en exportaciones de alta tecnología, EE. UU. Fue tercero (después de Alemania), exportando $ 153.2 mil millones. México exportó $ 46.8 mil millones. Rusia clasificó número 31 en las exportaciones de bienes de alta tecnología, con un total de $ 6.64 mil millones en exportaciones. Estas cifras también muestran que Rusia aún tiene un largo camino por convertirse en un jugador imperialista en el escenario mundial.

3. El rol de Rusia en la banca internacional y el capital financiero

En la lista de Lenin sobre las características de los países imperialistas de su época, los grandes bancos son las organizaciones más importantes de capital financiero. Esperamos que un estado imperialista esté bien representado entre los bancos líderes. De los 100 mejores bancos del mundo, clasificados por activos totales, China tiene 5 de los 10 mejores. Los Estados Unidos tienen 6 de los 40 principales. De los 100 bancos principales, 20 son chinos, 10 son estadounidenses, 9 son japoneses, 6 franceses, 6 alemanes, 6 británicos, 5 canadienses, 5 surcoreanos, 5 brasileños, 4 australianos, 3 suecos, 3 italianos, 3 españoles, 3 holandeses, 2 bancos de Singapur y 2 bancos suizos. Rusia tiene uno, clasificado número 66.

Lenin declaró que en la época imperialista se llevó a cabo «la división del mundo entre los fideicomisos (trusts) internacionales». La forma en que el mundo se divide entre los distintos trusts en la época imperialista, va cambiando a medida que los estados imperialistas emergen y caen. En la División Mundial actual entre estos fideicomisos (trusts), encontramos a Rusia como actor bastante menor, 4 corporaciones de las 100 mejores, 25 en el Top 2000, posee el 1.45% de la participación del mercado mundial, sin corporaciones entre las 100 principales en términos de activos extranjeros, y un banco en los 100 mejores bancos internacionales.

Exportación rusa de capital

Lenin afirmó que “(3) la exportación de capital, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia excepcional”. Rusia tiene una exportación sustancial de capital, pero esto viene en forma de fuga de capitales, a paraísos fiscales como Chipre y las Islas Vírgenes Británicas. El Banco Central de Rusia calculó la fuga neta de capitales del país en 2014 en 154.100 millones de dólares, y el total desde que Putin asumió el cargo en 1999 hasta 2014 en unos 550.000 millones de dólares. El total real hasta 2014 puede ser superior a $ 1 billón. El Banco Central calculó la fuga de capitales rusos en 2018 en 66.000 millones de dólares.

Activos extranjeros de multinacionales rusas

Un estudio enumera las 100 principales corporaciones multinacionales no financieras clasificadas por sus activos en el extranjero, su inversión en otros países. En esta medida clave de exportación de capital financiero, 20 de las corporaciones son estadounidenses, 14 son británicas, 12 francesas, 11 alemanas, 11 japonesas, 5 suizas, 5 son chinas (incluida Hong Kong). Ninguna corporación rusa figura en la lista principal de las 100 corporaciones en función de sus inversiones en el extranjero.

Las 10 principales multinacionales rusas no financieras poseen $ 188,3 mil millones en activos extranjeros totales, lo que representa un tercio del total ruso. El total de activos extranjeros de las empresas rusas sigue siendo inferior al de las dos primeras de la lista de las 100 principales multinacionales no financieras del mundo.(9)

Holdings de capital financiero ruso en comparación con los estados imperialistas

Credit Suisse elabora anualmente otra medida de los holdings de capital financiero de los países del mundo. Su Global Wealth Databook 2018 traza la riqueza financiera nacional (acciones, bonos, fondos del mercado monetario y cuentas bancarias) dividiendo la riqueza financiera nacional por la población adulta total de cada país. El grupo superior, con una riqueza promedio por adulto de más de $100,000, está formado por los países de Europa Occidental, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda, Japón, Israel, Singapur y Taiwán. Estados Unidos ($336,528) ocupa el segundo lugar después de Suiza ($372,336). Todos los países de este grupo son países imperialistas, o satélites clave del centro imperial, los Estados Unidos. El promedio mundial de la riqueza financiera por adulto es de $38,110; Grecia (muy deteriorada) asciende a 33.969 dólares. China está muy por detrás con $ 19,862. Rusia se encuentra mucho más abajo con $ 8,843, lo que equivale al 2.6% de la riqueza financiera promedio de un adulto en comparación con los EE. UU.
Rusia permanece como un mundo aparte, de poseer la riqueza financiera de un país imperialista. De la riqueza financiera y no financiera en el mundo, EE. UU. tiene una participación del 31 %, China es el único país que supera el 10 %, con un 16,4 %: Rusia un 0,7 %.

Lenin escribió: «El imperialismo es la época del capital financiero y de los monopolios»(10)… «En la cual la exportación de capital ha adquirido una importancia pronunciada». En el área de exportación de capital financiero con fines productivos por parte de las multinacionales rusas, Rusia es un actor muy secundario.

4. El peso militar de Rusia en el mundo

Lenin finalmente se refiere a la “(5) la división territorial del mundo entre las más grandes potencias capitalistas”. Su rol en la vigilancia y el mantenimiento del orden mundial impuestos son fundamentales para el dominio de los países imperialistas sobre las estructuras económicas globales. Las principales potencias imperialistas tienen importantes industrias armamentísticas y participan como vendedores en el comercio mundial de armas.

Exportaciones militares rusas

Rusia muestra su poder sólo en el peso militar, pero esto por sí solo no lo convierte en un imperialista según Lenin. Tampoco convierte a Rusia en imperialista, ni siquiera a la manera imperialista precapitalista de la antigua Roma, que requería expansión militar y mano de obra esclava. Si bien el importante poderío militar de Rusia, especialmente su arsenal nuclear, dificulta la presión de los imperialistas, Rusia no invade ni bombardea países de todo el mundo como lo hace Estados Unidos, o incluso como lo hacen potencias imperialistas de segunda categoría como Gran Bretaña y Francia.

Además, a diferencia de estas otras potencias militares imperiales, la Rusia capitalista no desarrolló la suya propia, sino que heredó su poderío militar y sus industrias armamentísticas de la URSS. Rusia también es única por ser el único país del antiguo bloque socialista soviético que continúa rodeado y amenazado con un ataque militar por parte del Occidente imperialista.

Sin embargo, Rusia es uno de los principales exportadores de armas del mundo. Ninguna rama de la industria manufacturera rusa es competitiva en el mercado internacional, excepto la industria armamentista. Las exportaciones mundiales de armas en 2016 totalizaron $ 32,262 mil millones y $ 31,106 mil millones en 2017. El Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo enumera las exportaciones de armas de Rusia en $ 6,148 mil millones en 2017, por debajo de los $ 6,937 mil millones en 2016. El exportador de armas número uno del mundo es EE. UU., con $ 10,304 mil millones en ventas de armas en 2016 y $ 12,394 mil millones en 2017. EE. UU. representa el 34% de las ventas militares mundiales y Rusia el 22%.

Las exportaciones de armas de Estados Unidos son un poco más del doble que las de Rusia. Aquí, Rusia se está quedando atrás: mientras que las exportaciones de armas de EE. UU. crecieron un 25 % en 2013-17 en comparación con el período 2008-12, las exportaciones de Rusia cayeron un 7,1 % durante el mismo período.

Corporaciones rusas entre los productores de armas

Según SIPRI (Instituto Internacional de investigación para la Paz de Estocolmo), los 100 principales productores de armas del mundo ganaron 398.200 millones de dólares en ventas y servicio militar en 2017 (Defense News ofrece cifras algo diferentes). La mitad de esa suma se destinó a los 10 principales productores, cinco de los cuales son empresas estadounidenses, mientras que una es rusa. De las 100 principales, 42 son corporaciones estadounidenses, mientras que 10 son rusas.

Bases militares extranjeras rusas y presupuesto militar

Rusia tiene 15 bases militares en 9 países extranjeros. Solo dos de ellos están fuera de la antigua Unión Soviética, en Vietnam y Siria. China tiene una base fuera de China, en Djbouti. Estados Unidos tiene más de 800 bases en el extranjero.

En comparación con el presupuesto militar de EE. UU., que SIPRI calculó en $ 610 mil millones, solo el aumento en el presupuesto del Pentágono este año es mayor que todo el presupuesto militar ruso, que fue de $ 66 mil millones en 2017, el cuarto después de China y Arabia Saudita.

Intervenciones rusas en otros países

Rusia ha intervenido en otros países (Yugoslavia, Georgia, Ucrania, Siria) pero no de la forma que lo han hecho los países imperialistas, que están motivados para apoderarse de los recursos naturales y la riqueza. La intervención rusa no está cerca del nivel al que han llegado potencias imperialistas secundarias como Francia o Gran Bretaña. Rusia tampoco ha diseñado golpes de estado en otros países como lo hacen constantemente los países imperialistas.

Rusia intervino de forma limitada en la ex Yugoslavia a mediados de la década de 1990 cuando las fuerzas rusas actuaron como policías blandos para la OTAN, y luchó por la pro rusa Osetia del Sur con Georgia en 2008, que estaba respaldada por EE. UU.

El conflicto en Ucrania es un resultado directo de la ingeniería de los EE. UU. en un golpe de estado anti-ruso de derecha en 2014. La gente en la región oriental de Ucrania, que es predominantemente de habla rusa, se levantó exigiendo autonomía política y económica. Mientras que los del este de Ucrania están respaldados por Rusia, Moscú no ha mostrado interés en absorber el este de Ucrania como lo hizo con Crimea después del referéndum allí.

La participación militar directa de Rusia en 2015 en la guerra de Siria es similar a la de Ucrania: para evitar el continuo cambio de régimen de EE. UU. y la OTAN y el cerco de su país. Rusia fue invitada por el gobierno sirio para ayudar a derrotar a los grupos rebeldes armados y financiados por Estados Unidos, los países de la OTAN y Arabia Saudita.

A diferencia de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, en ninguno de estos casos Rusia ha intervenido militarmente para derrocar a un gobierno con el fin de proteger sus intereses económicos extranjeros.

El creciente cerco hacia Rusia por parte de EE. UU. y la OTAN es una continuación de su política anterior de subyugar y recolonizar la Unión Soviética. Fuente: Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

5. Rusia y el imperialismo hoy

Haciendo referencia a la declaración de Lenin sobre el imperialismo, Rusia no es un jugador en el dominio de los monopolios y el capital financiero, ni la exportación de capital juega un papel importante (salvo el efecto negativo de la fuga de capital en curso), ni los fideicomisos (trusts) rusos juegan ningún papel esencial en la división de los recursos mundiales.

Rusia puede clasificarse como uno de los estados más poderosos del mundo solo en función de su fuerza militar. Económicamente no comparte las características de un estado capitalista avanzado, sino de uno en la semi-periferia capitalista. Desempeña un papel muy pequeño en la actividad imperialista por excelencia: la exportación de capital a la periferia y la extracción de ganancias de la mano de obra y los recursos de los países en desarrollo. El capital financiero de Rusia es pequeño, sus exportaciones predominantemente de materias primas, su industria débil, sus corporaciones multinacionales menores, su economía plagada de baja productividad laboral.

El imperialismo sigue siendo el principal peligro para la vida y el bienestar de los pueblos del mundo. Nuestros problemas, los problemas de la humanidad, tienen sus raíces en la dominación imperialista de nuestras naciones y nuestras vidas. Específicamente, esto significa el gobierno del jefe imperialista estadounidense y las potencias imperialistas secundarias en su órbita: Europa Occidental, Japón, Canadá y Australia. Rusia, aunque es un país capitalista, intimidado por los EE. UU. debido a su independencia (como Venezuela, Irán, la Libia de Gadafi, Nicaragua) no es parte de ninguna camarilla imperialista que nos amenace. Más bien, las potencias mundiales de Rusia y China descubren que deben responder a los esfuerzos del imperialismo por subordinarlas. Afortunadamente, su resistencia inconsistente brinda oportunidades para que otros pueblos y países afirmen su propia soberanía nacional.

Notas

1. ↩ Stephen Cohen escribió en The Failed Crusade que después del colapso de la Unión Soviética comenzó el colapso económico en tiempos de paz más cataclísmico de un país industrial en la historia. La restauración capitalista trajo pauperización y desempleo masivos, extremos salvajes de desigualdad, crimen desenfrenado, antisemitismo virulento y violencia étnica, combinados con gangsterismo legalizado y saqueo precipitado de bienes públicos. En 1998, la inversión se redujo en un 80%, los salarios reales en la mitad y los rebaños de carne y leche en un 75%. Los que vivían por debajo del umbral de la pobreza en las antiguas repúblicas soviéticas habían aumentado de 14 millones en 1989 a 147 millones. Esto había producido más huérfanos que los más de 20 millones de víctimas rusas durante la guerra, resurgieron epidemias de cólera y tifus, millones de niños sufrieron desnutrición y la esperanza de vida adulta se ha desplomado. Fidel Castro habló del escandaloso saqueo de la Rusia postsoviética en el última parte de un discurso de 1998.
2. ↩ Lenin: La catástrofe inminente y cómo combatirla, Obras Completas, Volumen 25, p. 339.
3. ↩ Lenin: Imperialismo: Etapa Superior del Capitalismo, CW, 22, p.191.
4. ↩ Lenin; Imperialismo, CW 22, p.266-267.
5. ↩ Dos artículos útiles para escribir esto son: Renfrey Clarke y Roger Annis, «The Myth of ’Russian Imperialism’» y Sam Williams, «¿Is Russia Imperialist?»
6. ↩ Información detallada de Rusia en las páginas 248-249 del informe.
7. ↩ Grupo del Banco Mundial, “Modest Growth Ahead”, Russia Economic Report 39, mayo de 2018, pág. v.
8. ↩ Definición: Las exportaciones de alta tecnología son productos con una alta intensidad de I+D, como en la industria aeroespacial, informática, farmacéutica, instrumentos científicos y maquinaria eléctrica.
9. ↩ Esta información sobre la fuga de capital ruso y los activos extranjeros es totalmente consistente con los datos de un estudio anterior sobre la inversión global rusa, uno utilizado, irónicamente, para afirmar que Rusia es imperialista.
10. ↩ Lenin; Imperialismo, CW 22, p.297, 267.

Traducción: Gloria Grinberg

Fuente:
LaIzquierda Diario

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales