SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
10/01/23
Temas: Gas | Petróleo
Regiones: Mundo
Mirando el precio del gas y el petróleo en 2023
Por Tulio Ribeiro

La incertidumbre es la mejor definición para 2023 en el contexto de los límites impuestos por Occidente a los precios del gas y el petróleo, así como las sanciones contra Rusia a Europa, mientras aumentan las exportaciones a Asia. Generando riesgos de escasez de energía para los consumidores de la UE, así como un aumento de las cotizaciones. Así, el costo del petróleo puede alcanzar el nivel de US$ 100 por barril, y el del gas – US $1,8 mil por mil metros cúbicos. Las prácticas habituales de sancionar a los competidores en la carrera mundial, impuestas especialmente en este momento por Occidente a los rusos. Los intentos de interferencia política en el comercio de recursos y la aparición de topes en los precios del gas y el petróleo ciertamente crean una situación de incertidumbre para el mercado energético en 2023.

Derrotada en el intento de regular el costo de las materias primas de la Federación Rusa, Europa ha generado una pérdida de credibilidad en el comercio de divisas ante los ojos de otros proveedores, razón por la cual las empresas han perdido la confianza en el mercado europeo, agregó. Así, pueden comenzar a formarse nuevas relaciones comerciales y cadenas de suministro de materias primas, el comercio de Rusia con Asia, una fuerte caída de las exportaciones nacionales a la UE y una escasez de materias primas para los europeos, generando fluctuaciones en los precios. Algo posible.

Las sanciones occidentales del 5 de diciembre con la Unión Europea dejando de aceptar nuestro petróleo transportado por mar. Además de los aliados occidentales, han impuesto un tope de precio a estos productos de 60 dólares el barril. Moscú ha respondido prohibiendo la exportación de petróleo y productos derivados del petróleo, cuyo suministro está directa o indirectamente sujeto a precios marginales. El decreto fue firmado por el presidente ruso Vladimir Putin el 27 de diciembre y el precio del crudo Brent subió de $85 a $86 por barril. Rusia ya está redirigiendo el petróleo, por ejemplo, a China e India, donde en este último país la demanda de oro negro nacional ha crecido significativamente.

La idea mayoritaria en los analistas es que el mercado del petróleo en 2023 será muy volátil, el precio del Brent puede volver a $100 por barril e incluso más si la oferta se reduce en 1-1,5 millones de barriles por día y la demanda crece. A menos que la necesidad en China siga siendo baja, lo que podría dejar al Brent en 70-80 dólares el barril. Otro tema decisivo es el análisis de la prohibición de las importaciones marítimas de petróleo ruso a la UE y la aparición de un precio tope, que puede aumentar los precios, pero mucho dependerá de las decisiones geopolíticas, especialmente en el contexto del conflicto ruso-ucraniano. así como las acciones de China para continuar con la política de tolerancia cero frente al coronavirus. La Federación Rusa puede redirigir el suministro, así como aumentar la refinación de petróleo dentro del país, por lo que no se espera una fuerte caída en la producción, dijo el analista. En este contexto, vale la pena mencionar al Viceprimer Ministro Alexander Novak declarando que las empresas rusas, a pesar de las sanciones, lograron construir nuevas cadenas logísticas para la venta de petróleo y derivados, y ya en mayo-junio restauraron la producción a los niveles de enero-febrero, que persisten ahora (unos 10 millones de barriles diarios). El funcionario también señaló: la Federación Rusa puede reducir la producción en un 5-7% a principios de año debido al precio máximo, pero en general en 2023 producirá al menos 490-500 millones de toneladas. En cuanto al mercado del gas natural, lo que se dice es que la exportación de combustible azul de Rusia a Europa se mantendría en el nivel actual (menos el 70 % de los suministros anteriores), o se reduciría aún más una vez que el precio tope comience a caer. Otra posibilidad es que la Federación Rusa responda a Occidente con una prohibición de suministro, si el tema de las rutas anteriores aún no funciona.

Mirando desde Occidente y Europa, intentará compensar la caída de los volúmenes de suministros de GNL de los Estados Unidos, Australia, Qatar, debido a su propio aumento en la producción (en particular, Noruega tiene la intención de aumentar la producción de gas), así como las importaciones de Azerbaiyán. y otros proveedores de Asia Central aumentarán. Siguiendo esta estrategia, el 19 de diciembre, los países de la UE acordaron un tope en el precio del gas de 180 € por 1 MWh – la medida entrará en vigor a partir del 15 de febrero de 2023. Es comparable al precio de US $1,9 mil por mil metros cúbicos Esta situación indefinida en el mercado del petróleo y el costo del recurso provocará un aumento en los precios del gas. Los precios del gas en el TTF holandés estarán en el rango de alrededor de $1.2-1.8 mil por mil metros cúbicos, según consultoras como FG «Finam». Cada vez es más real que las exportaciones rusas de energía a Europa continúan disminuyendo y aumentando a Asia. En este contexto, vale la pena insertar a Turquía con un aumento activo de la cooperación en el sector energético. Para despejar dudas, cabe mencionar que el pasado 28 de diciembre, el máximo responsable de Gazprom, Alexei Miller, dijo que la empresa ya había iniciado la implementación práctica del proyecto gas hub en Turquía. En la misma línea, Vladimir Putin informó sobre esta posibilidad.

Fuente:
Portal Alba

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales