SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
14/02/24
Temas: Economía
Regiones: China
Guangxi: un modelo de desarrollo desconocido pero espectacular
Por Jan Jonckheere

Política de doble vía
Guangxi es una región autónoma en el sur de China. Alberga a casi 50 millones de personas de diversos grupos étnicos. La zona es montañosa y se caracteriza por los llamados paisajes kársticos, de los que Guilin es el más conocido.

Es una región azotada por la pobreza, su PIB por habitante es 40 veces menor que el de España. En 2015 Guangxi tenía 6,3 millones de personas en extrema pobreza, es decir, el 13% de la población. El gobierno chino decidió hacer frente a esa situación de pobreza y subdesarrollo. Surgió una política de doble vía.

Por un lado, un proyecto de alivio de la pobreza a gran escala se unió a una fuerte inversión económica y tecnológica en la región. Por otra parte, se fomentó enérgicamente la cooperación comercial y económica, principalmente con los países del Sudeste Asiático.

Reducción de la pobreza e inversión económica y tecnológica
Con la ayuda de organizaciones internacionales como el Banco Mundial, el gobierno diseñó un plan a gran escala para luchar contra la pobreza. Envió un ejército de investigadores a 5.000 pueblos para conocer la situación de cada familia. Introdujo los datos obtenidos en una base de datos para su procesamiento.

En los últimos cinco años Guangxi también ha trasladado a 710.000 personas de zonas inhóspitas a otros lugares. Por ello, casi todos los aldeanos que se mudaron pudieron encontrar trabajo cerca de su nuevo domicilio.

Uno de los aspectos más llamativos del programa de reducción de la pobreza fue la cooperación con la más próspera y vecina provincia de Guangdong.

Desde 2016 esta provincia más rica invirtió mucho dinero en proyectos de mitigación de la pobreza, que abarcaban infraestructuras, empleo, educación y sanidad. Estos proyectos e inversiones conjuntos permitieron mejorar las infraestructuras, como la construcción de carreteras para conectar pueblos aislados y mejorar el acceso a los mercados. Esto facilitó a su vez el comercio de productos locales e impulsó la actividad económica, lo que contribuyó a mejorar los medios de subsistencia de la población local.

Guangdong también envió de decenas a cientos de profesores, médicos y enfermeros a Guangxi. También se enviaron dos cuadros del Partido Comunista por distrito para supervisar y coordinar todo el asunto.

Un buen ejemplo de cooperación entre ambas regiones es el hermanamiento para la reducción de la pobreza de Shenzhen, una ciudad multimillonaria de Guangdon, con Hechi, la ciudad de Guangxi con mayor índice de pobreza. Se instó a las empresas de Shenzhen a invertir en Hechi. Decenas de escuelas de Shenzhen estaban conectadas con escuelas de Hechi y lo mismo ocurría con los hospitales.

Los presupuestos liberados para este proyecto de desarrollo a gran escala son cuando menos que impresionantes. En 2018 las empresas de Guangxi y Guangdong firmaron cientos de proyectos de cooperación con una inversión total de 394.000 millones de yuanes (55 mil millones de dólares). En comparación, el monto total de ayuda al desarrollo de todos los países ricos juntos el año pasado fue de 211.000 millones de dólares.

Las inversiones no solo se hicieron en el sector industrial. Se crearon cooperativas ganaderas para los agricultores que apenas llegaban a fin de mes cultivando maíz. Los jóvenes pudieron asistir a cursos de formación profesional.

Guangdong y Guangxi también han puesto en marcha un programa conjunto para reducir la pobreza mediante el desarrollo turístico de la región, con sus paisajes kársticos.

Estos programas no solo han ayudado a generar ingresos para personas que antes vivían en la pobreza, sino que también han contribuido a desarrollar capacidades y reforzar la economía local.

En desarrollo tecnológico Guangxi se ha centrado en la innovación y la cooperación con centros tecnológicos punteros, como el Parque Tecnológico de Zhongguancun, en Pekín. La creación de una zona de innovación en Nanning, la capital de Guangxi, ha propiciado el establecimiento de empresas de alta tecnología y el fomento de la investigación y el desarrollo.

Esa innovación tecnológica aprovecha al máximo la inteligencia artificial y los macrodatos. Basándose en esto, los billetes del metro, por ejemplo, se sustituyeron por una foto. Los drones están haciendo su aparición en la agricultura y, gracias a la IA, el riego inteligente, las cámaras, los sensores y los sistemas de temperatura controlados mediante smartphone y computación en la nube, se cultivan frutas y verduras a distancia.

De hecho, China prevé que cada vez habrá menos agricultores disponibles, por lo que la evolución hacia una agricultura de alta tecnología parece inevitable.

El sector público tampoco va a la zaga del desarrollo tecnológico. En la actualidad hay 7.000 autobuses eléctricos, pero Nanning planea sustituir esta flota por autobuses propulsados por hidrógeno.

Puerta del Sudeste Asiático
La estrategia de innovación también se diseñó en el contexto de las Nuevas Rutas de la Seda, especialmente pensando en los países del Sudeste Asiático, también conocidos como países de la ASEAN. En otras palabras, además de la reducción de la pobreza y su propio desarrollo económico, Guangxi también se ha centrado en promover el comercio y la cooperación económica con los países de la región.

Paises de ASEDAN (Wikipedia)
Ese enfoque tuvo éxito. En los últimos años, el comercio entre Guangxi y la ASEAN ha crecido significativamente, en parte debido a iniciativas como la Asociación Económica Integral Regional (RCEP en inglés), el mayor bloque comercial de la economía mundial. En la actualidad el comercio con otros países del RCEP representa el 56% del comercio exterior de Gaungxi.

Los 15 Estados miembros del RCEP representan aproximadamente el 30% de la población mundial y el 30% del PIB mundia (Wikipedia)
Una parte importante de ese comercio corresponde a productos agrícolas y en él se observa un cambio del comercio tradicional de fruta fresca a productos alimentarios transformados. Las exportaciones de turismos eléctricos, baterías de ion y litio y placas solares también experimentaron un fuerte aumento.

Guangxi se ha posicionado en pocos años como uno de los principales actores de la cooperación regional y el comercio en el Sudeste Asiático, lo que a su vez contribuye al desarrollo económico de la región.

Potente modelo de desarrollo
Mediante una combinación de inversión pública, cooperación con una próspera provincia vecina y desarrollos innovadores, Guangxi ha experimentado una impresionante transformación.

Los resultados son espectaculares. En menos de una década, no solo se eliminó la pobreza extrema, sino que la región dio un salto adelante en términos de desarrollo económico e innovación tecnológica. De ser una región agrícola atrasada, ha pasado a convertirse en un importante socio comercial del Sudeste Asiático.

Guangxi está preparada internamente para pasar de la mitigación de la pobreza a la reactivación de sus zonas rurales. Para ello, no dudará en emplear soluciones inteligentes. Ahora sólo se hace internamente, pero más adelante también lo ofrecerán a los países de la ASEAN y a los Estados situados a lo largo de las nuevas Rutas de la Seda.

El modelo de desarrollo occidental para los países del Sur Global se basa en gran medida en la financiación de ONG extranjeras centradas en proyectos principalmente locales. Dejando a un lado algunas excepciones, esto no aporta mucho más que algunos retoques en los márgenes.

Gráfico: China es responsable de tres cuartas partes de la erradicación de la pobreza extrema en el mundo (Banco Mundial)
A pesar de todas las buenas intenciones -supongámoslo así- y de los miles de millones de ayuda al desarrollo, los países del Sur global siguen atados a su papel de exportadores de materias primas baratas e importadores de productos acabados y tecnológicos caros, y, por tanto, siguen siendo pobres.

Aquí vemos un modelo de desarrollo mucho más potente. Desde los años 80, China ha sido responsable de tres cuartas partes de la erradicación de la pobreza extrema en todo el mundo y ha logrado salir del subdesarrollo económico y tecnológico. Da que pensar.

Fuente:
Rebelion
Etiquetas: China | Comunismo | Socialismo

Agenda

TV / Vídeo / Radio

Búsqueda temática

Buscar