SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
28/10/22
La “disuasión integrada” de EEUU es una visión neocolonialista, Moscú y Beijing son enemigos de Washington, no nuestros 
Por César Milani

La visión y pensamiento de un militar argentino, patriota de nuestra América, que fuera comandante en jefe de las FFAA y que entregó en un hilo de Twitter su opinión respecto a las imperiales órdenes del ejército yanqui a los supuestos “soberanos” ministros de defensa del continente (no todos) entre ellas y ellos, Maya Fernández ministra chilena.

Con el nuevo concepto de “disuasión integrada” como premisa, se realizó el pasado mes de julio en Brasilia la XV Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas. Sus conclusiones son indignas de un país independiente como el nuestro pues sostienen una visión neocolonialista.

Basándose en la Doctrina Monroe, los Estados Unidos pretenden homogeneizar nuestra región alrededor de unos supuestos “valores compartidos” que no existen y que, en realidad, ocultan su intención de alinear a todo el continente americano detrás de su estrategia geopolítica. 

El gobierno de los EEUU lo llama ahora “disuasión integrada”, es decir, unificar las fuerzas de las naciones americanas —la diplomacia, la información, las fuerzas armadas y de seguridad y la economía— para disuadir a un supuesto enemigo en común. 

Esa “disuasión integrada” significaría poner todos los recursos de los países de nuestra región en pos de unirnos contra un enemigo común. Pregunto: ¿Quién sería ese enemigo? ¿China en el plano de la economía y Rusia en el plano militar? 

Esta postura plantea embarcarnos en una aventura que no representa los intereses permanentes del pueblo-nación argentino. 

Así es como tenemos al Ejército de los Estados Unidos involucrado en obras de navegabilidad en el tramo paraguayo del troncal Paraguay/Paraná, la mal llamada “hidrovía”. Ese es un buen ejemplo de las consecuencias de no imponer límites soberanos a las relaciones diplomáticas. 

También tenemos a la jefa de Comando Sur, Laura Richardson, diciendo que “el avance de China es un problema de seguridad nacional” y que para conjurarlo “debemos trabajar juntos como un equipo, jugando en nuestras respectivas posiciones de manera armoniosa y altamente efectiva”. 

Los intereses nacionales de los Estados Unidos difieren muchísimo de los intereses de países como el nuestro y las demás naciones de nuestra región. Los Estados Unidos buscan sostener la hegemonía global, nosotros queremos ejercer nuestra efectiva soberanía nacional. 

No existe la comunión de intereses que los Estados Unidos quieren transmitir al reunirse con funcionarios y militares de nuestra región. Moscú y Beijing son enemigos de Washington, no nuestros. 

Fuente:
360 Noticias

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales