SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
22/07/22
Regiones: Indonesia
Geopolítica de Indonesia
Por Centro Katehon

La política exterior dinámica y equilibrada de Indonesia la convierte en una potencia regional en el Indo-Pacífico

Indonesia, el país archipiélago más grande del mundo, se compone de más de 17.000 islas que conectan los océanos Índico y Pacífico de este a oeste y es, sin duda, un centro importante para el transporte marítimo internacional. El océano tiene un significado diferente para Indonesia que para otras naciones terrestres e insulares. La comprensión de Indonesia del océano también da forma a sus perspectivas únicas sobre la seguridad nacional, los objetivos estratégicos y las necesidades de capacidades futuras.

A diferencia de otros países terrestres e insulares, el océano para Indonesia no es solo una continuación de la tierra, un canal de intercambio y comercio entre países y una barrera para la defensa, sino también un elemento necesario para que el país sea un país: es océano. agua que une a más de 17 mil islas de Indonesia, sustenta en gran medida su producción y vida, y también forma la identidad única de Indonesia como país archipiélago. Indonesia ha sido plenamente consciente durante mucho tiempo de la vulnerabilidad de las aguas archipelágicas, especialmente en caso de una fuerza naval insuficiente, y la posibilidad de que el país sea dividido y gobernado por potencias extranjeras más poderosas siempre ha sido la mayor preocupación de Indonesia. Además, dado que el país depende del mar para garantizar la sostenibilidad del desarrollo nacional, la seguridad de los recursos marítimos es la segunda gran preocupación de Indonesia. Los dos requisitos de seguridad anteriores definen los objetivos estratégicos a largo plazo de Indonesia.

En primer lugar, según las características geográficas del estado del archipiélago y la historia de dominación colonial o intervención extranjera, la protección de la soberanía y la integridad territorial es el objetivo estratégico más importante de Indonesia. El concepto geopolítico de «Wawasan Nusantara» ( Wawasan Nusantara ), propuesto en 1957, reflejaba la preocupación de Indonesia por la fragilidad de las aguas archipelágicas y la división del país, destacando especialmente la importancia de la unidad nacional y la inviolabilidad de las fronteras nacionales. En el Libro Blanco de Defensa de 2015, Indonesia declaró explícitamente que una afrenta a la soberanía causará tensión y conflicto, y que cuando los medios diplomáticos sean ineficaces, emprenderá la guerra contra las fuerzas extranjeras que amenazan la soberanía y la integridad territorial.

Por un lado, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar garantiza la soberanía marítima y territorial de Indonesia. Establece que no importa cuán separadas estén las dos islas, las aguas archipelágicas están dentro de la soberanía del estado archipelágico. Esto hace que todas las aguas del archipiélago, que originalmente pertenecían a alta mar para la libre navegación internacional, pertenezcan a Indonesia. Los barcos extranjeros deben seguir las rutas planificadas por Indonesia, e Indonesia ha ganado un mayor control sobre las aguas del archipiélago.

Por otro lado, el poder militar de Indonesia no es suficiente para mantener su propia seguridad. De acuerdo con la política de no alineación, necesita organizaciones internacionales multilaterales estables y saludables y reglas internacionales para garantizar la estabilidad del entorno regional y su liderazgo en la región. Esto se ha logrado gracias al apoyo de mecanismos de seguridad internacionales y regionales como la ONU y la ASEAN.

Etapas históricas de la política exterior de Indonesia

En términos de objetivos diplomáticos principales, la diplomacia indonesia posterior a la independencia se puede dividir en cuatro fases:

La primera etapa  se refiere a mediados de la década de 1940 – fines de la década de 1960, el período Sukarno (1945-1967). El objetivo principal es preservar la soberanía nacional y la independencia, centrarse en la autosuficiencia y no pedir ayuda a Occidente. La característica principal es que el país le dio importancia al tercer mundo y siguió una política exterior de orientación «antiimperialista, anticolonial, independiente».

La segunda etapa  es desde finales de la década de 1960 hasta finales de la década de 1990, es decir, durante el período Suharto (1967-1998). El objetivo principal es promover el desarrollo económico y mantener la estabilidad regional. La característica principal es que, al adherirse a la política de no alineación, el país mejora las relaciones con los Estados Unidos y otros países occidentales, promueve la unidad regional en el sudeste asiático y resiste la interferencia de otros países en los asuntos internos.

La tercera etapa  es desde finales de la década de 1990 hasta principios del siglo XXI, es decir, el período de transición política y ajuste de políticas, incluido el período Habibi (1998–1999), el período Wahid (1999–2001) y el período Megawati (2001– 2004). El objetivo principal es promover la recuperación económica, estabilizar la situación interna y preservar la integridad territorial. La característica principal es la implementación de una «diplomacia equilibrada» multipartidista, el fortalecimiento de las relaciones tradicionales con la ASEAN, la restauración de las relaciones con países occidentales como Estados Unidos, el desarrollo de relaciones con países asiáticos como China y la búsqueda de la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo y la injerencia extranjera en los asuntos internos.

cuarta etapa – desde principios del siglo XXI hasta el presente, incluyendo el período Susilo (2004-2014) y el período Joko Widodo (desde 2014). El objetivo principal es promover el desarrollo económico, mantener la estabilidad interna, construir una imagen internacional y desempeñar el papel de una fuerza intermedia. La característica principal es la implementación de la «diplomacia equilibrada entre las principales potencias», fortaleciendo la cooperación antiterrorista internacional y convirtiéndose en el «líder» de la ASEAN. El 28 de diciembre de 1949, Indonesia estableció relaciones diplomáticas con los EE. UU., pero la política contra el imperialismo y el colonialismo durante el período Sukarno hizo que las relaciones entre los dos países fueran relativamente frías, y sus relaciones se restablecieron por completo durante el período Suharto. El 13 de abril de 1950, China e Indonesia establecieron relaciones diplomáticas, pero luego del evento “9. 30″, los dos países rompieron relaciones diplomáticas el 30 de octubre de 1967 y las reanudaron el 8 de agosto de 1990. En general, Indonesia comenzó a implementar una «diplomacia equilibrada» multipartidista en la tercera etapa de su diplomacia, pero en la cuarta etapa se volvió más prominente en la implementación de la «diplomacia equilibrada» entre China y Estados Unidos.

La lógica interna de los conceptos y prácticas diplomáticas de Indonesia

Debido a limitaciones materiales, Indonesia está más inclinada a buscar proporcionar liderazgo intelectual en la ASEAN. Por supuesto, la iniciativa de Indonesia en sí tiene poco potencial, debería unir a otros estados miembros de la ASEAN para lograr la misma posición y, al mismo tiempo, confiar en el bloque y otros mecanismos multilaterales para implementar la iniciativa. Sobre la base del fortalecimiento de la coherencia interna, Indonesia está aumentando activamente el peso de la cooperación en la región del «Indo-Pacífico», buscando mantener la independencia en las relaciones entre las principales potencias, especialmente China y los Estados Unidos. Esto se debe a que, por un lado, Indonesia insiste en la independencia y actividad de la diplomacia y trata de mantener un «equilibrio dinámico» entre las grandes potencias; por otra parte,

Primero, desde la creación de la ASEAN en febrero de 2004, Indonesia ha sido considerada un «líder» meritorio entre los países de la ASEAN, y proporcionar liderazgo intelectual entre los países del bloque se ha convertido naturalmente en una de las principales lógicas de comportamiento de Indonesia. Por ejemplo, en la 9.ª Cumbre de la ASEAN en 2003, Indonesia tomó la iniciativa al proponer el concepto de la Comunidad de Seguridad de la ASEAN (que luego se adoptó como uno de los tres pilares de la ASEAN: los otros dos son la Comunidad Económica de la ASEAN y el Socio Socio de la ASEAN). -Comunidad Cultural), y en noviembre de 2004, la 10ª Cumbre de la ASEAN adoptó el «Plan de Acción de la Comunidad de Seguridad de la ASEAN» [1]. Desde el punto de vista del «Indo-Pacífico», la manifestación más obvia de la lógica de tal comportamiento es que Indonesia fue el primero entre los países de la ASEAN en proponer el concepto del «Indo-Pacífico» y contribuyó activamente a construir una cosmovisión común del «Indo-Pacífico» para la ASEAN, enfatizando que Los principios fundamentales de la ASEAN son la cooperación inclusiva. Sukma, exasesor de asuntos exteriores del presidente de Indonesia y actual embajador de Indonesia en el Reino Unido,  enfatizó que Indonesia, como miembro responsable de la comunidad internacional, debe trabajar con la comunidad internacional para lograr la prosperidad y la estabilidad regionales. Esto demuestra que Indonesia cree que tiene una responsabilidad inquebrantable de construir normas y orden regionales.

En segundo lugar, Indonesia favorece el multilateralismo y, frente a la competencia regional cada vez más intensa entre las principales potencias, presta más atención al establecimiento de normas a través de mecanismos multilaterales como la ASEAN para construir una relación de cooperación inclusiva entre las principales potencias y mitigar de manera efectiva la confrontación de intereses estratégicos. competencia entre las grandes potencias. Como miembro fundador de la ASEAN, Indonesia siempre ha hecho del bloque la piedra angular de su política exterior, viéndolo como un mecanismo multilateral capaz de satisfacer sus grandes ambiciones. Indonesia utiliza la ASEAN y otros mecanismos multilaterales como una plataforma efectiva para el diálogo y la implementación de proyectos, fortaleciendo así la unidad dentro del bloque, estableciendo normas y relaciones de cooperación entre las principales potencias y, finalmente, [2] .

Finalmente, Indonesia enfatiza la preservación de la autonomía en las relaciones con las principales potencias. La constitución de Indonesia le prohíbe entrar en alianzas, e Indonesia es uno de los miembros fundadores del Movimiento de Países No Alineados. Sobre la base del fortalecimiento de la solidaridad dentro de la ASEAN y el establecimiento de relaciones de cooperación entre las principales potencias, apoyándose en mecanismos multilaterales como la ASEAN, Indonesia presta más atención a la aceptación de la independencia y la actividad. En general, esto se basa en dos consideraciones. En primer lugar, sobre la base de la tradición histórica de la diplomacia indonesia, la independencia y la actividad siempre ha sido el principio fundamental de la política exterior de Indonesia, que se refleja principalmente en el «equilibrio dinámico» en las relaciones con las grandes potencias. es decir, en un intento de evitar la competencia estratégica entre las grandes potencias para evitar la ventaja absoluta de una gran potencia en las esferas política, económica o militar. En cambio, Indonesia destaca la importancia del fomento de la confianza, la resolución pacífica de conflictos y los arreglos cooperativos de seguridad como medios más fundamentales para construir la paz y la estabilidad regionales. [3] . En segundo lugar, ayuda a expandir el espacio estratégico de Indonesia. De hecho, elegir un bando reducirá el espacio para la mediación diplomática de Indonesia. Por esta razón, Indonesia está más inclinada a convertirse a sí misma ya la ASEAN en un «puente» entre rivales regionales para desempeñar un papel más constructivo y activo. Al asumir el cargo de presidente, Joko Widodo propuso formalmente la visión estratégica de convertir a Indonesia en un «punto de apoyo marítimo mundial», cuyo objetivo es aprovechar las ventajas de Indonesia en geografía, población e influencia regional para convertirlo en un «país central» en la región y convertirse en un puente para construir un nuevo orden marítimo en la región.

¿Cómo se desarrollarán en el futuro las relaciones entre Indonesia y las principales potencias?

Ante el conflicto estratégico entre Japón, India y Australia, Indonesia ha tomado la iniciativa de fortalecer la coordinación y fortalecer la cooperación bilateral con los tres países para aumentar el peso de la cooperación regional. En mayo de 2018, cuando Modi visitó Indonesia, las dos partes llegaron a la » Visión común India-Indonesia de la cooperación marítima del Indo-Pacífico «, fortaleciendo claramente la cooperación económica y comercial, el desarrollo sostenible de los recursos marítimos y la cooperación en seguridad marítima, etc. Indonesia también busca cooperación con Japón. Durante una visita a Indonesia en junio de 2018, el entonces ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono Retno  , dijo: “Indonesia y Japón no solo son socios estratégicos, sino también dos países importantes en la región del Indo-Pacífico. La asociación estratégica entre los dos países no solo beneficia a Indonesia y Japón, sino que también contribuye a la paz, la estabilidad y la prosperidad de la región. Ambas partes deben fortalecer la cooperación marítima, especialmente el desarrollo de capacidades en el campo de la construcción de infraestructura, la pesca y la navegación marítima”. En febrero de 2020, Widodo  declaró  durante su visita a Australia que «en tiempos de mayor incertidumbre geopolítica, Indonesia y Australia deberían centrarse en fortalecer su asociación» y desarrollar el sistema de comercio multilateral.

Con respecto a la cooperación de Indonesia con China, a partir de 2019, China ha sido el mayor socio comercial de Indonesia durante ocho años consecutivos, China también es la tercera mayor fuente de inversión extranjera de Indonesia. China e Indonesia también están cooperando activamente en la aplicación de la ley marítima, la lucha contra el terrorismo y los delitos relacionados con las drogas, la seguridad de la red y la seguridad regional.

Mientras profundiza las relaciones con China, Indonesia también se está enfocando en fortalecer las relaciones bilaterales con los Estados Unidos para expandir el espacio para sus propias actividades estratégicas. En 2016, Indonesia y Estados Unidos mejoraron su relación bilateral a una asociación estratégica. Desde que la administración Trump asumió el cargo, la relación de seguridad y defensa se ha convertido en el foco de la cooperación entre Estados Unidos e Indonesia. Los dos países realizan muchos ejercicios militares conjuntos bilaterales cada año. En enero de 2018, Estados Unidos e Indonesia celebraron una reunión ministerial de defensa bilateral y destacaron que Estados Unidos apoya a Indonesia, que se ha convertido en un «punto de apoyo marítimo» en la estrategia del Indo-Pacífico, y afirmó que Estados Unidos ayudará a Indonesia a mejorar la supervisión integral de aguas frente a la costa de North Natuna.

No se puede negar que una serie de medidas diplomáticas no pueden cambiar fundamentalmente el orden regional de la región del Indo-Pacífico, y las iniciativas multilaterales propuestas por Indonesia no son una respuesta directa a las estrategias de las grandes potencias, sino que intentan neutralizarlas. Con la intensificación de la competencia entre las principales potencias, ¿hasta qué punto pueden Indonesia e incluso la ASEAN orientar sus relaciones hacia la cooperación para el desarrollo en lugar de la rivalidad geopolítica y económica? Este es un desafío clave que Indonesia inevitablemente enfrentará en el futuro.

[1] Joseph Chinyong Liow, ¿Puede Indonesia cumplir sus aspiraciones de liderazgo regional? // En Gilbert Rozman y Joseph Chinyong Liow (eds), Relaciones internacionales y el nivel sur de Asia ASEAN, Australia e India, ASEAN. – Palgrave Macmillan, 2017, pág. 177.

[2]  Ralf Emmers, The Role of Middle Powers in Asian Multilateralism, Asia Policy, 2018, pág. 43.

[3]  Iis Gindarsah, Adhi Priamarizk, Política, seguridad y defensa en Indonesia: la búsqueda de la autonomía estratégica // En Christopher B. Roberts, Ahmad D. Habir y Leonard C. Sebastian (eds), Indonesia’s Ascent Power, Leadership, and la Orden Regional. – Nueva York: Palgrave Macmillan, 2015, pp. 134-136.

Fuente:
Katehon

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales