SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
28/05/22
Firmes pronunciamientos de los mandatarios del ALBA-TCP

Frases destacadas de las intervenciones de los Jefes de Estado y Gobierno en la XXII Cumbre del ALBA-TCP, ratificando el camino de la unión, con dignidad, igualdad y solidaridad.

Luis Arce: Exclusión de países soberanos en Cumbre de las Américas debilita su institucionalidad

La decisión de Estados Unidos de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la IX Cumbre de las Américas, que se realizará en Los Ángeles, solo “consigue debilitar la institucionalidad” al cerrarle espacios a la pluralidad del diálogo constructivo con todos los países del Hemisferio Occidental.

“Nos preocupa que su convocatoria ignore la diversidad plena que –lejos de hacernos débiles- debería ser nuestra fortaleza como continente”, afirmó el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, durante su intervención en la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Desde el Palacio de la Revolución, ubicado en Cuba, señaló que el veto de Washington evidencia que, a pesar de la retórica a favor de la democracia, no existe voluntad entre sus autoridades para cambiar sus políticas hostiles hacia gobiernos que no se subordinan a intereses hegemónicos.

Arce puntualizó que Cuba, Nicaragua y Venezuela son víctimas de medidas restrictivas de carácter económico, comercial y financiero por optar “a un camino diferente al trazado por la Casa Blanca”, acción que parece confirmar la práctica de recurrir “a cualquier tipo de instrumento para sancionar a los países que deciden seguir un camino distinto al de sus mandatos”.

“Las políticas de sanciones, embargos y bloqueos solo han traído sufrimiento, desasosiego en especial a los más humildes”, subrayó al demandar el cese del bloqueo económico, financiero y comercial.

Al reiterar su rechazo enérgico a la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, en nombre del Estado Plurinacional de Bolivia, enfatizó que no asistirá “mientras no se inviten a todos los gobiernos de los países de América en condiciones de plena igualdad jerárquica y de participación”.

“Ningún país puede arrogarse el derecho de decidir quienes forman parte o no de nuestro continente americano y tampoco ningún organismo internacional –como la Organización de Estados Americanos- puede servir única y exclusivamente a los intereses hegemónicos de una sola nación”, sentenció.

Unidad de la Patria Grande

Por otro lado, Arce condenó las amenazas a la unidad regional que suponen las maniobras de división, desestabilización y confrontación, “impulsadas por aquellos que nos ven como su patio trasero, como territorio de disputa por nuestros recursos naturales, como colonia para instalar sus bases militares y como ensayo de antiguas y nuevas formas de golpes de Estado”.

Exhortó a sumar esfuerzos para fortalecer espacios como el ALBA-TCP y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), así como para el resurgimiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como plataformas de integración para el bienestar de los pueblos.

Díaz Canel: EE.UU. utiliza sistema interamericano en función de objetivos hegemónicos

La exclusión por razones ideológicas de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, que iniciará el próximo 6 de junio, confirma el interés de Estados Unidos “por controlar el sistema interamericano para utilizarlo en función de objetivos hegemónicos e imponer un poder fiscalizador de la democracia”.

En palabras del presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, la posición de EE.UU. apunta a la adopción de conceptos injerencistas “sin tener en cuenta los criterios de todos y excluyendo a países que tienen mucho que aportar” sobre los temas centrales de la Cumbre de las Américas.

“Dicen ser promotores de la democracia que deliberadamente confunden con su sistema, pero no son capaces de asegurar un espacio plural. Pretenden estar interesados en una relación constructiva con nuestra región, pero irrespetan las diferencias”, afirmó durante la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Desde el Palacio de la Revolución, ubicado en Cuba, señaló que EE.UU. silencia el justo reclamo de gobiernos que, de forma pública, enérgica y digna, abogan por una convocatoria que incluya a los países del hemisferio.

“Una América Latina y el Caribe unida en su diversidad, con voz firme y propia, articulada en la coordinación de nuestras estrategias de desarrollo y la defensa de la soberanía resulta esencial. Fragmentados podrían ignorar a cada uno de nuestros representantes, unidos nadie podrá silenciarnos”, sentenció.

Díaz-Canel aseveró que “el carácter de las relaciones hemisféricas debe cambiar”, dado que “es inaceptable la política de subordinación de muchos al mandato de uno solo, por poderoso que este sea”.

“Nuestra América cambió, ya no son posibles las exclusiones. La decisión de no invitar a todos es un retroceso histórico y todos los países deben ser invitados en condiciones de igualdad. Es irrespetuoso y lesivo a la soberanía de las naciones pretender decidir –desde la privilegiada posición del anfitrión- quienes la representan”, aseveró.

Ante las maniobras de exclusión, Díaz-Canel subrayó que es imprescindible afianzar los mecanismos de integración latinoamericanos y caribeños. En este sentido, destacó la necesidad de defender al ALBA-TCP como referente de concertación e impulsor de proyectos de cooperación que tributan a una región económica y políticamente más independiente.

“Llamamos a unir, no a dividir, a sumar, no a restar, a dialogar, no a confrontar, a respetar, no a imponer”, puntualizó.

Daniel Ortega: Cumbre de las Américas dejó de ser el arma de la doctrina Monroe

La Cumbre de las Américas “dejó de ser el arma útil para la doctrina Monroe”, dado que “en este planeta no caben espacios para el imperialismo, colonialismo y hegemonismo”, enfatizó el presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega.

Explicó que -en nombre de la democracia- Estados Unidos pretende imponer “una política internacional tiránica, imperialista y terrorista”. Sin embargo, su afán colonialista quedó derrotado en América Latina con el nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), ocurrido en 2010.

“La Celac enterró a la doctrina Monroe. América Latina y el Caribe ya no es para Estados Unidos, América Latina y el Caribe es para los latinoamericanos y caribeños”, recalcó durante su intervención en la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Ortega destacó los esfuerzos de diálogo y cooperación emprendidos desde la Celac para incluir a quienes protagonizan “esos polos que se han venido configurando” como Rusia, China e India en función del desarrollo conjunto.

En este sentido, subrayó que “debemos sentirnos orgullosos de que tenemos una unidad latinoamericana y caribeña en medio de la diversidad y que respetamos nuestras diferencias”.

Al referir la situación de conflicto entre Rusia y Ucrania, Ortega señaló que los atentados contra la paz alentados por Occidente finalizarán “con un cambio profundo donde el imperialismo tendrá que dejar de ser imperialismo, donde la OTAN tendrá que dejar de ser la OTAN tratando de apoderarse del mundo y tendrán que entender que para que podamos vivir en este planeta no queda mas alternativa que reconocernos en un espíritu de respeto, principios del multilateralismo”.

Ralph Gonsalves: EEUU insulta nuestra inteligencia y debemos defender nuestra integridad

¿Cómo un gran país como Estados Unidos insulta nuestra inteligencia con este tipo de falta de sentido?, y no es cuestión de política, sino de insultar nuestra inteligencia y por lo tanto debemos defender nuestra integridad”.

Las palabras corresponden a Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, quien durante su intervención en la XXI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), rechazó la discriminación hacia Venezuela, Cuba y Nicaragua por parte del país convocante a la Cumbre de las Américas.

“Estados Unidos es un gran país, pero cuando llega al estado de ser un mal educado, sencillamente sigue así (…). Debe existir la base de la igualdad y después de que decidieron no invitarlos, pasan a ver a las personas furtivamente” sentenció Gonsalves.

Asimismo, consideró como un retroceso que el presidente estadounidense, Joe Biden, “haya cometido uno de los errores más grandes, como lo hizo el expresidente (Donald) Trump y (Barack) Obama”.

Al respecto, expresó que “¿Cómo un país tan grande puede descender tanto?, tenemos que decirles que son nuestros amigos, pero que están equivocados y que deben corregir esos errores”.

Es importante señalar que durante su participación en la Cumbre de la ALBA-TCP, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció la política excluyente de la Casa Blanca, respecto a la venidera Cumbre de las Américas, al tiempo que destacó la resistencia y solidaridad de las naciones latinoamericanas y caribeñas.

Nicolás Maduro: Espíritu de diálogo entre iguales mueve a América Latina y El Caribe

Hemos tenido una jornada previa de debate intenso, abierto, franco sobre los retos de Nuestra América en esta etapa, siempre en el espíritu del diálogo entre iguales, como es el espíritu que nos mueve en América Latina y el Caribe, el espíritu entre hermanos y hermanas, el espíritu entre iguales que somos capaces de debatir con franqueza todos los temas de la agenda regional, subregional, de la agendas mundial, de la geopolítica en general”.

Las palabras corresponden al Jefe de Estado y de Gobierno venezolano, Nicolás Maduro Moros, durante su intervención en la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Tratado de Libre Comercio (ALBA-TCP).

Señaló que la organización multilateral fundada el 14 de diciembre de 2004 por los  Comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro Ruz. Cuenta con una doctrina de unión clara.

“El ALBA puede mostrar a los organismos multilaterales, a las Cumbres, a las reuniones, resultados concretos de lo que ha sido nuestra agenda de trabajo desde que fuimos fundados. Podemos mostrar una doctrina unionista, bolivariana, latinoamericanista, caribeña, de países que nos unimos entre iguales y nos vemos los ojos de frente con afecto y con amor. Donde nadie se considera el hegemón, el que pone, el que quita, el que incluye, el que excluye”, recalcó.

En ese contexto, aseguró que estos años de lucha han dado paso al nacimiento y la consolidación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

“Ha valido la pena la lucha de varias generaciones de latinoamericanos y caribeños por levantar la bandera de la dignidad y de la unión. Nuevos y mejores tiempos vendrán para América Latina y el Caribe y esos tiempos surgirán de esas batallas que hoy damos”, manifestó el Mandatario nacional desde el Palacio de la Revolución, en La Habana, Cuba.

Presidente Maduro agradece respaldo de Argentina frente a política errática de EEUU

“Desde esta tribuna, de la ALBA, agradecemos las declaraciones valientes del presidente de la (Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños) CELAC, el presidente argentino Alberto Fernández”, subrayó.

“Le mandamos el agradecimiento del pueblo humilde, del pueblo valiente y trabajador de Venezuela, de los pueblos del ALBA”, enfatizó el presidente Maduro, al ratificar que la voz firme, clara y valiente (de Fernández), será una de las voces más poderosas para cuestionar la exclusión y el intento de división de América Latina y el Caribe con esta política errática del gobierno de Estados Unidos”.

Argumentó el Mandatario venezolano que es “errática porque se ha pretendido, y se pretende, excluir de esa reunión que se autodenomina Cumbre de las Américas a los pueblos de Nicaragua, Cuba y Venezuela”, al sostener que es indiscutible el “poder que tiene la conciencia latinoamericana y caribeña».

“¡Valiente posición del presidente Alberto Fernández!”, expresó.

En contraposición, el presidente Maduro señaló que el siglo XXI “es nuestro siglo, es el siglo de América Latina y el Caribe, es el siglo de la unión y la liberación de todo un continente. Ya es suficiente, dos siglos de expoliación, invasiones, amenazas, de hegemonismo imperial”.

“Este es nuestro siglo y nuestro camino es América Latina y el Caribe, el ALBA. El camino de los iguales, el respeto, la inclusión, la convocatoria unitaria”, dijo al ratificar “plenamente el compromiso de Venezuela con el camino de la unión y la liberación del continente”.

Los gobiernos de Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y Granada, rechazaron de manera categórica la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua de la Cumbre de las Américas, que se realizará entre el 6 y 10 de junio en la ciudad de Los Ángeles.

Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y Granada rechazaron la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua 

Los gobiernos de Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y Granada, rechazaron de manera categórica la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua de la Cumbre de las Américas, que se realizará entre el 6 y 10 de junio en la ciudad de Los Ángeles.

Roosevelt Skerrit, primer ministro de Dominica, durante su participación de manera virtual en la XXI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), expresó que “enfrentaremos los esfuerzos por dividirnos, esos intentos no tendrán éxito”.

En este sentido, ratificó que la soberanía, el derecho a la libre determinación y los sistemas de Gobierno de las naciones que integran la ALBA-TCP, son un derecho internacional inviolable. “Por lo tanto Dominica constantemente mantiene solidaridad con Cuba, Venezuela, Nicaragua”.

De igual modo, Skerrit agradeció el apoyo Caracas, La Habana, Managua y Beijing para enfrentar el momento más crítico de la pandemia por el COVID-19 en los países del Caribe. “Eso debemos tenerlo presente, además de todo lo que vivimos. Sino hubiese sido por Cuba y Venezuela miles de nuestros hermanos hubiesen perecido”, subrayó.

En contexto, denunció que Estados Unidos confiscó equipos médicos donados por la República Popular China, “en un punto importante de la pandemia, porque ellos consideraban que no teníamos que luchar por la vida de nuestros hermanos. Por lo tanto, tenemos un compromiso decidido con los ideales del ALBA y presentamos nuestra solidaridad porque es una cuestión de principios”.

Por su parte, Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, consideró como un “retroceso y trato discriminatorio la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua en la llamada Cumbre de las Américas”.

Gonsalves, exhortó al gobierno de Estados Unidos a “corregir estos errores (…), porque esto se considera un retroceso. Lo que ha hecho (Joe) Biden es unilateralmente retrotraer uno de los errores más grandes que cometió el expresidente (Donald) Trump y al hacer eso, incluso, nos ha llevado a una de las reformas de (Barack) Obama, que no se puede aceptar”.

Asimismo, recordó que unos de los principios de creación de la ALBA-TCP, “es el multilateralismo y no el unilateralismo, por lo que seguimos rechazando el embargo económico a Cuba, porque representa una violación de los derechos humanos, el cual ha sido denunciado de manera reiterada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

De igual manera, Everly Chet Greene, ministro de Relaciones Exteriores, Inmigración y Comercio de Antigua y Barbuda, describió la Cumbre de la ALBA-TCP, como “oportuna e importante, ya que todos los Estados miembros hemos sufrido los efectos provocados por la pandemia, y sólo la unión de naciones ha permitido el fortalecimiento de las relaciones para ayudar a los pueblos”.

Chet Greene, condenó la imposición de medidas coercitivas unilaterales y la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua de la Cumbre de las Américas “porque debería ser una Cumbre inclusiva, esto debilita la región de América y la posibilidad de desarrollar un futuro sostenible”.

Finalmente, Nicholas Steele, ministro de Salud de Granada, señaló que “no podemos permitir en este momento histórico que alguien nos divida y nos separen como fuerza y como región», al tiempo que agradeció la atención médica de Cuba y Venezuela con los países de América Latina y El Caribe ante la pandemia.

“Mientras otros países cerraban sus fronteras y prohibían suministro, fueron Cuba y Venezuela los primeros que ayudaron a nuestros pueblos de forma positiva”, concluyó.

Con textos de Karla Cotoret, Joelin Jiménez, Karelis González, Anaís Pérez

Fuente:
Prensa Presidencial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales