SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
09/03/22
Regiones: Venezuela
17/03/1814 | Juan Vicente Campo Elías
Por Fernando Bossi Rojas

Juan Vicente Campo Elías había nacido en España, precisamente en Villa de Soto, Castilla la Vieja, en octubre de 1759. Hasta los 32 años vivió en España, vale decir que Don Vicente, para la época que llegó a América ya era un españolazo hecho y derecho. No obstante, tal fue su adhesión a la causa independentista y revolucionaria que llegó a adquirir tan animadversión hacia sus compatriotas, que más de una vez se le oyó decir: “… a los españoles, yo los mataría a todos y luego me degollaría, para que no sobreviviera nadie de esta maldita raza”.

En 1791 Campo Elías llegó a Venezuela acompañando a su tío, el clérigo Don Hipólito Elías, quien había sido designado para ejercer su misión sacerdotal en la Catedral de Mérida. Sin embargo, no fue en esa ciudad donde primero recaló Juan Vicente, sino que fue en Trujillo. Pasado el tiempo efectivamente se residenció en Mérida y allí contrajo matrimonio con Martina Picón y González, miembro de una de las familias más acaudaladas y aristocráticas de la ciudad. El matrimonio, por supuesto, fue muy mal visto por la sociedad mantuana, ya que Campo Elías era para ellos apenas un simple comerciante, sin abolengo ni nobleza alguna.

De todos modos, gracias a su sociabilidad y muestras de liderazgo, Campo Elías fue designado para asumir cargos públicos de importancia; varias veces fue alcalde de la ciudad, también regidor y miembro de diferentes entes colegiados merideños.

Enterado del movimiento independentista iniciado en Caracas el 19 de abril de 1810, Campo Elías no dudó en sumarse. Durante ese agitado período se lo ubica comprometido militantemente con la causa patriótica. Tal es así que cuando cayó la Primera República tuvo que recluirse en las montañas, donde supo reclutar trescientos hombres con quienes se incorporará a las tropas del Brigadier Simón Bolívar, que acababa de entrar a Mérida desde la ciudad de San Cristóbal. Era el inicio de lo que luego se conocerá como la Campaña Admirable, que culminará exitosamente en agosto en la ciudad de Caracas con la instalación de la Segunda República.

Junto a José Félix Ribas y Rafael Urdaneta, otros comandantes destacados, participará en los triunfos contra las fuerzas colonialistas en las batallas de Niquitao y Los Horcones. Combatirá en las batallas de Bárbula y Las Trincheras y derrotará contundentemente a Tomás Boves, el temible caudillo asturiano, en la sabana de Mosquitero. En ese hecho, Boves apenas pudo huir con solo17 hombres.

Es allí, en Mosquiteros, donde Campo Elías adquirirá fama de militar sanguinario. Y probablemente no sea infundado el calificativo, ya que no dejó con vida ni heridos ni prisioneros después de la batalla con la gente de Boves. A esto le debemos sumar que, tras cometer ese cuestionable acto, se dirigió con sus tropas a la ciudad de Calabozo y allí pasó por las armas a cerca de tres mil personas, una cuarta parte de la población del lugar.

Estos terribles episodios son parte de “los desastres de la guerra”, como diría Goya; sucesos que fueron desencadenándose al estallar la reacción ante 300 años de sometimiento, injusticia y crímenes. Hay que tener en cuenta que apenas 4 meses antes Bolívar había firmado el Decreto de Guerra a Muerte contra los españoles, y Campo Elías supo cumplirlo fehacientemente.

Combatirá en Araure y su presencia, en el momento justo, definirá la Batalla de La Victoria. En la Batalla de La Puerta será derrotado por Boves y se lo verá de nuevo combatir, desde el primer momento, en San Mateo. Campo Elías lucho allí con la fiereza que le era común, pero las heridas que recibió fueron letales. El 17 de marzo, cuando aún no había terminado la batalla, en el hospital de campaña, Campo Elías murió.

Campo Elías por el bando de los patriotas y Tomás Boves por el de los realistas, probablemente fueron los mayores exponentes de la guerra de exterminio que caracterizó esta etapa de la confrontación armada.

El coronel Juan Vicente Campo Elías, hombre de severidad extrema, fue uno de los principales comandantes de Simón Bolívar en la Campaña Admirable. Sus ideales republicanos e independentistas lo llevaron a cambiar privilegios y comodidades por la dura vida de soldado. Dio su vida por la libertad y tiene un lugar ganado dentro de los héroes de la revolución anticolonialista bolivariana.

Fuente:
Portal Alba

Editorial

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales