SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
27/08/22
Regiones: Bolivia
Los sectores sociales trazan una agenda para el Gobierno: Industrialización, unidad nacional y defensa de la democracia
Por Agencia Boliviana de Información

Los sectores sociales y los pueblos indígenas alzaron su voz de respaldo al Gobierno del presidente Luis Arce Catacora y también trazaron —en sintonía con la agenda del Ejecutivo— la responsabilidad de proteger e industrializar los recursos naturales como el litio y el hierro, la defensa de la democracia y la economía, y la unidad para enfrentar intentos de desestabilización.

Desde la multitudinaria concentración en la histórica plaza San Francisco, en la ciudad de La Paz, mineros, campesinos, interculturales, indígenas, mujeres Bartolina Sisa, afrobolivianos, fabriles, petroleros, profesionales y otros sectores sociales mostraron su fortaleza y su apoyo al Gobierno que tiene como base social a los movimientos sociales.

Aglutinados en el Pacto de Unidad y en la Central Obrera Boliviana (COB), coincidieron en perfilar una línea de acción para la administración de Arce y del vicepresidente David Choquehuanca, elegidos con más del 55% de la preferencia electoral para gobernar hasta el 2025. Ambos participaron de la histórica concentración.

Defensa de la economía

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Guarachi, defendió la necesidad de seguir en la línea del crecimiento y la estabilidad económica, por lo que llamó a sumarse a ese desafío que encara el Gobierno con buenos resultados en un contexto internacional adverso.

“El pueblo es consciente y ha dicho que no vamos a permitir más intentos de desestabilización en el país, estamos con un tema que es prioridad: reactivar la economía”, insistió el dirigente del mayor ente laboral de Bolivia.

Según datos oficiales, el Producto Interno Bruto creció en 6,1% en 2021, por encima de países como Brasil, Uruguay, Paraguay y Ecuador. Para este 2022 la proyección de crecimiento es de 5,1%, con una inflación controlada y una fuerte inversión pública, además de una política agresiva de sustitución de importaciones.

“Nosotros sentimos un orgullo único de ser bolivianos, de ser de esta patria Bolivia. Por eso, nosotros reafirmamos el día de hoy nuestro compromiso con este Proceso de Cambio”, destacó el secretario ejecutivo del Consejo Nacional Afroboliviano (Conafro), Nilo Vásquez.

Industrialización

La industrialización de los recursos naturales fue otro mandato que emergió de la base social del Gobierno. El secretario ejecutivo a Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia (CSCIOB), Esteban Alavi, destacó que el valor agregado a los recursos naturales es y debe ser prioridad.

“Queremos decir a los golpistas que no podrán más, porque el pueblo boliviano está unido como nunca, porque nuestro presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca proyectan la industrialización de Bolivia y queremos ser competentes, un país industrializado”, perfiló.

El propio Arce aseguró que Bolivia está “a la vuelta” de la industrialización de recursos como el litio y el hierro, no obstante, la ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa, Flora Aguilar, advirtió que la derecha pretende truncar esta meta en función de sus intereses.

“La mirada de esta derecha fascista está en el litio. No es otra cosa. A ellos no les importa el bienestar de los bolivianos, tampoco les importa el crecimiento económico, a la derecha le interesa el crecimiento económico de sus bolsillos”, alertó.

Yacimientos de Litio Boliviano ejecutará este año más de Bs 1.000 millones en la Planta de tratamiento de agua, en Potosí, en exploración de litio en los dos salares y otros proyectos. En el salar de Uyuni se tiene 21 millones de toneladas de reservas, como también en Coipasa y Pastos Grandes.

Mientras que la planta de industrialización del hierro del Mutún está en plena construcción. Se encuentra emplazada en Puerto Suárez, Santa Cruz.

Unidad y democracia

Actualmente el Gobierno enfrenta convocatorias a protestas de sectores de poder cruceños, alentadas por el excívico y gobernador Fernando Camacho, y de una fracción de cocaleros de Yungas de La paz, liderados por Freddy Machicado.

Justamente la multitudinaria marcha y concentración fue una respuesta a los afanes de desestabilización y un mensaje al Gobierno de unidad para la defensa de la democracia. Aguilar aseguró que “aquí están los soldados para defender la democracia” y advirtió a los sectores de la derecha radical que “no intenten dar otro golpe de Estado (en alusión a la crisis de 2019) porque se encontrarán con un muro de millones de bolivianos dispuestos a dar su vida”.

Las protestas de los líderes cruceños son por el Censo, aunque Camacho participó de una reunión con el Gobierno, donde firmó un documento de despolitización y apoyo a ese proceso. Antes ya se habían movilizado contra Arce, en esa ocasión por la ley contra la legitimación de ganancias ilícitas, que al final fue anulada.

Choquehuanca explicó que la Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad protagonizaron la multitudinaria marcha “para decir que los golpistas no pasarán, que no van a poder dividir al pueblo boliviano”, y que “no vamos a permitir que nos dividan más”.

Para el dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), Justo Molina, los bolivianos defenderán la democracia y la unidad del pueblo boliviano.

“No vamos a permitir que sigan atacando a nuestro Gobierno, vamos a estar siempre en pie de lucha si continúan los movimientos desestabilizadores. Se van a encontrar con el pueblo unido, las organizaciones sociales y los pueblos indígenas de las 36 naciones”, advirtió.

Alavi aseguró que en Bolivia se “defenderá la democracia”, mientras que el dirigente fabril Mario Segundo comprometió que su sector está “para defender la democracia y la estabilidad económica del país”.

Wiphalas y la tricolor ondearon de la mano de cientos de personas en la multitudinaria marcha de apoyo al Gobierno.

“La unidad y conciencia social del pueblo boliviano, movilizado en las calles y luego en las urnas, nos devolvió la democracia. Hoy, es nuestro deber histórico defenderla”, afirmó Arce en un mensaje en su cuenta en Twitter.

Fuente:
ABI

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales