SpanishPortugueseEnglishFrenchChinese (Simplified)RussianPersianArabic
18/11/21
18/11/1803 | Batalla de Vertieres
Por Fernando Bossi Rojas

El 18 de noviembre de 1803, en el norte de Haití, se enfrentaron las fuerzas colonialistas francesas contra un ejército integrado, mayoritariamente, por ex esclavos, al mando de Jean-Jacques Dessalines. Fue la Batalla de Vertieres, donde las tropas napoleónicas –por más que los historiadores europeos quieran ocultarlo– fueron derrotadas por primera vez.

En 1971 se había producido una importante insurrección de esclavos en el norte de la isla, comandada por el jamaicano Boukman, quien intentó que se implementara la declaración Derechos del Hombre y del Ciudadano establecidos por la Revolución Francesa. La “Francia revolucionaria” había proclamado que todos los hombres eran iguales, excepto los esclavos de sus colonias.

En 1801 Toussaint Louverture, líder de las tropas negras haitianas que había combatido contra España e Inglaterra, propuso a Francia una Constitución, en la que se seguía bajo la tutela francesa pero manteniendo una cierta autonomía y dando libertad a los esclavos. Napoleón respondió a esa propuesta enviando una flota con un ejército de 25.000 soldados.

Toussaint Louverture intentó resistir, pero fue capturado y deportado a Francia donde moriría en prisión en 1803.

El 2 de octubre de 1802, Jean-Jacques Dessalines, quien había sido general de Louverture, se insurreccionó contra los colonialistas franceses. Luego de dos años de cruentas batallas, el ejército de ex esclavos se enfrentó contra los soldados franceses al mando de Donatien-Marie-Joseph de Vimeur, vizconde de Rochambeau, ya famoso por sus crueldades contra el pueblo haitiano. La Batalla de Vertieres fue ganada categóricamente por las fuerzas revolucionarias. El 1 de enero de 1804, a solo 43 días del triunfo, Haití declaró su independencia.

La historia oficial prácticamente ignora esta decisiva batalla. Se puede entender que los soberbios europeos se hagan los distraídos, para ellos es una humillación que los estandartes de las águilas napoleónicas cayeran ante el fusil de los negros haitianos. Pero es inconcebible que historiadores de América Latina y el Caribe se hagan los indiferentes. Dessalines, un ex esclavo afro-americano, logró lo que casi 2 mil años atrás había intentado heroicamente hacer Espartaco en Roma.

Fuente:
Portal Alba

Buscar

Búsqueda temática

TV / Vídeo

Editoriales amigas

Revistas Digitales